FYI.

This story is over 5 years old.

guerras y conflictos

Nuevas pruebas de Amnistía Internacional contra Israel por la ‘Matanza en Rafá’ de 2014

Un novedoso método de investigación desarrollado por la Universidad de Londres constata las violaciones del derecho internacional cometidas por Israel en Gaza entre el 1 y 4 de agosto de 2014 cuando 135 civiles palestinos resultaron muertos.
31.7.15
Imagen vía Amnistía Internacional

"Hay pruebas sólidas de que muchos de los ataques en Rafá entre el 1 y el 4 de agosto de 2014 fueron graves violaciones de la ley humanitaria internacional y constituyen graves infracciones de la Cuarta Convención de Ginebra y otros crímenes de guerra".

Sin matices. El informe de Amnistía Internacional (AI) 'Viernes Negro': Matanza en Rafá durante el conflicto de Israel y Gaza de 2014 analiza la respuesta del ejército de Israel a la captura del lugarteniente Hadar Goldin y la implementación de la llamada Directiva Hannibal, que implica que se desencadene una intenso ataque contra personas, vehículos y edificios en las inmediaciones del secuestro de un soldado del ejército israelí, con el consiguiente riesgo para los civiles y los soldados capturados.

Publicidad

Durante el alto al fuego temporal acordado el viernes 1 de agosto de 2014 a las 8 de la mañana, Goldin y otros dos soldados inspeccionaban un túnel dentro de una casa que, supuestamente, conducía a territorio israelí. Un militante de Hamas emergió del agujero y abrió fuego contra los militares. Los acompañantes del lugarteniente perecieron y Hadar Goldin fue capturado — no está claro si vivo o muerto —.

La ofensiva del ejército de Israel al amparo de la Directiva Hannibal se cobró la vida de al menos 135 civiles, entre ellos 75 niños, según fuentes de AI. La llamada "Operación Margen Protector" mató a 2.192 palestinos e hirió a otros 11.100, según la ONU. El número de israelíes asesinados fue de 71, 66 de los cuales soldados, a los que hay que sumar a un coordinador de seguridad. Hamás infligió cuatro bajas civiles.

Amnistía Internacional califica de 'crímenes de guerra' los ataques a la población civil durante la ofensiva de Israel en Gaza. Leer más aquí. 

El secuestro y asesinato de tres adolescentes israelíes en el asentamiento en Cisjordania fue lo que desencadenó la ofensiva del Estado israelí. El gobierno de Israel culpó a la organización islamista Hamas, aunque su propia policía reconocía, días después, que el grupo responsable actuó autónomamente.

Está extendida la idea de que la Directiva Hannibal toma su nombre del general cartaginense que prefirió matarse con veneno a entregarse a los romanos, aunque según el periódico israelí Haaretz el nombre se generó aleatoriamente en un computador del ejército israelí.

Publicidad

El mismo Haaretz recogió en 2003 que al menos un comandante de un batallón se negó a transmitir la orden a sus soldados y que ésta produjo un encendido debate sobre su moralidad. El bloguero israelí Richard Silverstein llegó a afirmar, en medio de la ofensiva de Israel contra Gaza, que la directiva "abraza una perspectiva fascista en la que el individuo está supeditado a la masa. No tiene un valor individual específico a no ser que esta sirva al interés de la nación. Y este interés ha de ser sacrificado por un bien mayor, cuando sea necesario".

Para llevar a cabo este documento, la ONG trabajó con Forensic Architecture, un equipo de investigación establecido en Goldsmiths, en la Universidad de Londres. Es el resultado del análisis combinado de centenares de fotografías y vídeos, así como de imágenes de satélite y testimonios de testigos presenciales. Pruebas documentales de médicos, activistas pro-derechos humanos y periodistas, pero también materiales de fuentes oficiales israelíes y palestinas, nutren al informe en cuestión.

Amnistía Internacional ha publicado un vídeo en el que se explica cómo se llevó a cabo la investigación:

La respuesta del gobierno de Israel al informe no se hizo esperar.

"La metodología en la que está basada el informe es, fundamentalmente, defectuosa. Es evidente que Amnistía Internacional tiene una comprensión imperfecta de la ley internacional, y esto revela la obsesión compulsiva de esta organización hacia Israel", empieza, contundente, el comunicado oficial.

Publicidad

"Cuando alguien lee el reporte da la sensación de que las IDF [Siglas de Fuerzas de Defensa Israelíes en inglés] luchaban contra sí mismas - cuando casi no hay menciones a las acciones militares de Hamas y otras organizaciones terroristas palestinas", sigue el texto, en el que se considera que AI "construye una falsa narrativa" cuando afirma que la operación resulta de un secuestro de un militar cuando las IDF "estaban operando para parar el lanzamiento de cohetes y para neutralizar los túneles transfronterizos".

Un informe revela que Hamas mató y torturó a palestinos durante el conflicto de Gaza. Leer más aquí. 

"Amnistía Internacional no ha tenido acceso a la Franja de Gaza, al igual que sucede con otras organizaciones, pero sí que contamos con colaboradores establecidos ahí", explica a VICE News Verónica Barroso, de AI. "Todas las fotografías y material audiovisual utilizado para analizar cómo sucedieron los hechos comprendidos entre el 1 y el 4 de agosto han sido contrastados por investigadores y expertos, y todo ello contrastado, además, con testimonios presenciales, ya que los investigadores de nuestra organización no pueden tener acceso sobre el terreno", sigue Barroso.

Ni Israel ni Egipto han puesto facilidades a la ONG para desarrollar esta investigación.

"Siempre procuramos hablar con todas las partes que intervienen en el conflicto, pero ha sido prácticamente inviable hablar con las autoridades israelíes y egipcias para acceder a la Franja de Gaza", continúa la activista. "Han hecho caso omiso a los llamamientos de Amnistía Internacional para que lleven a cabo investigaciones exhaustivas y independientes sobre los sucesos que han ocurrido. Hasta ahora la contestación de Israel es que no han incumplido las obligaciones internacionales", cómo se desprende del comunicado.

"Las investigaciones que han hecho hasta ahora no han sido independientes ni imparciales y los responsables de estos crímenes de guerra no han sido llevados ante la justicia", afirma tajante la activista.

"Hemos pedido que se tengan en cuenta los informes que ha llevado a cabo Amnistía y hemos hecho un llamado a la comunidad internacional para que todos los estados cooperen con el examen que está llevando a cabo la fiscalía de la Corte Penal Internacional, sobretodo cuando tenemos indicios tan claros de que se han cometido crímenes de guerra", concluye Barroso.

Sigue a Quique Badia en Twitter @qbadiamasoni