Actualidad

El nuevo trailer de 'Ready Player One' es una avalancha de referencias de cultura pop

El trailer tiene Battletoads, Gundams, a Lara Croft, muñecas chuckie y una trama, por ahí en alguna parte.
11.12.17

El nuevo trailer de la próxima película de Steven Spielberg, Ready Player One está aquí —y la cosa está tan saturada de referentes de la cultura pop, que tus ojos sangrarán intentando fijarte en todos.

El trailer, que salió el domingo, enfrenta a todos contra todos, desde King Kong, pasando por Gundam, hasta a los muñecos de Chuckie, en una guerra masiva virtual en sus dos minutos y medio de duración— Hay incluso una toma rápida de Rash, Zitz y Pimple para los fans de Battletoads.

Al igual que los primeros trailers de Ready Player One, este ruega ser desenredado y desenmarañado, cuadro por cuadro, para jugar a encontrar a Waldo con Lara Croft o Ryu de Street Fighter. Pero esta vez, el trailer nos da una introducción real del protagonista de Ready Player One, Wade Watts (Tye Sheridan) quien vive en los suburbios del futuro de Ohio y pasa toda su vida dentro de una realidad virtual llamada OASIS.

Cuando el creador de OASIS —interpretado por Mark Rylance— muere, este revela que dejó un tesoro multimillonario en dólares escondido en su mundo virtual. Watts se une para buscar el tesoro de OASIS con otro competidor llamado Art3mis, para encontrar el premio, antes que una sombría megacorporación llamada IOI les gane. Ah… y todos en el futuro están obsesionados con la nostalgia de la cultura pop de los ochenta y noventa, aparentemente, de todos los cosplayers de Battletoads y lo qué sea.

Ready Player One está basada en la novela más vendida de 2011 de Ernest Cline del mismo nombre, y está programada para llegar a todas las salas de cine, referenciando la gloria de la cultura pop, el 30 de marzo. Cline también está, según se informa, trabajando en una secuela del libro, que va a ser un hit en tiendas en algún punto de un futuro no muy distante.

Hasta que cualquiera de estas cosas ocurran, vea este trailer otra vez y maravíllese con cuántos personajes oficiales de su infancia se encuentra en una única y saturada escena.