Cada diputado de Morena nos costó igual que un Mustang descapotable
Ilustración por Vice.
VICE NOTICIAS

Cada diputado de Morena nos costó igual que un Mustang descapotable

El derroche no sólo fue en la campaña presidencial, los candidatos a legisladores gastaron 1, 2, 3 y hasta 4 millones de pesos para llegar al congreso. Ahora a ver cómo corren.
25.9.18

Artículo publicado por VICE México.

Si los políticos de la actual legislatura fueran autos, Morena, junto con sus coequiperos del Partido del Trabajo y el ahora partido sin registro Encuentro Social (PES), dominaría las pistas del Congreso de la Unión con lujosos automóviles de las marcas más exclusivas, ya que para obtener un asiento en el nuevo congreso fue necesario invertir un millón de pesos por cada diputado o senador, lo cual equivaldría a comprar un Mustang descapotable para cada legislador. Pero ellos no fueron los más caros.

Publicidad

Y es que el derroche no sólo fue en la campaña presidencial, sino también en la lucha por el control del Poder Legislativo. De acuerdo con los reportes financieros del Instituto Nacional Electoral (INE), la alianza formada por el PRI, el Partido Verde y Nueva Alianza, el otro partido que se quedó sin registro, desembolsó 700 millones durante tres meses de campañas.

Los más despilfarradores fueron PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, integrantes de la coalición Por México al Frente, quienes con 740 millones no fueron capaces de convertirse en la primera fuerza política y tendrán que conformarse con encabezar la oposición.

Los partidos de la coalición Juntos Haremos Historia, quienes llevaron a López Obrador a la presidencia y son mayoría en ambas cámaras, fueron quienes menos gastaron, con 391 millones de pesos. Aunque su inversión por candidato fue de un millón de pesos en cada aspirante al Senado de la República y la Cámara de Diputados, lo cual resulta suficiente para adquirir un Mustang V8 TA descapotable.


Basura electoral. Los candidatos derrocharon millones en propaganda que contamina.


Morena tiene actualmente 255 diputados y 59 senadores, lo que suma 313 legisladores, incluidos los que brincaron desde la bancada del PVEM. Si tomamos en cuenta únicamente los datos de los 215 candidatos que vencieron en las urnas, y no tomamos en cuenta a los que llegaron como plurinominales, tenemos que cada uno de los legisladores morenistas habría costado lo mismo que un Jaguar deportivo, modelo F-Type, valuado en 1.2 millones.

Bajo la lógica automotriz, cada integrante de la banca del PRI invirtió el costo de un Audi RS7 en su campaña, cotizado en 2.3 mdp. ¿Los bólidos del PAN? Cada uno sería un BMW i8 Coupé tasado en casi 3 millones. Pero los más onerosos serían los perredistas, pues cada integrante de los 13 que hay en el congreso se gastó en tres meses de campaña lo mismo que se debe desembolsar para pisar el acelerador de un Mercedes Benz-Maybach, el auto más lujoso de la automotriz alemana que ronda los 4 millones de pesos.

Movimiento caro

Según los datos del INE, los 13 legisladores de Movimiento Ciudadano son los segundos más caros del Congreso, pues la inversión en cada uno fue de 3.8 millones, dinero con el cual se podría comprar un Aston Martin Advantage.

En el caso del Partido Verde, aunque sus grupos parlamentarios apenas suman siete integrantes, cada uno costó el millón y medio de pesos que se debe pagar por un Porsche 718-GTS.

Publicidad

Antes de perder el registro a nivel nacional por no sumar la cantidad mínima de votos, Encuentro Social invirtió 916 mil pesos en promedio por cada uno de los 32 representantes que ganaron su sitio en el congreso (y la presidencia de tres comisiones), lo mismo que habría costado financiar una camioneta Infiniti, modelo QX60.

El Partido del Trabajo es el que tiene los legisladores más baratos, a pesar de haber obtenido 30 posiciones en el Congreso. Entre recursos públicos y donativos de simpatizantes, los aliados políticos de AMLO destinaron 900 mil pesos por candidato ganador, cantidad que cubre el precio de un Chevrolet Volt, uno de los autos eléctricos más nuevos del mercado.

Al respecto, el exconsejero del Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF), Eduardo Huchim, indicó a VICE que resulta positivo que Morena haya obtenido más lugares con baja inversión, pues sigue la línea del gobierno austero que prometen. “Es prueba de que no se necesita mucho dinero para hacer campañas políticas (…) nuestros partidos están dotados de mucho más dinero del que realmente necesitan para hacer campañas exitosas”, puntualizó a VICE.

Modelos austeros

A pesar de que se asume como legislador independiente y no cuenta con grupo parlamentario, el senador Emilio Álvarez Icaza gastó 25 millones durante su campaña, de los cuales 19 millones fueron recursos federales que obtuvo por integrar la coalición Por México al Frente. Esta inversión coloca al coordinador de la iniciativa Ahora, como el político electo más caro de la actual legislatura, pues con lo que utilizó haciendo proselitismo se pueden adquirir dos Lamborghini Aventador, con un precio de lista de 550 mil dólares.

En el podio del segundo lugar más caro tenemos un empate técnico entre dos políticos que también estuvieron con el Frente y gastaron 24 millones cada uno. Se trata de Juan Zepeda Hernández, excandidato a la gubernatura del Estado de México, y José Castañeda Hoeflich, de MC, cercano al gobernador electo de Jalisco, Enrique Alfaro.


La poesía de la derrota: Estos contratistas ganaron más que AMLO.


De acuerdo con los datos oficiales, la ganadora que menos gastos reportó en campaña fue Alicia Muñoz Constantino, quien con 33 mil pesos obtuvo la diputación por el distrito 11 de Chiapas. Sin embargo, la candidata indígena, registrada por la coalición Juntos por México, fue bajada del barco apenas unas horas después de que se anunciaran los resultados. Su lugar fue ocupado por Roberto Rubio Montejo del PVEM, conocido por ser el secretario técnico del gobernador chiapaneco y senador con licencia, Manuel Velasco.

Otros senadores de representación proporcional como Patricia Mercado y Dante Delgado, de MC, recibieron recursos federales por 44 y 11 millones, respectivamente, a pesar de no hacer una campaña en forma. En ambos casos reportaron al INE haber gastado apenas cuatro pesos. El panista Rafael Moreno Valle informó un ingreso por 500 mil pesos, pero solo reportó a la autoridad electoral un gasto de 39 centavos.

Poderoso caballero

Tomando en cuenta únicamente los datos de candidatos ganadores en la Cámara de Diputados, es Morena quien encabeza la lista de gastos. El partido fundado por AMLO invirtió 96 millones, pero ganó 166 curules, con lo que cada diputado le salió en medio millón de pesos.

El Partido Verde fue quien llevó a los diputados más baratos. Cada uno de los cuatro actores políticos que se sirvieron de su estructura, gastó en promedio 320 mil pesos. En contraste, Movimiento Ciudadano tiene los políticos más caros en San Lázaro. Cada uno de los siete diputados naranjas costó lo que una camioneta Grand Cherokee: 988 mil pesos en promedio.

Publicidad

En el caso del Senado de la República, el ranking de inversión más alto también es para el Morena, con 169 millones, con una inversión de 3.4 mdp por cada una de las 59 posiciones que tiene en la Cámara Alta. Si bien esta cifra alcanza para cubrir la factura por un Corvette ZR1, no es la más alta del listado.

Este lugar lo ocupa Movimiento Ciudadano, quien ahora encabeza la lista de los senadores electos más caros del Congreso. El partido que postuló a Ricardo Anaya en coalición se gastó 13.7 millones de pesos para la campaña de cada uno de sus senadores. La cifra que invirtieron por cada uno de los cinco representantes que tienen es tan alta que alcanza para pedir dos Ferrari, modelo 488-GTB, valuados en 335 mil dólares cada uno.

Política en pits

Con el asfalto listo y las máquinas afinadas, los bólidos de Morena se preparan para dominar la carrera legislativa. A pesar de no ser los modelos más lujosos de la parrilla, la escudería de López Obrador le apuesta a la mayoría para dominar la pista de San Lázaro y anexos.

De los 627 integrantes activos de la actual legislatura, Morena tiene bajo su control 313 en la Cámara y el Senado. Con ellos buscan completar un circuito de tres años sin neumáticos ponchados, donde además tendrán la responsabilidad de demostrar que la población no se equivocó de pilotos, a pesar de que muchos llegaron por la fama del experimentado conductor tabasqueño, como explica el experto Huchim.


Más calle y menos internet. Un vistazo a la estrategia financiera de López Obrador.


“De una forma reiterada, sobre todo en la última etapa, (AMLO) fue insistente en que se votara no solo por él, sino por los candidatos de Morena a otros puestos de elección popular, particularmente los legisladores federales”, dijo el especialista a VICE sobre la gran responsabilidad que conlleva el hecho de que muchos mexicanos le hayan entregado a López Obrador las llaves del Congreso.

Enrique Alvarado en Twitter: @kikin_agz

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs