FYI.

This story is over 5 years old.

La Corte Suprema de EEUU legaliza el matrimonio homosexual a nivel nacional

La Corte Suprema ha legalizado hoy el derecho a contraer matrimonio entre personas del mismo sexo en los 50 estados, lo que anula a nivel estatal la capacidad de prohibir el matrimonio gay.
Imagen por Kevin Wolf/AP

Un fallo de 5 jueces a favor y 4 en contra, emitido este viernes por la Corte Suprema de Estados Unidos, ha establecido que las parejas del mismo sexo tienen derecho a contraer matrimonio en los 50 estados, lo que anula la capacidad de los estados de prohibir uniones del mismo sexo.

El fallo del caso Obergefell vs. Hodges se basa en demandas presentadas por parejas de Kentucky, Michigan, Ohio y Tennessee — cuatro de los 14 estados de la nación que no permitían, hasta hoy, las uniones del mismo sexo.

Publicidad

El caso Obergefell vs. Hodges se centraba originalmente en la demanda de Jim Obergefell, que se casó con su pareja en Maryland, un estado donde el matrimonio gay es legal, y que solicitaba que su matrimonio fuese reconocido también en Ohio, un estado donde no lo era. Después de que el marido de Obergefell, John Arthur, muriera por la enfermedad neurológica incurable ELA, Ohio se negó a reconocer el nombre de Obergefell en el certificado de la muerte de su cónyuge, lo que le llevó a recurrir esta decisión ante la justicia.

Cuando el caso llegó a la Sexta Corte de Apelaciones, un juez falló en contra de Obergefell, así que otras parejas demandantes de cuatro estados distintos se unieron bajo el mismo caso Obergefell vs. Hodges para comparecer ante la Corte Suprema.

El fallo de este viernes obligará a todos estos estados, que se encuentran en el sur y el centro-oeste, a levantar sus prohibiciones sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo. El matrimonio gay ya era legal en 36 estados de todo el país, así como en el Distrito de Columbia.

El juez Anthony Kennedy redactó la sentencia, cosa que ya había hecho en tres casos relacionados con derechos de los homosexuales. Dos de estas resoluciones fueron emitidas el 26 de junio, por lo que esta fecha ya es todo un hito en los derechos de los homosexuales. En el Lawrence vs. Texas, el caso de 2003, el tribunal revocó varias leyes estatales que criminalizan el sexo gay. En 2013, en Estados Unidos vs. Windsor, el tribunal revocó una parte de una ley contra el matrimonio gay federal.

Publicidad

"A las parejas del mismo sexo se les niega todos los beneficios que los Estados Unidos vinculan al matrimonio y provocan una inestabilidad que muchas parejas heterosexuales creerían intolerable", declaró este viernes en el fallo. "Es humillante apartar a las parejas del mismo sexo fuera de una institución tan central de la sociedad de la nación, ellos también pueden aspirar a los fines trascendentales del matrimonio. La limitación del matrimonio a las parejas de distinto sexo puede haber parecido natural y justa durante algún tiempo, pero su incompatibilidad con el significado central del derecho fundamental a contraer matrimonio es ahora manifiesta".

La mayor parte de los jueces defendió que las leyes estatales impugnadas por los demandantes limitan la libertad de las parejas del mismo sexo y socavan los principios de igualdad consagrados en la Constitución.

"Estas leyes cuestionadas vulneran la libertad de las parejas del mismo sexo y abrevian preceptos centrales de la igualdad", escribió el juez Kennedy. "Las leyes sobre el matrimonio en cuestión son, en esencia, desigual: a las parejas del mismo sexo se les niegan los beneficios que sí se les proporcionan a las parejas de distinto sexo y tienen prohibido el ejercicio de un derecho fundamental, esta negación crea un grave y perjuicio daño, que se usa para faltar el respeto de los gays y las lesbianas".

La decimocuarta enmienda, aprobada tras la Guerra Civil, establece que ningún estado puede establecer o hacer cumplir leyes que limitan las libertades civiles de los ciudadanos estadounidenses, o negar la igual protección de la ley a las personas dentro de su jurisdicción. El tribunal ha considerado que la prohibición del matrimonio homosexual en los diversos estados viola este principio fundamental.

"Sería no entender a estos hombres y mujeres decir que faltan el respeto a la idea del matrimonio", apunta la sentencia, en referencia a los demandantes. "Su justificación es que ellos lo respetan, lo respetan tan profundamente que tratan de cumplirlo por sí mismo. No deben estar condenados a vivir en soledad, excluidos de una de las instituciones más antiguas de la civilización. Piden la misma dignidad ante los ojos de la ley. La Constitución les otorga ese derecho".

El presidente Barack Obama valoró en Twitter la sentencia pocos minutos después de que se diera a conocer y la calificó de un "gran paso" hacia la igualdad.

Today is a big step in our march toward equality. Gay and lesbian couples now have the right to marry, just like anyone else. — President Obama (@POTUS)June 26, 2015