Publicidad
música

Cecilio G acaba de sacar el mejor disco de punk del año

Hacedme caso, sé de lo que hablo.

por Gonzalo Herrera
24 Julio 2018, 3:01am

Fotografía por VICE

Al mediodía, justo antes de dirigirme al frigorífico de la nevera y poner a calentar el tupper de espaguetis que llevo esperándome comer toda la mañana, me ha llegado un whatsapp que decía "¿has visto lo de Cecilio?" con un link a su canal de YouTube. Porque esta vez "lo de Cecilio" hace referencia a que parece ser que el Ceci ha borrado todos los temas que tenía en su canal —estamos hablando de años y años de mixtapes, temas sueltos y hits con miles de visitas— para dejar en él solamente cinco temas bajo el nombre de YONOSOYTUPADRE agrupados bajo el título De vuelta al pantano.

Hasta aquí "todo normal". Que un rapero/trapero/artista urbano indefinido borre todo lo que ha hecho hasta el momento no es nada nuevo. Algunos los vuelven a subir y otros no lo hacen y dejan que infinita cuentas anónimas recopilen todo ese trabajo desperdigado. Lo nuevo esta vez es que los temas de YONOSOYTUPADRE no tienen nada que ver con lo que ha ido sacando Cecilio hasta la fecha. Las cinco canciones de esta nueva mixtape suenan a punk. No a punk en un sentido metafórico de "el trap es el nuevo punk" y blablablá. No. Me refiero a que suenan a punk-punk, a punk de guitarra, bajo y batería haciendo tupa-tupa a una cadencia medianamente acelerada. Esto, sinceramente, me alegra y lo hace por varias razones.

La primera es que en una época en la que todo el mundo va hacia lo urbano, lo latino, los samplers y demás, un tío que estaba en la cresta de la ola se de la vuelta y recupere las guitarras me parece la hostia. Por mucho que me guste Plan B y lo único que haya sonado en mi casa este fin de semana haya sido eso y Bad Bunny, la verdad es que estoy un poquito harto de la hipertrofia del asunto. Además, se suponía que todo esto tenía un componente supuestamente nuevo, divertido y tal que ya se ha diluido un poco. De cada oleada de "músicos urbanos", por cada uno que aportaba algo substancial había cinco que no aportaban nada, más que cemento para fijar la hegemonía cultural de un género que venía a abrir ventanas pero que ha acabado fijando el marco para todo.

Por otro lado, hoy sacaba tema nuevo Rosalía y "las redes sociales" (ese ente sin rostro que a veces arde, reparte zascas y machaca o encumbra al personaje de turno) se han volcado con el tema como si de una epifanía colectiva se tratase. Que puede serlo, no seré yo el que diga que no. Pero en fin, vengo de cantar en un grupo de punk y siempre me voy a sentir más cerca de alguien que canta mal y se caga y se ríe de todo que de cualquier persona que tenga formación musical. Sea del genero que sea. Sobre todo en un contexto de hiperprofesionalización de la música que hace que antes de que el público reciba el producto musical, todo pase por infinitos filtros que no es que lo devaluen, pero le restan inmediatez y frescura. Todo suena hecho para gustar. Y claro, gusta. Por eso me mola que alguien, en vez de subirse a ese carro, se de la vuelta y haga algo radicalmente diferente.

Y ya para acabar, cualquiera que conozca el estado del punk español sabe que está en estado terminal. Por mucho que el rollo calimochero siga estando vivito y coleando, que haya conciertos en las okupas, que lo más selecto del punk español sea el fetiche predilecto de gentes de todo el mundo que lo vibran con grupos como Sudor, Una Bèstia Incontrolable, Barcelona o La Urss, la verdad es que todo se ha movido en las mismas coordenadas en los últimos años. Mayoritariamente (y aburridamente) político, moviéndose en las fórmulas habituales, sin salir de su propio canon autoimpuesto... por eso lo que ha hecho Cecilio, que es casi un homenaje (querido o no) a grupos como Larsen, Eskupitajo o Animales Muertos, así como otros más recientes como Escroto de Rata o Leonor SS, me parece la hostia. Le ha dado la vuelta a un género que se supone que va de darle la vuelta a las cosas y le canta a las orgías hare krishnas y a los hombres problemáticos.

En fin, para vivir alegre y contento, Cecilio G al parlamento.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestro contenido más destacado.

Tagged:
YouTube
Features
Rap
punk
trap
Cecilio G.
Música urbana
desde el pantano