Sexo

Personas nos cuentan cómo llegan al orgasmo sin contacto físico

Sí, este tipo de orgasmos son reales. Aquí te decimos cómo funcionan.
KE
SG
LC
traducido por Laura Castro
26.7.21
La gente le cuenta a VICE cómo experimenta orgasmos sin contacto físico, lo cual incluye respiración, tantra, hipnosis erótica y meditación
(Izq.) Captura de pantalla de un tutorial de YouTube de Barbara Carrellas sobre la respiración y los orgasmos energéticos. (Der.) Captura de pantalla de un video de TikTok de Maya Ansar, quien dice que puede tener un orgasmos solo con la mente. Collage: VICE/Imágenes: Cortesía de Barbara Carrellas y Maya Ansar

Hay personas que pueden tener un orgasmo con tan solo estimular sus pezones, o están aquellas, incluida Lady Gaga, que afirman que pueden experimentar el máximo placer sin el más mínimo roce.

Publicidad

Una de las personas afortunadas que dicen que pueden llegar al orgasmo “solo usando su mente" es Maya Ansar, una influencer radicada en Londres que compartió su experiencia en un video reciente de TikTok.

Ansar le dijo a VICE que descubrió que podía tener orgasmos inducidos por su mente hace unos tres años. Comenzó a tener orgasmos con regularidad en sus sueños y poco después se dio cuenta de que también podía tenerlos estando bien despierta, cuando ella quisiera.

Ahora, Ansar dice que alcanzar el clímax es tan simple como presionar un interruptor mental.

"No tengo que fantasear ni nada, solo tengo que pensar 'vente' y sucede", dijo. "Se trata literalmente de estar en gran sintonía con tu mente y cuerpo y de darte cuenta de que un orgasmo es más mental que cualquier otra cosa".

"No tengo que fantasear ni nada, solo tengo que pensar 'vente' y sucede".

En 1992, un estudio reveló que las mujeres que llegaban al orgasmo usando exclusivamente su imaginación experimentaban respuestas fisiológicas —aumento de la presión arterial sistólica, la frecuencia cardíaca y el diámetro de la pupila— similares a las producidas por los orgasmos resultantes de la estimulación física.

"Sobre esta base, afirmamos que la estimulación genital física evidentemente no es necesaria para producir un estado que ha sido identificado como un orgasmo", concluyeron los investigadores en ese momento.

Publicidad

Este es el caso de Ansar en la actualidad.

"El orgasmo mental que experimento es exactamente igual al orgasmo con penetración, se siente en lo profundo de mi ser y envía ondas a través de todo mi cuerpo", dijo Ansar, y agregó que se siente ligeramente diferente a un orgasmo clitoriano.

En cualquier caso, Ansar dijo que esto ha mejorado enormemente su vida sexual.

"Es un talento increíble y me considero bendecida y quiero que el orgasmo mental se vuelvo algo normal", dijo.

Mientras tanto, algunos que están decididos a experimentar el orgasmo libre de contacto, lo hacen con ayuda externa.

Un alemán en el final de sus 30 años, quien pidió permanecer en el anonimato debido a la naturaleza sexual del tema, le habló a VICE sobre su experiencia con unos audios de hipnosis erótica.

"Es básicamente una pista de hipnosis que te da sugerencias de sentir más y más placer, lo que puede resultar en un orgasmo", dijo, y agregó que a través de la hipnosis erótica ha experimentado tanto orgasmos con eyaculación como secos. Según él, un orgasmo seco se siente "más suave y menos enfocado en los genitales".

Sin embargo, un problema al que se ha enfrentado en la hipnosis erótica es que, por lo general, se queda dormido antes de llegar a las sugerencias hipnóticas más relevantes.

“Solo cuando estoy despierto y en el humor adecuado, alcanzo [exitosamente] el orgasmo mediante la hipnosis”, dijo.

Un hipnotizador erótico amateur de Texas, que prefirió permanecer en el anonimato por motivos de privacidad, le dijo a VICE que ha estado practicando la hipnosis erótica en otras personas durante unos cinco años. Sus sesiones de hipnosis suelen ocurrir a través de texto, en plataformas como Reddit o Discord. Una sesión típica para él generalmente implica controlar los movimientos corporales, las sensaciones imaginarias y los orgasmos de los hipnotizados cuando están en estado de trance. Si bien dijo que casi siempre puede llevar a los sujetos de su práctica al orgasmo a través de la hipnosis, él nunca ha podido llegar a un estado de trance lo suficientemente profundo como para experimentar un orgasmo.

Publicidad

"He sentido algunas sensaciones físicas, pero nunca he logrado un orgasmo completo sin usar las manos", dijo.

También están aquellos que afirman llegar al clímax simplemente a través de la respiración intensa.

Christina Jensen, una doctora en fisioterapia de Tennessee, le dijo a VICE que inicialmente aprendió a tener orgasmos sin estimulación táctil al ejercitar la respiración y los músculos pélvicos con intención.

"Estos orgasmos para mí son meditativos; definitivamente tengo que tener la mente tranquila y concentrarme en mi respiración y mi ser interno para tener éxito", dijo, y agregó que en su tiempo libre practica yoga, respiración, meditación y ejercicios del suelo pélvico.

"Se sienten diferentes de los 'orgasmos regulares' en el sentido de que toman mucho más tiempo y todo el proceso es más gradual", dijo. "Dicho esto, una vez que alcanzo el estado orgásmico, puedo permanecer allí mientras sea capaz de mantener mi concentración".

"Una vez que alcanzo el estado orgásmico, puedo permanecer allí mientras sea capaz de mantener mi concentración".

Muchos aprenden a experimentar orgasmos similares inducidos por la respiración a través del Tantra, una filosofía antigua derivada del hinduismo y el budismo. El Tantra ofrece un conjunto de prácticas que supuestamente pueden estimular y canalizar la energía sexual, lo que muchas veces termina potenciando los orgasmos. En la cultura occidental moderna, el Tantra es más conocido por su enfoque alternativo del sexo; algunos lo llaman "el yoga del sexo".

Barbara Carellas, una educadora sexual que ha escrito libros sobre la adaptación del Tantra a los estilos de vida contemporáneos, dijo que esta es una "visión estrecha" de las vastas enseñanzas del Tantra, pero reconoció la importancia del Tantra en la redefinición de las ideas contemporáneas sobre el sexo. Aprendió a tener orgasmos respiratorios y energéticos en la década de 1980, durante la epidemia de SIDA.

Publicidad

"Estábamos buscando formas de tener experiencias orgásmicas poderosas con otros sin transmitir un virus mortal", dijo.

Hoy en día, Carrellas enseña Tantra a estudiantes entusiastas y con ello les presenta nuevas dimensiones del sexo.

"Las prácticas tántricas se pueden utilizar para expandir la experiencia del orgasmo, lo que lleva a lo que algunas personas llaman el orgasmo de cuerpo completo", dijo. "Creo que si todos pudieran aprender a tenerlos, el mundo sería un lugar mucho más saludable y feliz, y nuestra visión de lo que es el sexo podría multiplicarse por cien".

A pesar de todas las críticas favorables en torno a las maravillas del sexo tántrico, Carrellas advirtió no albergar expectativas preconcebidas sobre el placer sexual derivado de los orgasmos resultantes de la respiración y la energía.

“[Los orgasmos inducidos por la respiración] son ​​experiencias orgásmicas y extáticas de cuerpo entero que se sienten en todo el cuerpo y más allá. Por lo general, no se sienten particularmente sexuales en cuanto a la excitación genital", dijo. "Proporcionan liberación instantánea de la tensión y sensación de libertad".

Al igual que con los audio eróticos, los orgasmos inducidos por la respiración son conocidos por su inclusividad. Por ejemplo, las personas con discapacidades físicas que les impiden experimentar los orgasmos convencionales, disfrutan notablemente los orgasmos respiratorios.

Según Carrellas, los orgasmos respiratorios y energéticos también son especialmente apreciados en la comunidad trans, ya que pueden evitar que se desencadene la disforia de género.

Publicidad

"Me gusta llamarlos 'orgasmos sin género'", dijo.

Pero estas explosiones de placer requieren de mucha concentración.

Carrellas generalmente comienza recostándose boca arriba con las rodillas flexionadas y los pies apoyados en el suelo.

En uno de los métodos, ella siente o imagina que la energía sexual se mueve a través de su cuerpo; usa su mente para "atraer energía" hacia sus chakras o puntos de energía a lo largo del cuerpo, desde el perineo hasta la parte superior de la cabeza.

Otra práctica involucra el uso consciente de la respiración; se supone que respirar de manera más completa y profunda, desde el comienzo de la experiencia sexual hasta el orgasmo, aumenta la probabilidad de que experimentes un orgasmo más prolongado y profundo. Más allá del ámbito erótico, la respiración se ha utilizado históricamente como método terapéutico para aliviar la angustia mental, física y emocional.

Pero quizás el consejo más importante es que te deshagas de las altas expectativas que acompañan la idea de tener un orgasmo libre de contacto e inducido por la respiración.

“Es mucho mejor que nuestra intención parta de la curiosidad, como, 'Voy a respirar durante 20 minutos con la intención de energizar todo mi cuerpo, luego terminaré con una 'contracción sostenida'. [Entonces] me dejo fluir y ver qué pasa”, dijo Carrellas.

La "contracción sostenida" es una técnica que enseña Carrellas, la cual implica respirar profundamente varias veces antes de tensar los músculos, especialmente los del abdomen, los glúteos y el piso pélvico, durante unos 15 segundos antes de relajarlos.

"En primer lugar, tener la mente abierta, sin que esté apegada a los resultados, es crucial", dijo Carrellas.

Sigue a VICE en Español en Instagram, Twitter y Facebook.