Drogas

La primera constitución de la Ciudad de México busca la "promoción" de la marihuana

El alcalde Miguel Ángel Mancera entregó a los diputados constituyentes y redactores de la Carta Magna capitalina una propuesta con la que deberán trabajar: "en la Ciudad de México no se sancionará en forma alguna el consumo de la cannabis".
17.9.16
Imagen por Alex Cruz/EPA
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

En la Ciudad de México no sólo se permitirá el uso de la marihuana con uso medicinal. El gobierno irá más allá y será un promotor activo del cannabis, según lo establece el borrador de la primera Constitución Política de la capital mexicana.

El día que los mexicanos celebraron su Día de la Independencia, el 15 de septiembre, el alcalde Miguel Ángel Mancera entregó a la Asamblea Constituyente el proyecto de Constitución de la Ciudad de México. El texto de 148 páginas será la base sobre la cual trabajarán los diputados constituyentes para crear la versión final de la Carta Magna capitalina.

Publicidad

En dicho documento, el artículo 14 — llamado Ciudad Solidaria — en su apartado F, despenaliza el uso de la marihuana para uso medicinal y aporte a la investigación científica de la planta.

"En la Ciudad de México no se sancionará en forma alguna el consumo de la cannabis, excepto en caso de peligro o daño a derechos de las demás personas, conforme a los límites que fije la ley. Se promoverá su uso medicinal y la investigación científica de la misma, desde una perspectiva de reducción de riesgos y daños", se lee en el documento, que ha sido promovido en redes sociales por funcionarios del gobierno.

¿Legalizará EEUU la marihuana? Lo sabremos en noviembre. Leer más aquí.

Proyecto de Constitución para la #CDMX presentado por @ManceraMiguelMX https://t.co/nkkFdNos9x
— Julián Andrade (@jandradej) 15 de septiembre de 2016

Esta iniciativa va en sentido contrario a la estrategia del gobierno federal mexicano contra las drogas: desde 2006, con el gobierno del entonces mandatario Felipe Calderón y continuada por el actual presidente Enrique Peña Nieto, la política pública contra los estupefacientes ha sido policial y reactiva, lo que ha dejado cerca de 70.000 muertos en el país, según datos oficiales, derivado de los enfrentamientos entre fuerzas de seguridad y cárteles.

A principios de su mandato, Peña Nieto dijo que estaba contra la legalización de la drogas, incluida la marihuana; pero en abril de 2016 anunció que enviaría al Senado una iniciativa para reformar la Ley General de Salud y el Código Penal Federal para permitir su uso medicinal, evitar la criminalización de los consumidores, la autorización para el desarrollo de medicamentos con cannabis y elevar de 5 a 28 gramos la posesión permitida de la hierba.

Sin embargo, el propio partido del presidente, el Revolucionario Institucional, frenó en junio la última parte de la iniciativa presidencial y sólo dejó libre el camino para una eventual legalización a nivel nacional de la marihuana para uso medicinal.

Sigue a Martín Andrade en Twitter: @godomarto

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs