Waypoint

2,000 horas después, este jugador sigue sin terminar un nivel de 'Mario Maker'

Braden Moor ha intentado derrotar a su pesadilla, Trials of Death, desde diciembre de 2015.
Juan  Regis
traducido por Juan Regis
21.1.18
Imagen cortesía de Nintendo

De vez en cuando, me comunicó con Braden Moor por email. Desde enero de 2016, Moor ha tratado de completar un absurdo nivel de Super Mario Maker, una pesadilla que él mismo llamó, apropiadamente, Trials of Death. He escrito acerca de Moore en varias ocasiones y en diferentes etapas de su incansable y fallido viaje. En su primer intento invirtió 385 horas para terminarlo. Después fueron 1,500 horas. Ahora, le he tomado cerca de 2,000.

Publicidad

"Es difícil creer que durará hasta el 2018", me contestó Moor por correo electrónico, "pero espero que sea un período de buenos intentos, mucho progreso e, incluso, victoria. Nunca sé qué esperar cuando prendo el Wii U para arrancar una nueva sesión".

El primer intento de Moor fue el seis de diciembre de 2015. Si el nivel Trials of Death se juega sin errores, el jugador puede terminarlo antes del límite de tiempo de 500 segundos de Mario Maker; poco más de ocho minutos. Cualquier momento de titubeo te quita segundos que podrían ser fatales.

En Mario Maker, los jugadores no pueden subir sus niveles a la comunidad hasta que demuestren que no son imposibles de completar. Es una solución astuta de Nintendo, ya que obliga a los jugadores a hablar con sus acciones y demostrar que los niveles no escapan a la lógica.

Para que se den una idea de lo que Moor tiene que enfrentar todos los días, les dejamos este clip de Trials of Death:

Es una verdadera locura y sobrepasa lo que Moor previó en un principio. Cuando hablé con él en septiembre de 2016 —precisamente después de jugar 385 horas— se dio cuenta que le tomaría 500 horas para pasar de nivel. Sin embargo, hace tiempo que su predicción se quedó corta.

Una de las razones principales de la demora son los pequeños ajustes que parecen nunca terminar. En octubre del año pasado, Moor había logrado progresar hasta que se dio cuenta que era demasiado fácil para él. Por lo tanto, solía hacer ajustes para complicarse la vida. Cuando Nintendo concluyó el Miiverse, nos entregó también una pequeña actualización de las funciones en redes sociales de Mario Maker. En el proceso, la compañía cambió algunos trucos utilizados por los jugadores más avanzados que desafiaban a la física. Como Moor quiere que este aspecto quede intacto, ya no puede cambiar de nivel.

Publicidad

"Cada vez que veía algo de progreso", me dijo en 2016, "sentía que el nivel no correspondía a mis expectativas en términos de dificultad. Esto ha provocado que sea un proyecto más tardado. Es un ciclo infinito de mejoría".


Relacionados: Nintendo lanzará impresionantes kits de cartón para Switch


En marzo de 2017, Moor me contactó porque pensó que estaba a nada del éxito. Una buena racha le dio a entender finalmente que el nivel estaba casi listo. Por supuesto, esto nunca pasó. Casi un año después, Moor sigue esperando a que aparezca la pantalla para subir el nivel.

"A veces lo juego con toda la determinación", me dijo, "y en otras ocasiones lo juego esperando nada. Puede que termine algunas sesiones sintiéndome bien por la constancia que muestro, pero también a veces me quedó corto y siento que no avanzo. Esta es la cruda realidad. Pero nunca pierdo la motivación, y cuando veo algunos de mis mejores rachas grabadas hasta la fecha me doy cuenta de lo cerca que he estado de lograrlo".

Moor me pasó un clip que muestra que aún hay esperanza:

Moor logra sobrevivir a gran parte de la locura que él mismo creó antes de sucumbir a la brutalidad de las últimas secciones. Ha logrado pasar hasta los trucos finales de Trials de Death dentro de los seguros confines del editor de Mario Maker, pero sigue esperando el día en que pueda hacerlo de una sola sentada y dar vuelta a la página. (Las casi 2,000 horas de juego están divididas en jugar el nivel y practicar ciertas secciones en el programa de edición porque le permite colocar a Mario en secciones que aún no logra pasar).

En una época donde la mayoría de los fans de Nintendo han migrado a Switch, la nueva y exitosa plataforma de la compañía, Moor continúa usando su Wii U GamePad e intentando subir su nivel para una comunidad que se ha hecho cada vez más pequeña desde Mario Maker alcanzó su punto más alto. Aunque Nintendo todavía no anuncia la secuela de Mario Maker para Switch, la premisa luce inevitable.


Relacionados: 'Assassin's Creed' sería una mejor franquicia sin la basura de ciencia ficción


"Me han preguntado si transferiría mi progreso a una potencial secuela si es que la anuncian antes de que termine", dice Moor. "Estoy seguro de algo: no creo estar dispuesto a perder toda el progreso que he logrado en mi nivel jugando con los controles del Switch. Me voy a quedar con el Wii U GamePad. Aunque la mayoría de los jugadores se mude de plataforma, yo seguiré aquí hasta terminar mi nivel".

Moor está comprometido con su causa, y no le preocupa que en algún momento Nintendo quisiera dejar atrás a Mario Maker y tirar los servidores. A estas alturas, no se trata del resto del mundo, sino de él.

"Todavía no me he fijado una fecha límite", dice, "pero sí tengo grandes expectativas para el 2018".

La próxima vez que escriba del tema será para hablarles del logro de Branden Moor.