Viajar

Los sitios más chungos de España según los guiris en TripAdvisor

Bichos en el colchón, beicon en el lavavajillas o baños de orina desde los balcones. Esto es lo que encuentran algunos guiris cuando viajan a las principales destinaciones de España.
24.7.18

España y calor son sinónimos de guiris cual gambas tostándose a vuelta y vuelta. Para que nos hagamos una idea: ocho de los diez destinos favoritos de los británicos se encuentran en nuestro país. Según nuestros ya conocidisimos amigos de TripAdvisor los destinos nacionales preferidos por los extranjeros en España, son Adeje, Barcelona, Benidorm, Calvia, Costa de Adeje, Gran Canaria, Ibiza, Lanzarote, Mallorca y Tenerife.

Publicidad

Pero no siempre las experiencias de aquellos señores que salen en verano calzando chanclas con calcetines son agradables. La paella con colorante o la sangría de bote no gustan a todo el mundo. Por no hablar de auténticos garitos de mierda hechos con pladur que solo abren sus puertas cuando empieza el calor y vuelven a cerrar cuando la temporada acaba. No, amiguis, eso ya no cuela.

Porque los guiris también merecen un respeto hoy les vamos a dedicar este artículo. No sé si sabíais que según estadísticas del INE, los turistas procedentes de otros países que llegaron a España en el cuarto trimestre de 2017 gastaron casi 11.000 millones de euros más que los turistas residentes. Vamos, un pastón. Por eso, y porque a nadie le gusta pagar mierda a precio de oro hemos decidido vindicarlos.

Para poder tener unos datos representativos hemos seleccionado tres de los destinos favoritos por ellos, según datos facilitados por la misma aplicación. Así pues nuestro objeto de estudio son Adeje, Barcelona y Benidorm (Marina d’Or ya tiene un artículo a parte). Empezamos pues por Adeje.

Adeje (Tenerife)

Después de teclear el nombre de la destinación en la app hemos filtrado los que tienen peor puntuación, y entre estos los que tienen más comentarios negativos. Entro los resultados encontramos este hotel por ejemplo, el Blue Sea Callao. A simple vista sería digno de aparecer en la próxima peli de Mamma Mía. De las 1120 reviews con las que cuenta 185 han calificado el hotel de malo y 165 de muy malo. En principio no parecería un hospedaje tan malo si no fuera porque los comentarios súper positivos brillan por su ausencia.

Veamos pues a ver qué dicen los guiris sobre esto:

Esta persona de Nottingham dice que es sin lugar a dudas el peor hotel al que ha ido en toda su vida. Lo principal que destaca son los centenares de escaleras que hay que subir y bajar para llegar hasta las habitaciones, por no hablar de la comida. Dice que ponen la misma comida cada noche para el desayuno, el almuerzo y la cena. No me imagino yo las típicas patatas fritas recalentadas y amarillas como enfermas del hígado para desayunar, comer, merendar y cenar. Creo que me entrarían arcadas con solo verlas.

Y continúa: “El hotel aún es mucho peor si vas en familia con niños”. Se ve que aparece cada día en un escenario según dice repugnante, un pavo con un vestido cutre de Pedro Picapiedra y les canta el “head, shoulders, knees and toes”, vamos, una auténtica pasada.

Esta otra experiencia de un tío de Ucrania, es muy ilustrativa sobre por qué no hay que ir. Vale, yo tampoco entiendo nada, pero Google Translator nos lo traduce así:

“La primera noche en la discoteca hubo una pelea: el joven español bebió un sorbo y descubrió las relaciones con las señales de billar. Nadie pudo entender". Vale, la traducción no es brillante pero la cosa es que un cliente español la lió en el billar después de beberse una copazo. Lo que si me ha quedado bastante claro es que no iré al Blue Sea. ¡Gracias Leópolis por tu opinión!

Este otro cliente de Cárdiff, que tiene una montaña rusa en su foto de perfil, pone un titular más esclarecedor. "Change your booking!". A ver, a mí una persona que tiene este tipo de fotos en el perfil no es que me parezca alguien muy fiable, pero el comentario es muy directo, y la exclamación le da un sentido de urgencia que te lo hace pensar dos veces antes de reservar una habitación.

Otro de los hoteles peor valorados en la web es el Adonís Hotel Villa Fanabe, que ocupa la posición 82 del total de 84 hoteles que están puntuados. Cuenta con 124 opiniones de las cuales 24 por ciento son negativas. No sé alemán, pero si ponen “Ein absolutes desaster” algo entiendo y no es nada bueno.

Barcelona

Viajamos hasta Barcelona para ver qué es lo que los guiris menos valoran de los hoteles de allí. Ya por las últimas páginas encuentro esta perla que merece ser comentada. Se trata de un hotel (por llamarlo de alguna manera), en la zona alta de la ciudad, pero que tiene peor pinta que una casa okupa después de un fin de semana de rave.

El sitio cuenta con parquet de madera de nogal muy delicado, un estucado en el baño de diseño superoriginal y colchones de viscoelástica con dos dedos de fluidos.

Una turista llamada Sofi M cuenta además que los vecinos son tan acogedores que les echaban agua, orina y escupitajos desde el balcón, les dejaron vasos con los bordes rotos para que se cortaran los labios y un cactus enorme para que se pincharan los pies. Además cuando pidieron la fianza se negaron a devolvérsela.

Una persona de Nueva York incluso llega a afirmar que es mejor entregar el dinero a un vagabundo y dormir en un parque que alojarse en este hotel.

Hay usuarios que adjuntan fotografías de algo parecido a un trozo de bacon dentro del lavavajillas recién llegados al establecimiento. Digno de Chicote.

Benidorm

Ya en en Benidorm. Si hay una cosa que mola de esta ciudad-playa con chiringuitos, son los baratísimos precios que ofrecen sus establecimientos. Pero claro, luego te encuentras con lo que te encuentras. Como dice mi madre: comprar barato sale caro. Te piensas que has triunfado por haberte gastado en quince días lo mismo que te puedes gastar un fin de semana en una capital europea y justo antes de marchar buscas alguna reseña en TripAdvisor y te encuentras con esto.

Si de buenas a primeras lees que hay bichos en el colchón o bien te untas con repelente o anulas la reserva.

Después de leer estas extraordinarias recomendaciones no me he podido resistir y he decidido reservar una de sus habitaciones para la semana santa de 2019 y hacer un artículo titulado “Pasé la semana santa en una habitación llena de pulgas a ver si por casualidad me picaban”. La sorpresa que he tenido al ver que ya no hay disponibilidad ha sido tanta que aún me han entrado más las ganas de visitar este hotel con nombre de signo del zodíaco.

He pasado un rato investigando sobre qué había pasado en este hotel me he dado cuenta de que no había ni rastro de él. Había desaparecido, nadie que conteste al teléfono, el email es inexistente, vendedores que te intentan vender otro hotel cuando yo quiero el Piscis. Pero no ha habido manera. Presuntamente el Hotel Piscis ha muerto de éxito.

Pues bien, ahora ya sabéis que ser guiri en España puede resultar tan complicado como desagradable. No es solo ponerse hasta el culo de cerveza barata y gambas al ajillo. Es también hospedarse en sitios llenos de roña y mugre a los que seguimos llamando hotel.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestro contenido más destacado.