seis palabras

Gente nos cuenta su peor experiencia en el gimnasio en seis palabras

"Me cagué a media ronda boxeando".

por Luis Carreño
29 Octubre 2018, 4:45am

Ilustración por @sinmuchasfotos

Este artículo se publicó originalmente en VICE México.

De joven, en bachillerato, mis amistades y yo nos pusimos como meta ir al gimnasio a diario para evitar que nuestros cuerpos amorfos, enfermos de adolescencia, se vieran tan enclenques —según nosotros—. No sé si fue la mejor opción para todos. En algún momento me convertí en una de esas personas medio musculada, medio gorda, en mi caso, más gorda que musculada.

Otros siguieron por el buen camino y hoy en día tienen cuerpos atléticos, bien formados y con poca grasa, en definitiva, macizos. Yo decidí cambiar de rumbo y quedarme solo con la bicicleta y el trayecto de cuatro kilómetros que tengo que recorrer para llegar al trabajo todos los días.

Ir al gimnasio es toda una odisea. Hay que prepararse, buscar el lugar adecuado, hacer amistades de gimnasio, playlists para el gimnasio, dietas para el gimnasio, incluso outfits para el gimnasio. Y aunque esto puede ser un rito muy divertido, no nos exime de pasar malos ratos. Así que si alguna vez has ido al gimnasio, mucho o poco tiempo, es probable que estas confesiones resumidas en seis palabras te suenen familiares.

“Follé en la sauna, había cámaras”. —Fernanda, 22 años

“Pillé a un trabajador espiando mujeres”. —Robert, 24

“Mi peor stalker salió de ahí”. —Laura, 22

“Me vomité cargando con el pecho”. —Luis, 26

“Pagué y no fui por vago”. —Bober, 27

“Llegué. No había clase ese día”. —Jenny, 25

“Me tiré un pedo haciendo sentadillas”. —Paola, 27

“Los esteroides me hincharon los huevos”. —Manuel, 31

“Me pillaron masturbando a un tío”. —Dario, 26

“Me acosaron para enviarme una ‘fotopene’”. —Diego, 29

“Me tiré un pedo haciendo abdominales”. —Loredana, 28

“Se me salió una teta saltando”. —Maria, 27

“El entrenador metía fichas. Era horrible”. —Paula, 28

“Una mancuerna me golpeó la cara”. —Paulina, 24

“Me cagué a media ronda boxeando”. —Sergio, 25

“Me senté en un escupitajo fresco”. —Miguel, 27

“Me peí delante de una chica”. —Charbel, 27

“Un tipo siempre enseñaba el ano”. —Roberto, 29

“Me tocó el culo una desconocida”. —Rafa, 32

"Veo gente cagando en los baños". —Fer, 26

Sigue a Luis en Instagram.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestro contenido más destacado.