Alcanza el nirvana a punta de gritos con Metal Yoga Bones
Foto: Mari Sarai | Amuse

Alcanza el nirvana a punta de gritos con Metal Yoga Bones

Saskia Thode, en Brooklyn, anima a sus estudiantes a alcanzar un estado fitness utilizando death metal y grindcore.
MS
fotografías de Mari Sarai
18.7.17

Este artículo se publicó originalmente en i-D USA.

Conoce a Saskia Thode, fundadora de Metal Yoga Bones, un estilo particular de yoga Vinyasa que se practica en el Cobra Club en Bushwick en Nueva York. La prescripción de Thode para lograr la paz interior es una hora y media de gritos y voces rasgadas ambientados por thrash metal y grindcore. Este no es el camino que muchos escogerían para alcanzar la felicidad, pero su creciente popularidad confirma lo que los romanos siempre habían dicho: que algunos de nosotros necesitamos ser un poco malos antes de que podamos ser buenos, incluso cuando es el bienestar el que nos espera al final del camino. Viaja a través de la oscuridad y encontrarás la luz.

Foto: Mari Sarai | Amuse

Jessica Brinton: ¿Qué pasa en tus clases?

Publicidad

Saskia Thode: Trato de sacar la ira y la rabia de la gente. A veces es necesario liberarla y ¿dónde encuentras el espacio para hacerlo? Comenzamos a calentar saltando y boxeando en el aire, gruñendo y bailando. Yo pongo Black Sabbath, Def Leppard, Motorhead, algo de hair metal, lo que sea que tenga un ritmo distinto. Quiero que la gente haga lo que haría en un show si estuviera delante de un escenario, excepto que aquí tienen todo el espacio disponible para expresarse.

No hacemos saludos al sol porque saludamos a la oscuridad.

¿Cuándo fue tu primer contacto con el metal?

Mi madre era metalera, así que crecí escuchando a Manowar, Iron Maiden, Terroriser y Sodom. Cuando yo era niña, fuimos a varios festivales de metal en Europa, e incluso con más de 8.000 personas, nunca hubo peleas porque había una salida para las emociones negativas.

¿Cómo empezó Metal Yoga Bones?

Cuando estaba formándome como profesora y entrenadora, ponía metal en la casa. Se suponía que debíamos hacer una lista de reproducción y mi profesor dijo: "es importante hacer lo que quieras y sientas que debes hacer". Así que hice una lista de reproducción de metal. Empecé a ponerla para hacer yoga con amigos en el parque, y un día el Cobra Club dijo: "¿por qué no haces eso mismo en el espacio detrás del club? "

El yoga es sagrado y el metal es profano. ¿Cómo pueden coexistir?

Están mucho más alineados que eso. El metal tiene muchos aspectos espirituales y ambos están muy conectados con la naturaleza. La diferencia es que el metal reconoce también la oscuridad que llevamos dentro. El sonido del metal puede ser un detonante para dejarla salir y así liberar un poco de agresividad e ira. La música extrema en realidad te hace más tranquilo, no más enojado. Cuando la música es más rápida que tus sentimientos, puede ayudarte a aclarar tus pensamientos.

Publicidad

¿Cómo se expresa eso en tus clases?

Las clases son lo más intensas posible. A mitad de camino, pongo death metal y grind para presionar a los estudiantes un poco más lejos. Pongo Death, Suffocation, Sodom, Possessed, Venom, Nile, y Onslaught, y trato de hacer que se enojen por tener que mantenerse en ciertas poses por mucho tiempo. Entonces les digo: "¿Están enojados? ¡No los escucho, díganme qué tan enojados están!" Las emociones, la energía de la música y las endorfinas liberan mucha energía positiva en el cuerpo.

¿Significa que, después de todo, está bien tener vicios?

Creo que se trata de tener una opción. A veces después de una clase de yoga, no sales con ganas de tomar, pero si quieres un trago, pues tómate uno. Es lo mismo en el mundo del metal.

No se trata de ser un caníbal o de tomar sangre; se trata de ser quien eres y de sentir pasión por la música.

¿Crees que el yoga del metal es también una oportunidad para sumergirse en lo más oscuro de la sexualidad?

Muchas de las poses del yoga, como el puente, son beneficiosas para tu vida sexual, especialmente para los músculos del suelo pélvico. Pero más allá de eso, creo que sirve más para aprender a estar cómodo con tu cuerpo. El mejor resultado es mostrar que todo el mundo es hermoso a su manera, sin importar las apariencias. Es el único lugar donde deberías ser capaz de ser quien eres, de centrarte en la conexión con tu propio cuerpo y estar contento contigo mismo.

Foto: Mari Sarai | Amuse

¿Cómo ha sido recibido Metal Yoga Bones por la escena de metal de Nueva York?

Muchas de las bandas han llegado a las clases; a veces no quieren ponerse ropa de trabajo, entonces vienen en jeans. Si esto restringe sus movimientos, pueden ir dando pasos más pequeños.

Publicidad

¿Es esencial usar una camiseta alusiva a bandas de metal?

Puedes usar lo que quieras. Tengo hombres hétero que vienen con las uñas pintadas y maquillaje en la cara; otro tipo vino con una falda. Todo es posible. No hay discriminación de ningún tipo.

¿Qué tan seguido pones música de Iron Maiden?

Nunca hay una clase en la que no incluya una canción de Maiden: 'Fear of the Dark' es una de mis favoritas. Eso es lo que escucho cuando monto bicicleta. Es un poco acelerada, pero también logra abrir el corazón.


Lee también:


Un amigo que dirige el Live Evil Festival en Reino Unido estaba especulando sobre cómo tus clases funcionarían en su festival.

Me encantaría llevar yoga a los festivales. Creo que la escena está lista para recibir la buena salud. Ya hay muchas personas que son veganas y comen muy bien. Beber es propio del territorio, pero en los festivales siempre hay tiempo de inactividad en el día. Sería bueno tener algo que hacer mientras pasas el guayabo.

El lenguaje de yoga puede sonarle extraño al metalhead promedio, ¿no?

He intentado renombrar cada pose de acuerdo a la sensación que te da. El guerrero 1 es The Destroyer (el destructor), porque te estás preparando para entrar en la batalla y destruir. El guerrero 2 es la Fuck You (a la mierda) porque es la pose que haces cuando sabes que eres mejor que todos los demás…

Si uno de sus estudiantes entrara en un mosh pit la próxima semana, ¿qué pose le recomendarías practicar de antemano?

Publicidad

Durante los shows, mucha gente hace los guerreros 1 y 2. Es un impulso metalero. Para hacerlo bien, es bueno asegurarse de que tu postura sea la correcta. Tienes que estar muy bien parado y en mis clases siempre voy a tratar de presionar a mis estudiantes a probar lo fuertes que son. El metal yoga es también una actitud.

Muchos maestros de yoga dicen que el final de la clase es la parte más importante. Después de toda la locura, ¿cómo terminas tus clases?

Tengo una canción que siempre pongo para Savassana (la última pose de la clase, conocida también como pose del cadáver o cuerpo sin vida). Es de Celtic frost y se llama 'Winter'.

No cantamos 'Oms'. Para conectarnos como comunidad, aullamos a la luna como hombres lobo.

¿Alguna vez alguien ha perdido el control en una de tus clases?

Se enojan, gritan y luego salen riendo.

Foto: Mari Sarai | Amuse