Este es el primer vídeo de un calamar gigante

Los científicos de la NOAA capturan un vídeo de la extraña criatura en aguas profundas cerca de la costa de Nueva Orleans.
26.6.19
calamar gigante aguas estadounidenses
NOAA, Edith Widder y Nathan Robinson

Los científicos capturaron un extraño vídeo de un huidizo calamar gigante la semana pasada, deleitando a los científicos y a los espectadores.

Los investigadores de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) filmaron a un enorme calamar el pasado 19 de junio gracias a la tecnología de la cámara Medusa cuando confundió dicho equipamiento con comida.

La realización de esta grabación a la criatura es muy rara porque el enorme calamar vive a muchos metros bajo el mar, donde llega muy poca luz. Los científicos siguen sin saber mucho sobre lo que habita en las profundidades del mar. La mayoría de los vehículos de control remoto (ROV) que envían los investigadores a estos oscuros abismos están equipados con luces deslumbrantes blancas que nos ayudan a ver sus descubrimientos.

Los animales de aguas profundas no están acostumbrados a esas luces tan brillantes y, normalmente, se esconden de esas grandes y ruidosas máquinas. Medusa está diseñada de manera diferente, imitando la bioluminiscencia de las medusas que viven en lo más profundo del océano. El sistema de cámaras utiliza una luminosidad baja y emite una luz infrarroja que no deslumbra a las criaturas adaptadas a la oscuridad, por lo que gracias a este diseño, Medusa fue capaz de capturar uno de los primeros vídeos del calamar gigante de la Historia.

“La criatura de nuestra imaginación no vive en aguas impolutas, sino que se encuentra entre las herramientas más potentes de nuestra infraestructura energética”, escribieron los científicos Sönke Johnsen y Edith Widder en una publicación de su blog, refiriéndose a las plataformas petrolíferas de las aguas profundas del Golfo de México.

Los investigadores estaban eufóricos al capturar la imagen del calamar y quisieron apresurarse a identificarlo de manera precisa. Al no tener acceso a internet, acudieron a los libros, esperando la última palabra de sus compañeros que se encontraban en tierra. Después de 30 minutos de estas primeras imágenes, el barco sufrió un golpe.

Los investigadores, solos en el mar abierto, comprobaron alterados que todo el mundo estuviese bien y que el ordenador funcionase correctamente. La pérdida de estas raras imágenes podría haber sido devastadora, según la publicación del blog, aunque afortunadamente, el ordenador que contenía la película sobrevivió. El experto en estas criaturas marinas, Michael Vecchione, que trabaja para el Servicio Nacional de Pesca Marina en la Smithsonian, dijo que estaba prácticamente seguro de que el animal era un calamar gigante.

El vídeo formaba parte de una misión más amplia que tiene el objetivo de explorar las oscuras profundidades del Golfo de México. El calamar se encontró a 160 kilómetros de la costa de Nueva Orleans.

“Lo que en el pasado eran temibles monstruos son ahora criaturas curiosas y magníficas que suponen un deleite para el ojo humano”, escribieron Johnsen y Widder. “Nos gusta sentir que la ciencia y la investigación han sido las responsables de este cambio, haciendo que el mundo sea un lugar menos escalofriante y más asombroso con cada nuevo conocimiento”.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestro contenido más destacado.