VICE Impact

La Marcha de Mujeres pretende lograr cambios generacionales hacia 2018

En Nueva York, y a lo largo de todo Estados Unidos, el sentimiento antiTrump se apoderó de las marchas.
ER
traducido por Elvira Rosales
25.1.18
Imagen vía la autora.

Un año después de la Marcha inaugural de Mujeres en Washington en 2017, por lo menos 200,000 manifestantes se extendieron por 40 cuadras en el Central Park West de Manhattan y la Sexta el sábado pasado.

Los manifestantes se movieron hacia el centro de la ciudad en un escenario erigido cerca de Columbus Circle, y sí el Trump International Hotel. Los oradores incluyeron a Ashley Bennett —una demócrata que se postuló para el cargo por primera vez— y MILCK, una cantante que escribió e interpretó una canción llamada “Quiet”, con un grupo de mujeres en la marcha de Washington, DC de 2017. La canción, misma que muchos llegaron a considerar como el himno de la Marcha, trata sobre la experiencia de MILCK con el abuso doméstico y un trastorno alimentario.

"La única forma de lograr un cambio es si nos comprometemos con el cambio".

La marcha de Nueva York —organizada por la Alianza para la Marcha de Mujeres— fue una de cientos de protestas llevadas a cabo el sábado en todo Estados Unidos para honrar el aniversario de la primera Marcha de Mujeres. Los eventos conmemorativos siguieron alrededor del mundo el domingo 21 de enero. (La Alianza para la Marcha de Mujeres es independiente de de la organización de la Marcha de Mujeres.)

Muchas de las pancartas el sábado y sentimientos que expresaron los manifestantes se centraron en el apoyo electoral para candidatos progresivos.


Relacionados: Hermosas fotografías de la Marcha de las Mujeres en Washington


“Hoy había una gran energía. Esperamos que se vea reflejado en las votaciones”, dijo Thelma Mann (66) de Chelsea, Nueva York a VICE Impact.

"La única forma de que logremos un cambio es si nos comprometemos con el cambio", declaró la actriz Whoopi Goldberg, una participante sorpresiva en la marcha de Nueva York. "Tenemos que decidir que la gente que nos representa debe representarnos a todos. No pueden representar sólo a algunos de nosotros".

Una “ola azul” se acerca a Central Park West. (Foto de la autora)

Para muchos, la marcha engloba objetivos más allá de las papeletas de votación.

“Normalmente no asisto a eventos políticos, pero me encanta la energía que hay aquí —este año y el pasado— y qué tan grande es el contingente de la Marcha de Mujeres, todo el conjunto”, señaló Dylan Jhirad (50) de Battery Park, Nueva York. “Sin importar tus convicciones políticas, deberías sentirte horrorizado por lo que está sucediendo en este momento. Y todos los que estamos aquí tienen diferentes pasiones, pero la marcha es tan abierta como para englobarlos”.

“Estoy peleando por la equidad de las mujeres. Equidad total", expresó Sara Cross (26) de Gramercy Park, Nueva York. Cross, quien también participó en la marcha del año pasado, añadió “Estoy aquí para representar a mi generación y también ver a generaciones más viejas aquí; espero no llegar a los 70 y seguir luchando por derechos humanos básicos. Quiero que la generación anterior de activistas sepa que estamos aquí gracias a su arduo trabajo y que seguiremos resistiendo para conseguir la equidad”.

“Hoy había una gran energía. Esperamos que se vea reflejado en las votaciones”

Cuatro mujeres —tres primas y una amiga— pertenecen a la generación anterior que Cross mencionó y se detuvieron a hablar con VICE Impact en Columbus Circle. “Todas marchamos el año pasado y aquí estamos de nuevo. No nos lo perderíamos, es una forma de mandar un mensaje claro”, dijo Lee Luce de Warwick, NY.


Relacionados: Los rostros de la Marcha de Mujeres contra Trump en la CDMX


“¡Tenemos que decirles a esos bastardos!”, se unió Ellen Miret de Nyack, NY.

“Tenemos que decirles que está bien tomar las calles", añadió Deborah Stark de Mahwah, NJ. “No, en realidad tenemos que tomarlas”, interrumpió Miret.

Publicidad

Meg Smith de Chatham, NJ, comentó sobre el control de la marcha. "El Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York —lo mejor de Nueva York— ha hecho un gran trabajo”. Al mismo tiempo que la marcha estaba sucediendo, pocas horas después del cierre del gobierno federal, muchas pancartas en la marcha expresaron su apoyo tanto para el programa Deferred Action for Childhood Arrivals (DACA) como para el Children’s Health Insurance Program (CHIP); ambos puntos centrales del debate entre los Republicanos, Demócratas y el Presidente Trump.

SÍ A TODOS LOS HOMBRES. (Foto vía la autora)

Los Dreamers y miembros de la comunidad LGBTQ expresaron su solidaridad. Otros se enfocaron en el movimiento #MeToo, la diferencia de salarios por género y los derechos reproductivos.

Los manifestantes dejaron sus letreros en el Trump International Hotel en el Columbus Circle. (Foto vía la autora)

“Me gusta que la ciudad de Nueva York se una alrededor de los Principios de Unidad de la Marcha de Mujeres”, dijo Sasha Fountain (25) de South Jamaica, Queens a VICE Impact. “La gente se está levantando para lograr un cambio, no ser cómplices y para apoyar a la población vulnerable. Y no están tomando el micrófono para hablar por ellos, sino dejándolos hablar”.