Identidad

¿Podrían las mujeres trans obtener trasplantes de útero en el futuro cercano?

Una mujer cis dio a luz después de un trasplante uterino, lo cual tiene implicaciones para otras mujeres nacidas sin útero.
13.1.20
útero, matriz, cirugía, transgénero, transexual, trans, trasplante, implante, trans, lgbtq, medicina, investigación, medicina penn, salud reproductiva, justicia reproductiva, maternidad, embarazo.
Foto por jenjen42 vía Getty Images

Artículo publicado originalmente por VICE Estados Unidos.

En "No Comment" ("Sin comentarios"), una historia corta de Ayşe Devrim encontrada en Meanwhile, Elsewhere: Science Fiction and Fantasy from Transgender Writers de 2017, una mujer trans llamada Maryam se embaraza después de un trasplante de útero de una mujer cis que nadie se dio cuenta de que estaba embarazada. El autor rápidamente acaba con cualquier fantasía que el lector pueda tener de una mujer trans agarrándose el vientre como Demi Moore en la portada de Vanity Fair, o como Macy Rodman en el video "Greased Up Freak" del año pasado, como una historia tensa de autonomía corporal que termina en el aborto.

Publicidad

Aunque publicado como parte de una antología de ciencia ficción, el tema de Devrim podría no ser material de ciencia ficción por mucho tiempo. El jueves pasado, investigadores de Penn Medicine de Filadelfia anunciaron que una mujer cis que había recibido un trasplante uterino de un donante fallecido dio a luz en noviembre pasado, el segundo bebé que nació así en los Estados Unidos, como señaló The New York Times en su cobertura de las noticias.


No nos quitarán la risa


El Times nunca profundiza en las implicaciones del procedimiento para la salud reproductiva de las mujeres trans, ni los investigadores de Penn Medicine, que supervisan la atención de la mujer como parte de un ensayo clínico de trasplantes uterinos. Esto podría deberse a que Jennifer Gobrecht, la mujer en cuestión, nació con una afección congénita llamada síndrome de Mayer-Rokitansky-Küster-Hauser, que, como explicó The New York Times en su informe, significa que nació con ovarios pero sin útero, y una mujer trans teóricamente necesitaría un trasplante uterino y un trasplante de ovario para concebir. Pero las implicaciones están ahí, por lo que también podríamos nombrarlas: si los médicos pueden dar a un tipo de mujer que nació sin útero los órganos que necesitaría para concebir, ¿quién dice que no podrían darle a otro tipo de mujer que nació sin matriz los órganos que necesitaría para concebir?

El deseo de muchas mujeres trans de poder dar a luz se remonta a más de un siglo en la literatura médica, si uno se siente cómodo usando la frase "mujeres trans" para etiquetar a las personas que anteceden el uso contemporáneo del término. En un estudio de caso publicado en Psychopathia Sexualis de Richard von Krafft-Ebing en 1886, una paciente que "se siente como una mujer en el cuerpo de un hombre" describe que sentía embarazos fantasmas en su útero (igualmente fantasma), sensaciones que brotaban cada vez que tenía relaciones sexuales con su esposa.

Publicidad

Los trasplantes uterinos transexuales tienen su propia historia clínica, en particular por la muerte de Lili Elbe, la pintora danesa del siglo XX a quien Eddie Redmayne interpretó en The Danish Girl de 2015. Quizás el procedimiento hubiera sido igual de común como las metoidioplastias y los afeitados traqueales si el médico de Elbe, el famoso sexólogo alemán Magnus Hirschfeld, no se hubiera visto obligado a huir de Alemania en 1930, tres años antes de que los nazis incendiaran su pionero Instituto de Investigación Sexual junto con la mayoría de los investigación innovadora contenida ahí.

¿Podría un cirujano del siglo XXI tener éxito donde Hirschfeld fracasó, trasplantando los órganos reproductores de mujeres cis en una mujer trans que los desea? Ciertamente está en la mente del mundo médico, si las recientes especulaciones de los médicos de que un trasplante testicular entre hermanos gemelos en Serbia podría tener aplicaciones más amplias para hombres trans, puede decirnos algo.

Aún así, la posibilidad no siempre significa accesibilidad. Zil Goldstein, el Director Asociado de Medicina en el Centro de Salud Comunitario Callen-Lorde en la ciudad de Nueva York, le dijo a VICE que los trasplantes funcionales de órganos reproductivos podrían llegar para las personas trans en el futuro cercano. Pero si las personas trans en los EE. UU., una población que vive en una pobreza desproporcionada en relación con el resto del país, carecen de los fondos o la cobertura de seguro para acceder a esas innovaciones, continuó, en realidad no significarán mucho.

"Hay todo tipo de posibilidades en el futuro para la atención médica trans", dijo Goldstein. “La pregunta que debemos hacernos no es si existirá la tecnología, sino si estará disponible para las personas trans. ¿El seguro lo va a pagar? ¿O solo estará funcionalmente disponible para personas muy ricas?

Sigue a Harron Walker en Twitter.