Dinero

La forma en que agarras el mouse te podría causar dolor de muñeca

El síndrome del túnel carpiano, la tendinitis del pulgar y más enfermedades pueden ser consecuencia de un mal agarre.
RZ Creative/Stocksy

Artículo publicado originalmente por Tonic Estados Unidos.

La mayoría de las personas tiene uno de los tres estilos para agarrar un mouse y no sabe cuál es el suyo. A pesar de que, hoy en día, la mayoría de nosotros usamos teléfonos y tabletas por ocio, el trabajo muchas veces nos obliga a usar una computadora de nueve de la mañana a cinco de la tarde. Ya sea por el mouse de una computadora de escritorio o por el pad de las laptops, pocos nos preguntamos por qué nos duelen las muñecas al final del día. Se sabe que si usas una computadora durante muchas horas, te dolerá la muñeca y todos la usamos demasiado. Pero si compras el mouse adecuado puedes despedirte para siempre del síndrome del túnel carpiano.

Publicidad

Todos estamos familiarizados con el síndrome del túnel carpiano: sucede cuando la presión en la muñeca interna hace que se inflame el nervio mediano, lo que causa entumecimiento, hormigueo, dolor y debilidad. "(También), el aumento del tiempo de encorvamiento puede provocar tensión muscular de la cintura escapular o de la columna vertebral en sí", dice Erica Taylor, cirujana de extremidades superiores en Duke Health. Con el tiempo, dice, esto provoca malestar muscular, así como también tensión en el antebrazo y el codo. El uso excesivo, la mala postura y un mouse que se adapta mal a tu mano también pueden causar tendinitis de pulgar, dice David Rempel, profesor de bioingeniería y medicina en la Universidad de California, Berkeley.


Relacionados:


Los fabricantes de material periférico de computadora – no los profesionales de la medicina– se han basado en tres estilos de agarre de un mouse: con la palma, con la mano en forma de garra y con la punta. "Las personas que juegan videojuegos siempre han agarrado el mouse de forma natural en las variaciones de estos tres estilos distintos", dice Hilmar Hahn, director asociado de marketing de productos de Razer, fabricante de productos periféricos. Aunque la mayoría de los mouse ergonómicos se comercializan para los jugadores, no es necesario beneficiarse del uso de un mouse para videojuegos. Lo que pasa es que el mercado va donde está el dinero, y los jugadores están más dispuestos a gastar más dinero en un buen mouse. Gastar 40 dólares en un mouse para juegos de bajo nivel, sin tantos botones, también puede salvar la parte superior de tu cuerpo del uso del internet, una vez que descubras tu estilo de agarre.

Publicidad

Dependiendo de a quién le preguntes, el agarre en forma de garra o el agarre con la palma de la mano conforman la mayoría de los estilos de agarre. Cuando agarras el mouse con la palma, es como si agarraras un picaporte. La mayoría de la mano y los dedos están en contacto con el mouse. Es una posición cómoda para poner la mayor parte del peso de la mano sobre el mouse, pero los movimientos son lentos gracias a eso. Los mouse fabricados para agarrarlos con la palma son grandes, anchos, tienen una joroba distinta en la parte posterior, y también suelen tener un lugar para que descanse el dedo anular, dice Hahn.

El agarre de garra arquea la mano demás. Solo las yemas de los dedos y una pequeña porción de la palma están en contacto con el mouse. Tener que mover menos peso de la mano para mover el mouse da una agilidad para cambiar rápidamente la puntería del cursor, que funciona bien para los videojuegos pero no es tan efectivo para adaptarse al trabajo de oficina. La joroba en la parte posterior del mouse es menos pronunciada, y en general el mouse es más pequeño que uno construido para agarrarlo con la palma, dice Hahn.

Para los que lo agarran con la punta, todo el contacto se realiza con la punta de los dedos. Ninguna parte de la palma toca el mouse, dejando la muñeca flotando sin soporte en el aire. Incluso es más rápido y más ágil que el agarre en forma de garra, pero también es más cansado y torpe. Realizar pequeños ajustes en la pantalla con el puntero del mouse, como para el diseño de gráficos, es difícil porque el agarre con la punta mueve el mouse muy rápido y con poco esfuerzo. Estos mouse son pequeños, dice Hahn, y tienen un perfil más bajo y más plano.

Publicidad

"(El dolor) principalmente se produce por usar mouse demasiado grandes, demasiado pequeños o demasiado pesados para el tamaño de la mano y la fuerza durante periodos de tiempo prolongados", dice Hahn, añadiendo que tener un agarre incómodo o botones que necesitan mucha presión para funcionar también influyen. Vale la pena recordar que una empresa de periféricos se interesa más en culpar al hardware, pero Rempel también culpa al mouse. Los mouse simétricos pueden provocar lesiones, dice, entonces hay que usar los asimétricos con botones que sean relativamente fáciles de presionar.

El primer paso es averiguar cuál es tu tipo de agarre y comprar el mouse adecuado para ti. Eso significa que tendrías que ir a una tienda especializada en computo como Best Buy y probar todos los mouse. Sin embargo, a medida que desaparecen ese tipo de tiendas, puede ser difícil encontrar mouse ergonómicos en persona. Si tienes que comprar en línea, busca formas de mouse que coincidan con los estilos de agarre descritos anteriormente. Si tienes manos grandes, prueba con uno que tenga el arco más grueso y que esté diseñado para agarrar con la palma de la mano, mientras que si quieres jugar videojuegos rápidos y con movimientos bruscos, prueba uno diseñado para el agarre en forma de garra.

No esperes hasta que te lastimes para empezar a usar el mouse correctamente o para encontrar un mouse que se ajuste a tu estilo de agarre. Una vez que llega el dolor, dice Rempel, se vuelve difícil de manejar. Cuando estés usando una computadora, mantén el mouse un poco arriba de la altura del codo con las muñecas relativamente rectas y deja tu brazo superior cerca de tu torso. Tómate un descanso cada hora para evitar lesiones por estrés repetitivo.

"Cada [persona] tiene su forma de acomodarse", dice Taylor. "Hay usuarios que prefieren un mouse que sea más bajo que el teclado y otros que prefieren todos los accesorios en el mismo nivel". En cualquier caso, dice, el usuario tiene que sentarse cómodamente en posición vertical. Es extraño pensar que la forma en que tu mano se acomoda con un mouse puede influir en los músculos y los nervios a lo largo de tu hombro y columna vertebral, pero la comodidad es la clave. La comodidad te lleva a un uso sin lesiones. Inténtalo, no tienes nada que perder.