Feminisme

Este hombre tiene un doctorado en tríos

Después de un trío memorable con dos mujeres, el investigador de la Universidad de Birmingham, Ryan Scoats, enfocó su atención académica en el tema, el cual lamentablemente es poco estudiado.
LC
traducido por Laura Castro
Foto de Jovo Jovanovic vía Stocksy

Los científicos siempre encuentran la forma de indagar en casi todos los rincones de la vida social y sexual. Y Ryan Scoats, investigador de la Universidad de Birmingham City, tiene un nicho muy específico.

Hace años, Scoats y la que entonces era su novia desarrollaron una relación del tipo amigos con beneficios con otra mujer. Curioso, Scoats fue a buscar estudios académicos sobre el nuevo vínculo de relación de él y su exnovia. No encontró mucho, y la investigación existente sobre los tríos a menudo los agrupaba con el poliamor y los swingers. Pero esto no reflejaba sus propias experiencias: no estaba en una relación abierta y no se consideraba un swinger.

Publicidad

Queriendo saber más sobre los tríos, decidió realizar investigaciones sobre el tema por sí mismo. Esto dio como resultado un doctorado sobre tríos entre dos hombres y una mujer (HHM), y un libro sobre el mismo tema, que se publicará en 2018.

¿Por qué vale la pena estudiar los tríos? Por una razón, ofrecen una perspectiva acerca de las actitudes hacia los roles de género y la sexualidad. "En cuanto a las mujeres, durante mucho tiempo, ha habido casi una expectativa inherente de su bisexualidad innata o fluidez de género", señala Scoats. De alguna manera, en los países occidentales, las mujeres tienen mayor libertad de experimentar con su orientación sexual.

Aún así, son menos las mujeres que los hombres que han tenido tríos. De acuerdo con un estudio canadiense publicado a principios de este año, 8 por ciento de mujeres y 24 por ciento de hombres reportan haber tenido un trío de género mixto. Esta investigación también muestra que los participantes fueron un tanto flojos en cuanto a la organización de los tríos, a menos de que fueran hombres. "Es probable", señalan los autores Ashley E. Thompson y E. Sandra Byers, "que cualquier incremento en la experiencia de [un trío de género mixto] entre heterosexuales será provocado por los hombres más que por las mujeres".


Relacionados:** ¿Por qué algunas mujeres quieren tener sexo con animales?**


Las estadísticas de uso de la aplicación de citas 3Somer también apoyan este hecho. Según el cofundador John Martinuk, quien describe a 3Somer como "la aplicación de citas de tríos más grande", el sitio tiene aproximadamente 450,000 usuarios. Con 47 por ciento, los hombres constituyen el grupo más grande de usuarios de 3Somer. Las parejas de hombre y mujer conforman el 42 por ciento, mientras que las mujeres representan un insignificante 9 por ciento.

Publicidad

Una razón para la diferencia entre el interés femenino y el masculino en los tríos es que la cultura popular tradicionalmente ha orientado los tríos hacia la mirada masculina. Investigadores como Breanne Fahs y activistas como Shiri Eisner han escrito sobre cómo la televisión y la pornografía cultivan la expectativa de la "bisexualidad performativa" de las mujeres, involucrando a los hombres como espectadores y participantes. Y mientras la idea de estar con dos mujeres por lo regular resulta emocionante para los hombres, la investigación de Scoats con mujeres sugiere que muchas se sienten inicialmente intimidadas por la idea de un trío con dos hombres, pero esto es sólo si la expectativa es que los dos hombres no se toquen entre sí. Si los tres interactúan sexualmente, las mujeres se prenden más.

Como una de sus participantes en la encuesta, Isa de 26 años de edad, memorablemente dice: "Si no hay homoerotismo, no hay un trío. Me parece realmente molesto que se muestren reticentes a tocarse mutuamente. Es decir, les gusta cuando me ven fajar con alguien y me gusta verlos fajar con alguien". Kirsty, también de 26 años, concuerda: "Si vas a hacer un trío, éste debería tratarse de que los tres interactúen… Me sentiría menos aprensiva si [los hombres] también se disfrutaran mutuamente".

Uno de los principales hallazgos del equipo de Scoats es que las reglas no escritas sobre la actividad sexual permisiva se están relajando para los hombres heterosexuales en el Reino Unido y América del Norte, donde se ha llevado a cabo gran parte de este tipo de investigaciones. Scoats ha documentado un rápido aumento en la aceptación de los tríos HHM, y no sólo la fantasía estereotípica de los hombres heterosexuales del encuentro MMH.

Publicidad

"En el pasado, habría sido más estigmatizado que los hombres tuvieran tríos HHM", dice Scoats. Pero los jóvenes que entrevistó "parecían cómodos, al menos con sus amigos, al contarles que habían tenido un trío HHM. Creo que se debe a la disminución de la homofobia en general dentro de la sociedad, lo cual le permite a los hombres tener este tipo de tríos sin temer a lo que los otros van a pensar de ellos".

Es cierto que los hallazgos de Scoats han limitado su alcance a los estudiantes universitarios blancos de clase media. "Ha sido una característica predominante entre los británicos blancos más jóvenes", dice sobre la gran apertura mental en lo que respecta a los límites sexuales de los hombres heterosexuales, "pero… también hay algunas investigaciones del Reino Unido [que dicen que esto está pasando también] con las personas de clases socioeconómicas más bajas, y empiezan a surgir algunas investigaciones con personas de color".

Foto de Guille Faingold vía Stocksy

Los hombres heterosexuales son más abiertos, pero sólo hasta cierto punto. Muchos de los chicos que Scoats entrevistó habían tenido tríos HHM sin mucha interacción entre los dos hombres. La experiencia se había tratado menos sobre acostarse con otro chico que sobre relacionarse con un amigo. Por ejemplo, en el artículo de investigación de Scoats et al.asombrosamente titulado "'I don't mind watching him cum'" [No me molesta verlo venirse], un entrevistado llamado Brent dice: "Llegas a chocar las palmas con tu amigo por encima de la espalda de ella, y realmente de eso es de lo que se trata".

Publicidad

Esta es una actitud bastante común. "Es más probable que los hombres tengan un trío HHM si es con alguien a quien conocen bien, con alguien que es un buen amigo", dice Scoats. "Si no es un buen amigo, las posibilidades de que ocurra se reducen".

De hecho, gran parte de la creciente tolerancia masculina hacia los tríos de género mixto parece estar limitada a la variedad HMH, donde los dos hombres no se tocan entre sí, en lugar de la variedad HHM, donde todos interactúan entre sí. (La letra en el centro corresponde a la persona que está en el medio del sándwich sexual, por así decirlo.) Como dice un usuario de Reddit en un hilo sobre tríos: "No quiero que este tipo me toque ni siquiera por accidente".

Según Scoats, estas actitudes son perpetuadas por los programas de televisión y las películas que tratan el sexo grupal de género mixto como algo sensual, pero no si los hombres se tocan accidentalmente. (La película de 2011 A Good Old Fashioned Orgy demuestra esto ampliamente). Scoats piensa que el drama adolescente Skins es una excepción, pero en general, "la TV y la cultura pop todavía tienen que ponerse al día en este aspecto de que los hombres hagan cosas juntos, pues, por lo regular, es más bien un tropo de la comedia".


Relacionados: Breve historia del sexo con demonios


Así que si eres una mujer heterosexual y tu novio está interesado en organizar un trío, dile que considere tener relaciones sexuales simultáneas con un hombre y una mujer. Por lo menos, eso lo diferenciaría del resto.

Corrección: el artículo ha sido modificado para aclarar que Scoats ya no está con la mujer antes mencionada como su novia.