La Guía VICE al ahora

Miles de personas se quieren tomar el líquido del sarcófago de Egipto

El autor de la iniciativa aseguró que el brebaje rojo tiene poderes ocultos y que después de beberlo conducirá a la muerte.
23.7.18
Captura de pantalla vía Change.org.

Artículo publicado por VICE México.

La historia del sarcófago gigante de Alejandría parece no tener fin. Si bien el jueves pasado se creía que ya estaba todo resuelto, después de que un grupo de arqueólogos se arriesgara y abriera el ataúd a pesar de los rumores de que saldrían todo tipo de maldiciones que acabarían con el mundo, esto no ha terminado. Tras la apertura de la tumba, se supo qué era lo que había dentro y para nuestra sorpresa, no había una persona gigante, pero se encontraron tres esqueletos flotando en un líquido rojo que los arqueólogos llamaron “aguas residuales”. Precisamente es el “agua residual” la que le ha dado más vida a la historia del sarcófago, ya que miles de personas están exigiendo beberse este líquido como si fuera un jugo.

Un día después de la apertura de la tumba, se lanzó una petición a través de la página change.org bajo el título “Dejen que la gente beba el líquido rojo del sarcófago negro” y plantea el siguiente objetivo: “necesitamos beber el líquido rojo del maldito sarcófago negro, en forma de algún tipo de bebida energética carbonatada para que así podamos recibir sus poderes y finalmente morir”.

Al momento de publicar esta nota, la petición lleva más de 18 mil firmas y está cerca de su objetivo de 25 mil. Todavía no está claro si esta petición podrá convencer al Ministerio de Antigüedades de Egipcio de permitir que todos los que firmen puedan beber este curioso elixir para así poder experimentar sus poderes ocultos y finalmente morir.

Con respecto a qué es el líquido rojo, no se tiene mucha certeza, pero el creador de la petición, Innes Mck, sacó a relucir un buen punto: “por favor dejen de decirme que el líquido rojo es agua estancada, todos sabemos que los esqueletos no pueden cagar”.

Arriba, abajo, al centro y para adentro. Salud.