Actualidad

Sí, hay gente que prefiere las nuevas temporadas de 'Los Simpson'

Se sabe que todo después de la décima temporada apesta, pero algunos fanáticos controvertidamente piensan distinto.
LC
traducido por Laura Castro
25.3.21
Los Simpsons
Foto: SKY 

A principios de marzo de 2021, cuando el fin del mundo celebraba su primer aniversario, Fox anunció que Los Simpson nunca morirán. La cadena renovó el programa por dos temporadas más, las número 33 y 34, lo que provocó que los fanáticos de la vieja escuela se llevaran las manos a las sienes y gritaran: “¡Ya! ¡Ya está muerto!".

Es una de esas verdades, las universales, que Los Simpson tuvieron una "Edad de Oro" que terminó alrededor de 1999 con la Temporada 10. Desde entonces, la calidad del programa ha disminuido considerablemente, con su puntaje en IMDb cayendo dramáticamente año tras año. Algunos fanáticos han apodado las últimas dos décadas del programa los "Zombie Simpsons", una amenaza no muerta que continúa, con los brazos extendidos, mancillando el cuerpo que la alberga.

Publicidad

Es decir: sería completamente “omposible” que alguien prefiriera las nuevas temporadas de Los Simpson, ¿cierto? Me refiero a que incluso hay un episodio completo en la temporada 23 en el que Lady Gaga tiene poderes psíquicos e intenta evitar que Lisa se sienta deprimida y luego cantan a dueto sobre ser una superestrella. En un episodio de 2012 que una vez vi en la tele, el trapo sucio que Moe usa en el bar narra su historia personal durante 22 minutos y 39 segundos. De ahí que simplemente NADIE pueda preferir las nuevas temporadas de Los Simpson.

Excepto, por supuesto, que algunas personas sí las prefieren. Y tanto por el bien de la ciencia como por ampliar la armonía con nuestro prójimo, les preguntamos a esas personas: ¿por qué?

Cuando tenía alrededor de diez años, el cantinero Liam estaba obsesionado con todo lo que tuviera que ver con Homero, Marge, Bart, Lisa y Maggie. De hecho, una Navidad, toda su lista de deseos estuvo llena exclusivamente de cosas de Los Simpson. Sin embargo, en mayo pasado, el mancuniano de 28 años se dio cuenta de algo impactante. Aunque todavía cree que los episodios más antiguos de Los Simpson son "clásicos atemporales", en realidad prefiere los nuevos.

“Generalmente prefiero los episodios más nuevos porque el guion siempre refleja los tiempos actuales”, dijo cuando le pedimos que explicara su postura. "Creo que los escritores lo han hecho muy bien en cuanto a que se aseguran de que el contenido envejezca junto con la audiencia".

Publicidad

Liam disfruta cuando los episodios modernos hacen referencia a la tecnología y la cultura actuales, como Netflix y Fortnite, y le gusta que la mayoría de los personajes ahora tengan teléfonos inteligentes. Su nuevo episodio favorito de Los Simpson es "Bart el villano" de la temporada 31, en el que Bart ve una película de superhéroes un mes antes de su estreno y chantajea a Springfield amenazándola con espoilearles la película. A Liam le gusta que esto claramente se inspiró en Avengers: Endgame.

"Mi opinión es que los episodios anteriores son más divertidos, pero los más nuevos están mejor escritos", argumenta, y agrega que los episodios más recientes también "se ven mejor".

Este es un sentimiento que comparte Erin, estudiante de medicina de 32 años de Indianápolis. "Honestamente, la animación me da escalofríos", dice de los episodios más antiguos. "No es estéticamente agradable y eso me ahuyenta".

Cuando era niña, Erin tenía "estrictamente prohibido" ver Los Simpson porque sus padres temían que el programa la llevara a desarrollar una "mala actitud", un sentimiento que es ampliamente sabido que George H. W. Bush compartía. Aunque comenzó a disfrutar de las repeticiones de Los Simpson cuando estaba en la secundaria, Erin se dio cuenta de que prefería las temporadas más nuevas de 2014 que las viejas. Para este punto, el programa ya estaba en la temporada 26.

Publicidad

"El humor me parece más fresco y un poco menos... burdo es quizás la palabra que estoy buscando", explica. "Creo que las diversas referencias a la cultura pop me parecen más divertidas, y me gustan las apariciones especiales de los episodios más recientes".

Erin incluso dice que no entiende por qué la gente insiste en que las temporadas viejas son mejores: "Me encantaría escucharlos explicar sus razones, porque realmente no lo entiendo. Hay algo casi abstracto en las viejas temporadas que hace que simplemente no me atraigan... Gran parte de su humor tiene que ver con que Homero le grite a Bart".

Liam todavía ve Los Simpson con regularidad, pero Erin no los ha visto en algunos años. Mitchell, un australiano de 22 años, sigue el programa a través de Disney+. Como miembro de la generación Z, Mitchell creció viendo los episodios más nuevos de Los Simpson: la mayor parte de lo que él veía todas las tardes ya se consideraba posterior a la Edad de Oro de la serie. El gerente de supermercado dice que no "prefiere" las temporadas más nuevas o las más antiguas (ve los episodios anteriores y posteriores a la temporada 12 como dos entes separados), pero admite que "la mayoría de mis episodios favoritos son de las temporadas más recientes".

"Los episodios completos me parecen más memorables", explica, "mientras que en el caso de las temporadas viejas recuerdo más su humor". Su episodio favorito de todos los tiempos es "La vida de Bart o Barthood" de la temporada 27, una parodia del drama adolescente, aclamado por la crítica, Boyhood. “Realmente me permitió conectarme con un personaje con el que a veces me es difícil identificarme. De hecho, se me llenaron los ojos de lágrimas". Dice que el episodio está "bellamente escrito" y señala que también lo hizo reír varias veces.

Publicidad

Aun así, Mitchell cree que muchos episodios antiguos tienen cualidades superiores, por ejemplo, él prefiere cuando Lisa actuaba más como una niña y no como "una rara adulta súper inteligente", pero está en desacuerdo con la creencia generalizada de que Homero se ha vuelto más tonto con el tiempo. También considera que el antiguo estilo de animación lo "distrae". Si bien no niega que los episodios más nuevos pueden errar su objetivo con regularidad, eso le encanta, "se siente más satírico que antes, y no temen cambiar la fórmula en favor de algo más interesante".

Cuando me acerco a varias personas que han profesado, en algún momento, en algún lugar de Internet, que prefieren a Los Simpson modernos, sucede algo curioso. Varias de esas personas se sienten incapaces de defender su atrevida afirmación. Dale es una de esas personas, aunque tuiteó en 2013, "Prefiero las temporadas más nuevas de Los Simpson que las viejas", ahora dice que no recuerda haber escrito esas palabras.

"No creo que sean mejores que las originales", dice el escocés de 27 años sobre las temporadas nuevas, aclarando su postura, "pero creo que la gente las descarta injustamente y definitivamente debería darles una oportunidad".

Dale creció viendo Los Simpson y tenía algunas cintas VHS de episodios que veía "religiosamente". Él ve los episodios de la Edad de Oro como una "manta de apego", pero encuentra emocionante ver un nuevo episodio de Los Simpson que nunca antes ha visto. "No creo que sea justo asumir que cada episodio nuevo es basura solo porque es nuevo y nada más".

Aunque admite que los cameos de celebridades en los episodios modernos de Los Simpson suelen ser "vergonzosos", Dale señala que los episodios más antiguos tampoco son irreprochables. “Hay pequeñas bromas sobre sexualidad que ciertamente no habrían llegado a la pantalla hoy en día. También contienen algunos chistes sobre raza y religión que son muy inapropiados". Al final, su postura es perfectamente realista: "No todos los viejos episodios son buenos, al igual que no todos los nuevos episodios son malos".

@ameliargh