persona trans
Kai Isaiah-Jamal. Photo by Gabby Drew
Identidad

100 sencillas maneras de hacer el mundo más fácil a la gente trans

Las mujeres trans son mujeres. No hay lugar a debate, así que ni lo intentes.
16.10.18

Dejémonos de chorradas: no hay una manera positiva en la que una persona cis pueda opinar o hablar de una vida que no vive o de un mundo al que no tiene que enfrentarse como una persona trans.

En un mundo donde tanta gente cis tiene opiniones distorsionadas sobre las personas trans —qué necesitamos, qué merecemos, cómo debemos vivir—, es necesario acabar con el debate sobre si las mujeres trans son mujeres, si deberíamos poder usar los baños y probadores que nos corresponden y si deberíamos poder ser madres o profesoras. Porque no hay debate posible. Nos corresponden los mismos derechos que al resto de la gente.


MIRA:


Lo que en realidad necesitamos son oídos, ojos y acción. Necesitamos que escuches nuestros problemas y nuestras voces. Necesitamos que prestes atención a cómo puedes usar tus privilegios en nuestro beneficio, y no el tuyo, y a cómo responder activamente, a cómo reaccionar ante la transfobia en tus conversaciones del día a día y en las noticias.

Aquí va una lista de 100 maneras en las que las personas cis pueden ayudarnos. Ten en cuenta que esto es solo un principio.

Publicidad

1. Respeta los pronombres de la gente. No es algo complicado. Si alguien te dice cómo se identifica, no puedes opinar al respecto. Usa los pronombres que te pida.

2. Siguiendo con los pronombres: si no sabes qué pronombre usar y no quieres equivocarte, o bien utilizas pronombres neutros o bien preguntas a la persona discretamente. Ten en cuenta tu entorno y quién está delante antes de hacerlo, no pongas a la persona en evidencia o en una situación incómoda.

3. La gente trans puede usar pronombres neutros, así que, por favor, no asumas que tienen que elegir uno de género binario.

4. Intenta empezar a eliminar el lenguaje binario de tus conversaciones del día a día. Si todes hacemos esfuerzos conscientes por dejar de asignar un género a todo, podríamos lograr alejarnos de esa obsesión aprendida de tener que dividirlo todo en binarios.

5. Las mujeres trans son mujeres. No hay lugar a debate, así que ni lo intentes.

6. ¡Los hombres trans existen! A menudo se les ignora o se olvidan, así que intenta acordarte de que estamos ahí y de que enfrentarnos a un mundo de hombres cis nos puede resultar difícil.

7. Enfréntate a la transfobia ESTÉS DONDE ESTÉS. Incluso si no hay una persona trans delante, defiéndenos. El lenguaje del odio perpetúa un peligroso ciclo de violencia.

8. Entiende y haz entender que la transfobia no es ni “divertida”, ni “guasa”, ni “una broma”.

9. No te refieras a nosotres como un todo. No generalices con cada persona trans. Somos personas independientes con opiniones diferentes.

Publicidad

10. Rechaza la idea de que solo hay una forma de hacer la transición. La gente lo lleva de diferentes maneras. Si alguien no quiere o no puede hacer una transición médica, no significa que sea “menos trans”. No se puede ser “más trans” o “menos trans”. Es un viaje personal en el que no se necesita ir tachando puntos de una lista para que nadie valide la transición.

11. NUNCA hagas preguntas sobre los genitales o el cuerpo. Preguntar “entonces… ¿aún lo tienes todo ahí abajo?” mientras una mano señala vagamente nuestra zona privada nunca va a estar BIEN. Punto.

Intenta evitar utilizar un lenguaje que esté muy influenciado o haya derivado de la cultura queer si no perteneces a la comunidad

12. ¡Ah! No olvidemos que no todes nos conocemos entre nosotres. La comunidad queer es más grande de lo que crees.

13. Intenta evitar utilizar un lenguaje que esté muy influenciado o haya derivado de la cultura queer si no perteneces a la comunidad. Las palabras y las expresiones son una forma de comunicación cifrada para una amplia mayoría de la comunidad queer. El lenguaje crea un diálogo en la comunidad queer que está pensado para proteger y garantizar la seguridad.

14. No vayas a espacios seguros para personas queer o trans sin que una de estas personas te lo haya pedido o sin asegurarte de que eres bienvenide.

15. Cuando estés en espacios queer, repítete: “Este no es mi espacio, no lo acapararé” y pon en práctica lo que estás diciendo.

Publicidad

16. Ten cuidado con las manos. No toques a la gente sin su consentimiento, en ningún sitio —especialmente en espacios queer— y evita especialmente tocar a personas trans, ya que normalmente se angustian ante el contacto físico con ciertas partes de su cuerpo.

17. Si te llaman la atención por haber dicho o hecho algo ofensivo, no discutas. No hay debate. Pide disculpas. Tómate un momento para reflexionar. Si es necesario, deja o da un tiempo a aquellos a los que has ofendido o disgustado.

18. No intentes nunca discutir con una persona trans sobre si algo es o no transfóbico.

19. ¡Recuérdanos que ser trans no es una carga o algo malo!

20. Reconoce la fuerza y el poder de tu voz.

21. Úsala.

22. Si alguien está agrediendo verbalmente a una persona trans, está haciendo que se sienta insegura o incómoda o la está atacando de alguna forma y necesita tu ayuda, di algo.

23. Dicho esto, no te conviertas en el aliado que habla por la persona trans en estas situaciones. Pregunta si queremos que te involucres, porque no hay nada más frustrante que una persona cis no dejándote hablar. ¡Ya pasa con suficiente frecuencia, venga ya!

24. ¡Habla con nosotros de otras cosas que no sea el género! Películas, qué hemos cenado, dónde nos vamos de vacaciones… cualquier cosa que no conlleve una constante implicación emocional.

25. No te apropies del colectivo trans para tus proyectos creativos. Contrátanos, páganos y celébranos.

No esperes que la gente trans te felicite por ser un aliado

26. No fetichices a la gente trans. No somos un experimento sexual, una pieza de coleccionismo ni algo con lo que rebelarte ante tus padres. No estamos aquí para ti.

27. Critica a los medios de comunicación. Escribe a los periódicos, instituciones y publicaciones que extiendan el odio hacia la comunidad trans. Crea encuestas y peticiones. Las noticias nos retratan como monstruos y amenazas para la sociedad. Nosotros solos no podemos evitar que sigan haciéndolo.

Publicidad

28. Aprende a usar la e (por ejemplo, elle).

29. Habla con la generación que te precede —tus padres, abuelos, tíos y tías. No siempre se puede cambiar una mentalidad tradicional, pero puedes darles un nuevo punto de vista.

30. Apoya a la generación que te sucede: habla con los más jóvenes. Haz que entiendan que el género es un espectro y que no tienen por qué comprometerse con un género toda su vida. Edúcales en libertad y oportunidad.

31. No compres cosas que favorecen los estereotipos de género para los niños que haya en tu vida. Esto solo fomenta la idea de que a los niños les tiene que gustar el azul y a las niñas, el rosa y que solo uno de ellos puede jugar al fútbol en su tiempo libre. ¡A mí ni siquiera me gusta ninguno de los dos colores!

32. Deja de fingir que solo la gente trans se cambia de nombre o se somete a cirugía. Mi amiga, que se casó y se cambió el apellido, y yo, que me cambié el nombre, tuvimos que pasar por trámites jurídicos bastante parecidos. Ayuda a la gente trans con estos procedimientos burocráticos, ya sea informándonos de en qué banco es más fácil cambiarte el nombre o acompañándonos en el proceso oficial. Esto hace que ya no parezcan “problemas de trans”, sino que simplemente son trámites muy confusos que en realidad nadie entiende.

33. Comparte tus plataformas. Me cansa que la gente cis hable de la salud de los trans. Pídenos que hablemos, eduquemos, compartamos nuestras historias y páganos. De esta manera no te llevas el mérito por la vida que nosotros vivimos.

Publicidad

34. Apoya a los artistas trans. Asiste a nuestras exposiciones. Compra nuestros libros. Escucha nuestros podcasts. Utiliza nuestras plataformas sociales para compartir las cosas increíbles que hacemos a pesar de las adversidades a las que nos enfrentamos.

35. No esperes que la gente trans te felicite por ser un aliado. A veces simplemente estás siendo una buena persona. A mí no me ponen una estrellita dorada en la frente por ser una buena persona.

36. Dona a organizaciones benéficas creadas para apoyar y ayudar a la gente trans. Hay muchas organizaciones que tienen problemas para financiarse. Sin muchos de estos recursos, no tendríamos acceso a cosas como atención psicológica o a reuniones gratuitas.

37. No nos digas lo que RuPaul, Trump o el Daily Mail han dicho de nosotres. Es probable que ya lo sepamos.

38. Publica sobre la campaña de #blacktranslivesmatter, y pon énfasis en que la gente negra trans es víctima de violencia.

No asistas a charlas sobre la identidad de género o la identidad trans si todos los ponentes son cis

39. Si estás saliendo con una persona trans, intenta entender sus miedos. Por ejemplo, mi pareja y yo llamamos a mi ciclo menstrual “Lucifer”. Así que si le envío un mensaje diciendo “Lucifer está aquí”, sabe que tiene que traer chocolate y almohadas. También puedes intentar forrar las cajas de tampones o compresas con papel estampado o de su color favorito.

40. No nos digas que nos estamos “haciendo las víctimas”. JODER, ES QUE SOMOS VÍCTIMAS.

Publicidad

41. No asistas a charlas sobre la identidad de género o la identidad trans si todos los ponentes son cis.

42. Pon a disposición de los creativos trans plataformas para que compartan obras que no se basen únicamente en ser trans.

43. Investiga. Para las preguntas de ignorante, acude a Google. Google es tu amigo. Yo no, especialmente si me preguntas cómo me van a hacer los médicos un pene a partir de la pierna.

44. Si una persona trans tiene que explicarte algo que puede resultarnos incómodo, angustioso o molesto, cómpranos un ramo de flores, llévanos a cenar o ingresa algo en nuestra cuenta de PayPal. Ningún trabajo debería ser gratis.

45. La transfobia es un gran problema en la comunidad queer. No dejes que otra gente que se identifica como queer se salga con la suya, porque pueden ser los peores de lejos.

46. Graba los incidentes transfóbicos. (Aviso: esto solo se aplica si no es necesario que ayudes inmediatamente y si has preguntado a la persona involucrada si puedes usar esas grabaciones). Compártelas con todo el mundo. Puede que acabe en juicio o que gente con altos cargos pierdan su trabajo. Nadie debería poder ser CEO y utilizar increpaciones insultantes.

47. No cuestiones las creencias religiosas de nadie por el hecho de que sean trans y tú pienses que van contra lo que pone en un libro sagrado. No te incumbe, ¿vale?

48. No te beneficies de los problemas trans. Punto.

49. “Queer” no es un tema. No tenemos fiestas temáticas “queer” ni dejamos que los tíos que aún usan la palabra “marica” se pongan nuestros tacones y vestidos por diversión.

Publicidad

50. Las Drag Queen no siempre son trans, pero pueden serlo, ¡así que respétalas!

51. No hagas sentir mal a nadie por haberte llamado la atención si algo que has hecho se considera transfóbico. No soy yo quien debe cargar con tu culpa.

52. No preguntes cómo se siente la disforia de género porque es una pregunta estúpida y no hay forma de que vayas a entenderlo.

53. Pregunta a tus amigos o a la gente trans que conozcas si quieren que les acompañes cuando acudan a una consulta médica. Los hospitales provocan, como poco, miedo, y no siempre te dan el tratamiento, médico o resultados que esperabas. Estate ahí para consolar con un abrazo como mínimo.

Corrige a los demás cuando utilicen el género equivocado con alguien

54. Haz todo lo que puedas para impedir que las TERF (Trans-Exclusionary Radical Feminist; Feministas Radicales Trans-Excluyentes) pongan pegatinas, dejen folletos, etc. Rompe todo lo que veas asociado con ellas.

55. No te involucres en conversaciones basadas en preguntas con una TERF. No vas a aprender nada de ellas.

56. Corrige a los demás cuando utilicen el género equivocado con alguien.

57. El género y la sexualidad no son lo mismo. No lo olvides nunca.

58. No preguntes a la pareja de alguien trans qué son por estar en una relación con una persona trans. Son personas enamoradas. Ahora, vete a la mierda.

59. Trans Lives Matter debería ser algo más que un hashtag. Llévalo más allá de las redes sociales.

60. Di a tus amistades trans lo bien que están. Pon de relieve los cambios después de la hormonación, la cirugía o simplemente lo bonita que tienen la piel.

61. No eres aliado de verdad si permites que tu pareja use lenguaje transfóbico. Educa a tus amistades y a tu familia.

Publicidad

62. Quiere a tus hijes, se identifiquen con el género que se identifiquen. La mayoría del odio que las personas trans sienten por sí mismos procede de no haber sido aceptadas en casa.

63. Ofrece refugio, dinero, comida, etc. Las necesidades básicas para sobrevivir son de difícil acceso para la gente trans. Si tienes suficiente para compartir, intenta ofrecer.

64. No es una “fase”. No me digas que lo es.

65. Si alguna de tus amistades trans se va de un evento social y se siente insegura sobre la vuelta, ofrécete a acompañarla a la estación de tren y espera con esa persona, llévala a casa en coche o llama a un taxi. Volver a casa a solas puede dar miedo.

66. No creas que no estás salvando. No necesitamos que nos salven. Nos estás ayudando a tener lo que tiene el resto sin tener que pedirlo.

Sé hiperconsciente de que hay sistemas que van en contra de la gente trans, como el policial, el inmobiliario o el sanitario

67. Muéstrate activo sobre ser un aliado. Decir que eres un aliado pero no hacer lo suficiente como para cambiar las cosas no sirve.

68. Evita los términos coloquiales de género como “tío” o “tía”. Para la gente trans también son una forma de utilizar el género equivocado.

69. Amplía tus conocimientos de género. Por ejemplo, el idioma yoruba no tiene género. En muchas filosofías espirituales también existe un tercer género.

70. Independiza la forma que tienes de pensar sobre el género. Acuérdate de que estas construcciones sociales son problemas poscoloniales que el mundo occidental ha implantado en la gente.

Publicidad

71. Sé hiperconsciente de que hay sistemas que van en contra de la gente trans, como el policial, el inmobiliario o el sanitario.

72. Ofrécete a ir de acompañante a reuniones y evaluaciones de salud. Estos lugares y la gente que los frecuenta pueden ser muy angustiosos y causar sufrimiento.

73. Corrígete si confundes el género de alguien sin querer. No importa si no lo has hecho a propósito, duele igual.

74. No excuses a los demás. Ninguna persona trans quiere oír a una de sus amistades decir algo ofensivo, como para que vayas tú a decir: “Conozco a esta gente desde hace años, sé que no lo decía con mala intención”.

75. No olvides que el racismo está muy extendido en la comunidad queer y que la gente trans de color suele ser la más vulnerables. Protégenos.

76. No te consideres un aliado si no crees en la interseccionalidad completa. No puedes ser xenófobo y un aliado de la gente trans. ¡Me temo que no funciona así!

77. El trabajo sexual es un servicio. De nuevo, no hay debate posible. No intentes impedir a las personas trans que luchen por sus propias medidas de seguridad y las implementen. No intentes disfrazar de falsa preocupación tus prejuicios contra el trabajo sexual.

78. No pidas probarte o tocar un strap-on o un pecho o pene de silicona. Son nuestros.

En vez de decir “cuando eras un chico/una chica”, di “el género que te asignaron cuando naciste”

79. Cree a la gente trans cuando te diga que han sido víctimas. Reconoce el odio al que estamos expuestos desde mucho ángulos diferentes.

80. Lee el libro To My Trans Sisters (A mis hermanas trans) de Charlie Cragg, The Gender Games (Los juegos del género) de Juno Dawson, Black on Both Sides (Negro en ambos lados) de C. Riley Snorton y Before I Step Outside (You Love Me) (Antes de salir [Me quieres]) de Travis Alabanza.

Publicidad

81. Vuelve a aprender no existe una única experiencia trans. No todos pasamos por lo mismo —estamos hechos de nuestras diversas vivencias.

82. Comparte nuestro trabajo. A menudo nuestro talento se ignora por nuestra identidad de género.

83. Da un paso atrás. Ocupa menos espacio. Si te piden que hagas algo para lo que crees que una amistad, colega o alguien que trabaja contigo trans está más cualificado, da nuestros nombres.

84. Quiérenos y trátanos como seres humanos. Después de todo, ¡es lo que somos!

85. Ponte a ver Pose , Paris is burgning, Tomboy y Tangerine.

86. Aprende la terminología correcta. En vez de decir “cuando eras un chico/una chica”, di “el género que te asignaron cuando naciste”.

87. “Los transgénero” no significa nada. No nos metas a todos en el mismo saco. Nunca digas eso.

88. Lucha por nuestros derechos. Bloquea y denuncia las páginas que fomentan el odio.

89. Ayuda a que se implementen baños de género neutro. Deberían ser mucho más comunes. Pide que los pongan en el trabajo, en cafeterías, en bares y en eventos.

90. Si una persona trans te pide que la acompañes al baño, hazlo. Es un espacio en el que podemos sentir inseguridad.

91. El Orgullo no es para que tú te emborraches y te pongas purpurina por la cara. Respeta que ese no es tu espacio.

92. Los grupos que solo aceptan gente trans existen por algo. Tampoco son para ti.

93. Tu curiosidad no es más importante que nuestra comodidad. No esperes respuestas y búscalas tú.

94. Decir “yo no veo el género” es bastante problemático. No necesitamos otra forma de que se nos invisibilice.

No juegues conmigo al “y yo más”. No vas a ganar

95. No asumas nada sobre la disforia de género. No todo el mundo la experimenta y no todo el mundo lo hace de la misma manera. La gente tiene diferentes formas de lidiar con ella.

96. No niegues tu posición privilegiada. Si me dices que ser un hombre blanco, heterosexual y cis no quiere decir que no lo hayas “pasado mal”, te voy a decir que te equivocas.

97. No juegues conmigo al “y yo más”. No vas a ganar.

98. No todo necesita etiquetas. Como diría mi abuela: “Cariño, algunas cosas simplemente son como son”.

99. Intimar puede ser aún más complicado para algunas personas trans. Respeta los límites y la forma en la que la gente se siente cómoda con la desnudez, con que la toquen o con el sexo. Esto puede implicar tener paciencia o desaprender lo que consideramos “sexo”.

100.Encuentra tu propia manera de alterar el mundo cis. Hay muchas manera de hacerlo.