nba

Los Mavericks de Dallas están reforzados para superar las expectativas

Nadie cree que los Mavericks puedan llegar a los playoffs esta temporada, pero podrían estar equivocados.
15.8.17
Kevin Jairaj - USA TODAY Sports

A lo largo de casi dos décadas predecir si los Mavericks de Dallas llegarán a la postemporada ha sido más un protocolo que un atrevimiento. Desde el 2001, solamente se han perdido la postemporada en dos ocasiones —hazaña impresionante en la Conferencia Oeste, la cual es sin duda la división más implacable y aguerrida de todas—.

Sin embargo, su temporada más reciente concluyó en abril con sólo 33 victorias y una ofensiva que terminó 23 en la liga. Su tercer líder en anotaciones, Wesley Matthews, sólo encestó el 39.3 por ciento de sus tiros. Y mientras que los demás equipos tomaron medidas este verano para mejorar, el equipo de Dallas ejerció la contención fiscal, luego de seleccionar a Dennis Smith Jr. e intercambiar por Josh McRoberts. Aún les falta volver a fichar a Nerlens Noel, aunque es poco probable que juega en otro equipo la próxima temporada.

Publicidad

Con esta información a la mano, cualquier persona sensible concluiría que los Mavericks están condenados una vez más a ir por la lotería, que se trata de fase de transición en el cicl natural de la franquicia y que están listos para una reestructuración.

En efecto, las proyecciones no son esperanzadoras: Kevin Pelton de ESPN ver a los Mavericks terminando en el lugar 11 del Oeste con 34.6 victorias.Pero los problemas del año pasado pueden explicarse en parte por lo rápido y lo bajo que este equipo cayó en las primeras semanas de la temporada, la cual se quedó en 2-13. Gracias a las lesiones y enfermedades, Dirk Nowitzki sólo apareció en seis de los primeros 30 partidos de los Mavs. Fue un año en el que Noel y Harrison Barnes asimilaron la cultura del equipo. La continuidad no existe: Dallas tuvo 26 alineaciones titulares con 24 jugadores diferentes en la duela. (Los Pelicans de Nueva Orleans fueron el único equipo de la Conferencia Este que alistó, al menos, a 20 jugadores).

Kevin Jairaj - USA TODAY Sports

Las cosas serán un poco más cómodas este año. Como adquisición intrigante de media temporada, Nerlens Noel sólo disputó 122 minutos junto a Nowitzki y Barnes en 2016-17. Estos tres tendrán más oportunidad de conocerse mejor esta temporada. Noel también fortalecerá una defensa que ya era tan efectiva como cualquier otra en la liga para mantener a sus rivales alejados del tablero. La campaña pasada, los Mavs tuvieron una de las mejores 10 defensas con el jugador de 23 años en la duela.

Asumiendo que Noel (quien técnicamente sigue siendo agente libre restringido) inicie como centro en el partido de inauguración, los Mavericks tendrán una rotación moderna capaz de aguantar cualquier problema de salud que Nowitzki sufra esta temporada. Apoyarse en un jugador de 39 años que no sabe jugar a la defensiva es, de por sí, un riesgo. Incluso con su legendaria atracción gravitacional y habilidad efectiva para crear disparos, los Mavs tuvieron una clasificación negativa cuando Nowitzki jugó el año pasado; la primera vez que sucedió fue en 1999.

Publicidad

Es justo apreciar cualquier contribución del ícono envejecido como un extra, pero Nowitzki sigue siendo un instrumento relevante en la orquesta del entrenador Rick Carlisle. Contar con un jugador que aleja a los protectores del aro lejos de su tablero es algo de gran importancia en la continua evolución de la NBA, y no hay razón por la que Nowitzki, en lo más mínimo, no pueda ejecutar pick-and-rolls a las defensas hasta que cumpla 45 años, particularmente si juega en equipo con alguien como Noel.

El resto del plantel de Dallas emana optimismo, el cual en parte recae sobre los hombros del novato Smith. Es pertubador, desde luego, pero también funciona como una inyección de ánimo. Como la novena selección del draft de este año, Smith es un torpedo dinámico cuya condición física casi mítica le ha valido las frecuentes comparaciones con el actual MVP y campeón de puntaje, Russell Westbrook. Smith es un candidato fuerte para ser Novato del Año con el potencial suficiente para heredar la antorcha que Nowitzki ha cargado en los últimos 20 años.

Esto en cuanto al futuro. Hasta entonces, los novatos son los novatos, y Smith tendrá que conquistar una empinada escalera de aprendizaje en la posición más competitiva de la liga.

La gran pregunta es: ¿Podrá Will Carlisle liberarse de la tendencia para dirigir en cada posesión? Los Mavs terminaron con un porcentaje mayor en triples que los Warriors de Golden State, pero también terminaron en la posición 29 en cuanto a ritmo, según Synergy Sports, y 27 en transición (algo malo).

Foto: Brad Penner - USA TODAY Sports

Si Carlisle deja a Smith jugar con libertad, sus fortalezas deberían traducirse a la NBA y añadir una nueva dimensión a los métodos torpes de Dallas. Por fin los Mavericks tienen a alguien que puede capturar los balones sueltos y regresar a sus labores defensivos en un abrir y cerrar de ojos. Smith creará oportunidades y su influencia incrementará las estadísticas de sus compañeros.

Jugadores más viejos como J.J. Barea, de 33 años, y Devin Harris de 34 serán más dinámicos con menos minutos desde la banca, mientras que Smith, Seth Curry, y Yogi Ferrell pueden proveer más jugadas y opciones de puntaje.

El papel de Barnes nunca será tan específico como lo fue con Golden State, pero los Mavs lo han rodeado con jugadores que pueden ampliar su talento. Hace dos años, uno de cada cinco de sus puntos llegaron por medio de contragolpes. El año pasado uno de cada 20.

Dallas tiene alineaciones que amortiguarán el peso individual y le ayudarán a Barnes a prosperar en los espacios, junto con Noel, Matthews, Curry (quien el año pasado anotó el 47 por ciento de sus triples) y Smith. Los jugadores de los Mavs se complementan al abrir la duela, atacando la pintura, o atrayendo defensas en los bloqueos.

De todos los equipos en mente para pelear por un lugar en postemporada en la Conferencie Oeste esta temporada, los Mavs están mejor equipados para sobreponerse a las expectativas. Una aparición como All-Star para el novato Smith no es necesaria, sólo necesita jugar más relajado. (Smith debería ser capaz de darle el empujón que Dallas necesita en los tiros libres, ya que el año pasado el equipo terminó en el penúltimo sitio en esta categoría). Junto con Barnes, Matthews, Noel y Nowitzki podría ser suficiente para regalarnos una sorpresa en postemporada.

Las probabilidades están en su contra, pero Dallas ha conformado silenciosamente un equipo peligroso.