Creators

Entra a estos globos que se comen a los edificios

Conoce al colectivo español que crea instalaciones inflables y lúdicas.

Es parecido a entrar a un lugar sacado de un sueño o una película. Te encuentras en las entrañas de un globo gigante, que tapiza con plástico de color el interior de un edificio. De pronto, todo lo que ves son siluetas de la arquitectura que había ahí pero que se ha transformado en otra cosa, otro espacio que parece irreal.

Así son las instalaciones del colectivo Penique Productions. Estuvo en la Ciudad de México el 15 de agosto como invitado del TAG CDMX 2017, a dar una plática de su trayectoria y crear un ejemplo de sus famosos 'hinchables' en el Centro Cultural del Bosque.

Publicidad

Fue un día de 2007, cuando el español Sergi Arbusà, fundador del colectivo, debía presentar un proyecto final en la facultad de Bellas Artes de la Universidad de Barcelona y tuvo la ocurrencia de intervenir el espacio donde todos sus compañeros llegarían a presentar sus piezas, para que ahí encontraran un gran globo ocupando todo el espacio, impidiéndoles transitar. Pero mientras lo instalaba, descubrió algo muy interesante que cambió por completo su plan original: se asomó al interior por curiosidad, y luego entró a caminar dentro del globo, descubriendo una experiencia nueva. Fue así que dio en el clavo con la idea que hoy sustenta al colectivo Penique Productions, dedicado a crear instalaciones efímeras en espacios arquitectónicos a base de plástico de color y un ventilador que ejerce presión sobre las paredes internas de estos inflables a la medida.

Nottingham.

Madrid.

Sobre ese momento de Eureka cuando Sergi creó la primera instalación, cuenta: "Yo lo tenía todo programado, estaba funcionando; llegué y, de repente, cuando ya lo tenía hinchado y encajado en la pared, pensé: 'está guapo ahí dentro, ¿no?'. Saqué el ventilador, me metí y pensé: ¡estoy dentro! ¿Y qué pasa? ¡Qué guapo, qué guapo! Pero esa nueva información comprometía mi proyecto completamente, lo cambió de arriba a abajo. Y cuando esto te pasa, tienes que estar abierto a que te pase y, o lo incorporas o lo matas. Pues en este caso, lo incorporé sin duda y se volvió lo que es, y es que realmente funciona mucho mejor que simplemente como un objeto escultórico invasivo que ocupa el espacio".

Publicidad

Después de eso, realizó otras piezas en Reino Unido, donde estudió un master. Así, comenzó a experimentar con materiales y a probar con espacios de una arquitectura más compleja para intervenir, por ejemplo rodear un salón que tiene columnas o colocar piezas a la intemperie. Desde entonces, han hecho instalaciones en Francia, México, Italia, Portugal, Líbano y Brasil, donde actualmente reside.

Su trabajo ha llamado la atención de ferias de arte como ARCO y Beirut Art Fair, festivales de música y de arte y pasarelas de moda con casas como Maison Martin Margiela. En realidad, los globos de Penique se mantienen como eso, una idea sencilla y divertida, globos con los que uno de inmediato quiere jugar.

Ciudad de México.

Barcelona.

"Recuerdo en uno de los primeros en Londres, un tipo inglés, lo fue mirando, mirando… se veía pensativo y dijo, en inglés: esto es sencillo pero ingenioso, 'simple but clever'. Me pareció de una profundidad, de una simplicidad y de una verdad, que se me quedó mucho".

Hay varios aspectos que resultan atractivos para el público, al descubrir y transitar por estos artefactos; desde el color y la textura hasta la curiosidad de entender la parte técnica y luego darles una dimensión conceptual. "En el proyecto hay varias capas. Un niño, por ejemplo, trabaja mucho con el juego del globo, el hinchable. Está en el imaginario colectivo de la infancia, de la ternura, del juego. ¡Y el color! El color acaba trabajando de una forma muy fuerte también, con la luz, y la textura también… Si abres la lata del concepto, la gente más del gremio del arte [ve] el globo en relación con la arquitectura, el espacio, la memoria del pueblo, porque la arquitectura tiene mucho contenido. La cuestión de re-apropiarse un espacio, el tema de la capa, como una piel que lo cubre todo; el evidenciar también el negativo, al final, el objeto es lo cóncavo".

Publicidad

Vilanova de Cerveira, Portugal.

Querétaro, México.

Río de Janeiro.

Sergi apunta: "Nosotros lo único que decimos es: esto es un globo, esto es importante, la idea del objeto expandido y luego, queda abierto. La obra es abierta. A nivel de sensaciones y a nivel de contenido. Que cada uno lo desdoble por donde quiera y se quede con la explicación que le apetezca".

Lisboa.

Si quieres conocer más de Penique Productions, visita su sitio.