Aquí no te quieren. Fuimos a una casilla donde nadie votó por el PRI
Ilustración de Mauricio Santos.
elecciones méxico 2018

Aquí no te quieren. Fuimos a una casilla donde nadie votó por el PRI

Los candidatos del partido gobernante quedaron en tercer lugar en casi todo el país, pero… ¿cómo fue donde obtuvieron cero votos? Hay más de un ejemplo.
19.7.18

Artículo publicado por VICE México.

En la delegación Iztacalco dicen que nunca vieron al Partido Revolucionario Institucional (PRI). Las casas en esa demarcación, diseñada perfectamente con regla y escuadra, aún conservan la fachada pintada de amarillo canario, colores que ha utilizado el PRD para marcar sus territorios electorales en la Ciudad de México. Varias puertas lucen pegatinas con la imagen de López Obrador, pero no se ve propaganda del PRI por ningún lado.

Publicidad

Durante los casi tres meses de campaña electoral, los vecinos vieron desfilar a los candidatos de las coaliciones encabezadas por Morena y Acción Nacional (PAN), pero de los tricolores pocos se enteraron. A dos semanas de los comicios, los carteles con la cara de AMLO y el diputado electo Mario Delgado todavía se ven brillantes, algunas puertas mantienen calcomanías que invitan a votar por la candidata del Frente, Elizabeth Mateos, aunque nada que haga referencia al PRI.

La ausencia del partido oficial en la demarcación del oriente capitalino es una metáfora de su fracaso en las urnas, como quedó exhibido con claridad en la casilla electoral 1862 Básica, instalada en el corazón de la colonia Agrícola Oriental, donde la sábana electoral pegada en la fachada muestra que Morena se llevó 239 votos, el PAN se quedó con 75 sufragios y el PRD con 38 votos. Enseguida están el Partido del Trabajo, con 16 sufragios, Movimiento Ciudadano y Nueva Alianza, con 2 cada uno, y el PVEM, con uno. ¿Y el PRI? Cero votos. Ahí ningún vecino tachó exclusivamente el logotipo del partido en el gobierno.

Sábana electoral pegada afuera de la casilla electoral 1862 Básica, en la colonia Agrícola Oriental de la Ciudad de México, donde el PRI obtuvo cero votos.

Un fracaso total si tomamos en cuenta que el propio PRI tiene registrados mil 425 militantes en la delegación Iztacalco.

David Martínez, vecino de la Agrícola, dice que incluso los del PRD estuvieron más movidos, pero cargan con un fuerte desprestigio por sus intentos de comprar votos con dádivas o regalando tinacos, viejas tácticas electorales. “Aquí la gente está más informada, ya no fuimos tan fáciles de sobornar, de que nos vieran la cara, es lo que ellos todo el tiempo han tratado de hacer, aquí la información fue lo que llevó a ese resultado”, platicó a Vice.

Publicidad

Los resultados de los comicios federales muestran que el partido fundado por Plutarco Elías Calles quedó tercero en casi todos los registros en lo que se traduce como los peores resultados en su historia desde que fue creado en 1929.

En las presidenciales, como partido único, se quedó con 7 millones que representan el 13 por ciento, mientras que en la diputaciones y senadurías tuvo más de 9 millones en cada una, 16 y 15 por ciento respectivamente. Con estos números y 42 diputados de su lado, quedará reducido en la Cámara de Diputados como la quinta fuerza política, incluso por debajo del Partido Encuentro Social (PES), que está en vías de perder su registro.


Las elecciones nos están dividiendo y tenemos que hablarlo.


Los peores de la historia

El 1 de julio, afuera de Instituto Pro-Niñez Mexicana A.C, donde se colocó la casilla donde nadie votó por el PRI, la población comenzó a movilizarse desde temprano, aunque no era precisamente para ir a votar, sino por el tumulto que provoca el mercado ambulante que se coloca todos los domingos sobre la avenida Oriente 275. Ese día los puestos de micheladas no dejaron de vender a pesar de la Ley Seca y no faltó quien confundiera el acceso a la casilla electoral con baños públicos, pero la jornada transcurrió con calma a pesar de la fama delincuencial que pesa sobre este tradicional barrio, uno de los más grandes del país.

Por la tarde, cuando los mercaderes levantaban sus puestos y los trabajadores de limpieza comenzaban a barrer, el conteo de las urnas evidenció los peores resultados electorales en la historia del partido: perdió la presidencia de la República y no gano ni una de las nueve gubernaturas en disputa. En la Ciudad de México no obtuvo ni siquiera una diputación vía votos.
El fracaso estrepitoso del PRI en la casilla 1862 de Iztacalco no fue un caso aislado. Al menos hubo otras dos casillas del centro del país donde se fue en blanco. Una de ellas en Cuautla, Morelos y una más en Chimalhuacán, Estado de México, otrora bastión político del Revolucionario Institucional, donde el congreso local dio mayoría a la coalición encabezada por López Obrador.

Postales del fracaso

De acuerdo con los resultados publicados por el Instituto Nacional Electoral (INE), al menos en las entidades del centro, hubo por lo menos 52 casillas con menos de 10 votos registrados para el partido gobernante. Para Gloria Baldomero, también vecina de la Agrícola, lo que pasó en la casilla 1862 no es único de Iztacalco, “es una situación general que la gente está contra el PRI, es un voto de castigo por lo mal que ha actuado”.

Si tuviera a los dirigentes del PRI de frente, Gloria no dudaría en señalarles lo decepcionante de su participación en el actual gobierno. “Creo que se han hecho cosas buenas, pero hicieron un mal trabajo y si te equivocas en un trabajo te despiden, entonces que lo haga otro, probemos con otro que lo pueda hacer mejor, dentro de seis años lo veremos”, comentó a Vice.
Y es que dentro del abanico de imágenes que dejó su fracaso político, hay otras postales que quedarán enmarcadas para la historia, como los 74 distritos electorales, de 300 que componen el país, donde el tricolor no pudo alcanzar ni el 10 por ciento de las votaciones para presidente de la República.

Publicidad

El caso más grave para la dirigencia, ahora encabezada por Claudia Ruiz Massieu tras la renuncia de René Juárez Cisneros, es el del distrito 3 de Cancún, Quintana Roo, que apenas logró el 3.9 por ciento de los sufragios. En la península bajacaliforniana también hubo resultados que difícilmente se olvidarán. En el distrito 4 de Tijuana, apenas llegaron a 4.4 por ciento de las votaciones, mientras que en el distrito 2 de San José del Cabo fueron 4.7 para el muchas veces partido hegemónico.


La factura que mece la cuna. Estos son los contratistas del gobierno que alertan contra el populismo.


Sin embargo, aunque se dice que el dinosaurio quedó herido de muerte, todavía tiene pulso y así los demuestran los distritos donde tuvo más apoyo. El distrito 1 de Valladolid, en Yucatán, fue donde el PRI tuvo mayor porcentaje de votos para presidente a nivel nacional, con 31.3 por ciento de los sufragios. Otro que rebasó la treintena porcentual fue el distrito 9 de San Felipe del Progreso, en el Estado de México. En ambas ganó la votación presidencial por encima de Morena.

En ese tenor, Tabasco, la cuna del presidente electo, se encumbró como el estado menos priísta con 85 mil votos para el candidato José Antonio Meade y 7 por ciento de los sufragios estatales. En contraste, Yucatán fue más tricolor incluso que el Edomex, ya que sumó 286 mil votos y un 24 por ciento de priísmo, frente al 16 por ciento de los mexiquenses.

Claves de la caída

A pesar de que en la casilla 1862 de Iztacalco ningún vecino votó exclusivamente por el candidato presidencial del PRI, los ciudadanos podían marcar dos o tres logotipos de la coalición que postuló a Meade. Sin embargo, sólo tres personas tacharon PRI, PVEM y Panal, mientras que uno marcó al PRI y PVEM. Cuatro votos en total.

Sorpresivamente, el cómputo final de la página del INE reporta que Meade obtuvo 58 votos en esa casilla. Vice buscó a operadores electorales del PRI en la delegación Iztacalco, pero ninguno respondió a los cuestionamientos para conocer por qué la sábana informativa firmada por los funcionarios de casilla y los representantes de los partidos arroja un número diferente al que publica el INE.

Publicidad

Eliseo López, vecino de toda la vida en Iztacalco y movilizador de Morena, indicó a Vice que los malos resultados del PRI tienen que ver con la nula campaña que hicieron en una zona dominada por el PRD desde los tiempos de AMLO en la jefatura de gobierno. “(PRI) no hace mucha campaña en Iztacalco y en la Agrícola menos, aquí el PRD tenía captada a la gente por la necesidad”, dijo Eliseo y explicó que Morena supo ganar en esa coyuntura haciéndole ver a los vecinos que era necesario un cambio de timón.

Para Gloria, los resultados de las elecciones también son producto de la corrupción y las promesas incumplidas, aunque coincide en que “no hubo presencia del PRI en campaña, los únicos que se acercaron en la colonia fueron los de Morena”.


Adiós a Los Pinos. Los manteles largos de Peña Nieto.


Vecinos como Gloria y David hacen memoria, pero no recuerdan haber visto al candidato del tricolor para alcalde o quienes buscaban un hueso en el congreso local, lo mismo con Mikel Arriola quien buscaba la gubernatura de la Ciudad de México, mientras que a Meade sólo lo conocen por televisión ya que nunca visitó Iztacalco.

Incluso, días antes de la elección, movilizadores del “Frente” le ofrecieron a David integrarlo a un programa social a cambio de su voto, siempre y cuando los candidatos ganaran, pero de los tricolores no recuerdan ni sus spots.

“Están cosechando lo que sembraron”, afirma David sobre la derrota del PRI en las urnas y explica que durante años se mantuvo la idea de que la participación ciudadana se limitaba a ir a votar y no en exigir resultados a los funcionarios públicos. “No nos podemos dormir porque puede suceder lo mismo que con el PRD, no es ya voté y a dormir, hay que estar detrás de ellos para que no se comiencen a desviar ni a corromper”, expresó.

Enrique Alvarado en Twitter: @kikin_agz

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs