Cofrade Escorpión en Blue Note
Madlib en Echoplex, marzo, 2014. Foto: Carl Pocket vía Wikimedia Commons

Cofrade Escorpión en Blue Note

La relación entre Madlib y el catálogo de la disquera de jazz, tiene raíces profundas.
18.7.18

Otis Jackson el Hijo pasará a la historia de la música popular como uno de los músicos más importantes de su generación. El impacto de su obra se puede sentir en el hip hop a través de sus técnicas de sampleo y por su sofisticado pero misterioso gusto por seleccionar breaks de latitudes antes desconocidas para los productores regulares de hip hop. Madlib introdujo una estética irreverente, psicodélica y a partes iguales nerd y disidente.

Publicidad

Si revisamos su carrera, podemos identificar a simple vista dos trabajos suyos que moldearon el hip hop de la década pasada: The Unseen (2000) y Madvillainy (2004), ambos prensados por el sello angelino Stones Throw. El primero da vida a una parte indispensable dentro de la mitología de Madlib: Quasimoto. Y el segundo en equipo con MF Doom, es un digno contendiente al disco de rap más importante de los últimos veinte años.

Además de esa multi laureada colaboración con Doom, Madlib hizo mancuerna con el inmortal beatmaker de Detroit J Dilla, para darle forma al Champion Sound (2003) y en esta década, con el rapero de Indiana con voz de barítono, Freddie Gibbs en el disco Piñata (2014). Además de sus colaboraciones, también tiene varias sagas de beats increíbles que no solo apelan a los amantes del hip hop, sino que también sirven como coronación de la cultura asociada al crate-diggin.

Las series de Beat Konducta y Medicine Show contaron con varias entregas y en el caso de la segunda saga en cuestión, Madlib hace una revisión de los géneros que han moldeado su carrera como beatmaker: dub, jazz, música de Medio Oriente, la India y otros paisajes exóticos con discos imposibles de encontrar, y que dan como recompensa sampleos que no habían sido utilizado antes.

La afición de Jackson al jazz está bien documentada no solo por la estética de sus beats. Madlib también tiene una banda de jazz. Bueno, eso de la banda es un decir pues él toca todos los instrumentos de su Yesterdays New Quintet, para el cual se tomó la molestia de crear nombres para los diferentes integrantes que no existen.

Considerando las aportaciones anteriores, es muy posible que eventualmente podamos considerar a Madlib en la misma categoría de músicos que exploraron nuevas fronteras auditivas en la tradición más alta del arte afroamericano, como Sun Ra o Miles Davis.

Publicidad

Siguiendo en el tema de la adoración que Otis Jackson tiene por el jazz, es indispensable mencionar y revisar su álbum del 2003 Shades of Blue editado por el legendario sello Blue Note. De acuerdo a la versión oficial el sello avecindado en Nueva York, Blue Note invitó a Madlib a que revisara sus archivos para que trabajara en un álbum que introdujera el vasto y estupendo catálogo de la disquera a nuevas generaciones.

Hay que mencionar que el sello desde finales de los noventa había mostrado interés en que músicos ajenos al sello y de orientación hip hop les devolvieran cierta gloria a su catálogo. Por lo anterior, Blue Note ya había invitado al beatmaker de Nueva York Pete Rock a realizar un álbum con versiones nuevas de clásicos del jazz editados por el sello. El resultado fue Diggin’ on Blue, editado durante 1999 y que sirvió a Blue Note como primer experimento en el campo de los remixes. Pero la verdad es que fuera de los fans de Pete Rock, el álbum pasó desapercibido.

Por supuesto años antes, específicamente en 1993, el sello de Nueva York editó uno de los pináculos del jazz-rap, el Hand on the Torch de la banda londinense Us3 que sampleó prominentemente varios clásicos de Blue Note, entre los cuales destaca "Cantaloop (Flip Fantasia)" que incluye un sampleo de "Cantaloupe Island" de Herbie Hancock y se volvió un éxito masivo. Esa es una de las canciones dentro del canon de jazz-rap que seguramente recuerdas. (Me gusta "Cantaloop Island (Flip Fantasia)" pero no me gusta el rap tipo de mierda.)

Así que en ese afán de volver a la relevancia y devolver gloria a un pasado empolvado, Blue Note le dio las llaves de su archivo a Otis Jackson Jr. y estoy seguro que no sin cierta incertidumbre por cuál podría ser el resultado.

Jackson seleccionó varios de sus temas favoritos de Blue Note en cuyas versiones originales podemos señalar cierta psicodelia de esa que Madlib abrevó para acuñar su estilo detrás de los controles. La invasión de Jackson al catálogo del sello de jazz dio como resultado versiones renovadas de clásicos como ‘The Look of Slim’ de Gene Harris y los Three Sounds que en el Shades of Blue muta a ‘Slim’s Return’ incorporando scratches y un sampleo vocal del clásico KRS-One ‘Sound of the Police’.

Otro de las versiones que más me gustan es "Mystic Bounce", que es como llamó Madlib a la versión que hizo del clásico "Mystic Brew" de Ronnie Foster, con todo ese frenesí del tecladista incluido en una nueva iteración. Para "Please Set Me At Ease", original de Bobbi Humphrey, Madlib invita al que seguramente es su MC favorito: MED. Tal vez esa sea la mejor rola que MED hizo bajo el auspicio de Madlib. Y vaya que hicieron bastantes.

"Stepping into Tomorrow" original de Donald Byrd, cuenta con la introducción de MF Doom para luego dar paso a una versión más funky que la original que ya de por sí tenía altas dosis de la sustancia que hace muevas la cabeza con el riesgo de romperte el cuello.

El resultado de las exploraciones de Madlib en el catálogo de Blue Note no necesariamente devuelve la gloria al legendario sello, pero sí es un documento que explica claramente cómo la cultura hip hop a través de su expresión musical debe ser considerada una de las iteraciones más exitosas del jazz.

Para Blue Note, la gloria finalmente volvería con el éxito en las listas de popularidad de la hija de Ravi Shankar: Norah Jones y su mezcla de jazz y folk americano. ¯\_(ツ)_/¯

FB: GranRevancha / Twitter: @revancha_df / Instagram: revancha_df