Publicidad
cerveza

Esta nueva etiqueta dirá de dónde proviene tu cerveza

No todas las compañías cerveceras están contentas.

por Brad Japhe; traducido por Elvira Rosales
12 Julio 2017, 9:15pm

Photo courtesy of Brewers Association

La cerveza artesanal es un mercado muy competitivo, ya que cada vez más cerveceros están intentando entrar en un juego con espacio limitado en los estantes comerciales, además se ha vuelto cada vez más difícil para los elaboradores independientes competir con las grandes compañías, ya que éstas siguen absorbiendo a las cerveceras artesanales. Ahora, la Asociación de Cerveceros —un enorme grupo de comercio cervecero— está tratando de facilitar que el consumidor promedio apoye a los elaboradores independientes presentando una certificación estandarizada para ser utilizada por cualquier productor de "artesanía independiente". Pero las opiniones dentro de la industria están divididas.

Esta medida es casi una represalia directa en contra de Anheuser-Busch InBev (ABI), la compañía cervecera más grande del mundo, misma que ha estado adquiriendo pequeñas cervecerías artesanales regionales a un ritmo acelerado. Algunos actores dentro de la industria sienten que esta situación ha desdibujado las líneas entre lo que es y no es "artesanal". Las 1.097 fábricas de cerveza que ya han adoptado la nueva etiqueta esperan que la medida ayude a aclarar las cosas. Otros tienen sus dudas.

En el centro de esta división se encuentra la definición exacta del término "cerveza artesanal". ¿Es solo jerga publicitaria vacía? Bueno, no para la Asociación de Cerveceros (BA). Ellos suelen aplicar el término a los productos de cualquier cervecería (75 por ciento o más de propiedad independiente) que produzca menos de 6 millones de barriles de anualmente. Para poner las cantidades en perspectiva, Bud declaró 125 millones de barriles vendidos en 2016.

La idea de diferenciar entre productores pequeños y grandes, con capacidad oficial, no es nada nueva. "Es un tema que ha sido discutido por espacio de 30 años", dijo Ken Grossman, fundador de Sierra Nevada Brewing Company, a MUNCHIES. "Ha habido un firme intento en la industria para procurar informar al público sobre qué cerveceros son independientes y qué cerveceros son propiedad de las compañías internacionales. Nosotros apoyamos la difusión del mensaje porque algunos consumidores se preocupan por apoyar a las cerveceras independientes".

¿Por qué ahora? Jim Koch, fundador de Sam Adams y miembro del consejo de la BA lo define como "una respuesta a la corriente popular, todas las adquisiciones por parte de los fabricantes mundiales de cerveza, sin dejar que los consumidores sepan quién es el nuevo propietario". Se refiere, en parte, a ABI, misma que adquirió no menos de diez cervecerías artesanales en todo Estados Unidos desde la compra de Goose Island en 2011. Estas recientes adquisiciones forman la columna vertebral de una división llamada The High End. Después de anunciar el etiquetado, el consorcio se apresuró a lanzar una respuesta en video que polarizó la cuestión. Felipe Szpigel, presidente de The High End, rápidamente centra la conversación en la calidad y la comunidad, en lugar de la propiedad.

"Usar la independencia es una simplificación excesiva", advierte. "Desde un punto de vista básico, se podría asociar la independencia con ser pequeño y tener un impacto positivo en las comunidades locales. The High End está formado por socios y amantes de la cerveza que están comprometidos con el desarrollo de nuestra industria, tienen pasión inspiradora, un espíritu emprendedor e impactan en sus comunidades locales a través del alcance, eventos y apoyo a las causas locales ".

Pero para sus partidarios, la iniciativa es sobre la transparencia y mantener informado al consumidor. "Ese video es ridículo", dice Scott Vaccaro, maestro cervecero y dueño de Captain Lawrence Brewing de Nueva York. "En ninguna parte de la etiqueta dice que es una marca de calidad, sino de ser fiel a los clientes.Toda la literatura que he leído dice que los consumidores quieren saber a quién pertenece la cerveza que están bebiendo. Y es una forma para nosotros de mantenernos unidos e independientes ".

Pero no todos los cerveceros pequeños comparten este nivel de entusiasmo. "No tengo la intención de usar el nuevo sello en los productos Oxbow", dice Tim Adams sobre su famosa fábrica de cerveza en Maine rural. "No creo que haya ninguna duda en el mercado de que somos una cervecería artesanal independiente, por lo tanto no siento la necesidad de advertir a la gente que lo somos. Además, ponemos tanta energía e intención en la presentación visual de nuestro empaque que en verdad no me agrada la idea de incorporar el diseño de otra persona en nuestras ilustraciones".

Luego está la cuestión del costo. Por su parte, BA ofrece gratis la etiqueta disponible para quienes califican para usarla. Pero integrar el logotipo genérico en un rediseño de botellas no es tarea fácil. Ken Grossman admite que Sierra Nevada no tiene planes de trabajar en su emblemático empaque. La marca podría terminar añadiéndolo a su sitio web. La mayoría de los propietarios de tiendas de cerveza artesanal entrevistados para este artículo dudaban que las nuevas etiquetas afectaran a su clientela porque los bebedores de cerveza tienden a ser muy autodidactas.

Queda por ver si esta nueva certificación tendrá algún valor para el bebedor casual. La lucha por el alma de la cerveza promete seguir adelante sin importar qué —quizá incluso debido— a las etiquetas.