FYI.

This story is over 5 years old.

americas

La periodista Carmen Aristegui, despedida de MVS: ¿Estamos volviendo a los ‘viejos malos tiempos’ del control mediático?

Carmen Aristegui destapó la corrupción del gobierno y fue considerada la segunda mujer más influyente de México. Se acaba de quedar sin trabajo.
18 Marzo 2015, 2:35pm
Imagen por Alexandre Meneghini/AP File

El despido de una conocida periodista radiofónica que destapó la corrupción del gobierno Mexicano en su programa diario, la ha puesto en el centro de un escándalo que, según afirman los críticos, apunta a un silenciamiento de las voces de la oposición en el establishment de los medios de comunicación del país.

La periodista Carmen Aristegui — nombrada como la segunda mujer más influyente de México por la revista _Forb_es el año pasado — fue despedida el pasado domingo por el grupo mediático mundial al que pertenece su programa. Su despido se produjo después de que Noticias MVS relegara de sus cargos a dos miembros del equipo de investigación de Aristegui el pasado 12 de marzo.

MVS alegó que los reporteros fueron despedidos por utilizar el nombre de la empresa en apoyo al recién nacido portal digital de denuncia conocido como Mexicoleaks, sin contar con la autorización de sus superiores.

Sin embargo, destacados críticos y más de 180.000 personas que firmaron una petición online en apoyo a Aristegui, calificaron el despido como una represalia contra los periodistas que denunciaron presuntos conflictos de intereses en las más altas esferas del gobierno de México.

En noviembre, Aristegui y su equipo publicaron un reportaje exclusivo en el que denunciaban acuerdos cuanto menos cuestionables. Estos acuerdos vinculaban la compra de una mansión familiar para el presidente de México y una concesión de miles de millones de dólares con una sociedad china para la construcción de un tren bala en México.

El presidente Enrique Peña Nieto y la Primera Dama Angélica Rivera afirmaron que la compra de la llamada "Casa Blanca", en el lujoso distrito de Lomas de la Ciudad de México no es ilegal.

Sin embargo, dada la indignación pública, Rivera anunció posteriormente que se vendería la casa para evitar dar una imagen corrupta en relación al acuerdo del tren bala — acuerdo que el gobierno también acabó cancelando.

'El despido de Carmen Aristegui para proteger al grupo significa que no entienden al cliente'

Aristegui fue despedida de MVS tras exigir la readmisión de sus compañeros, Daniel Lizárraga e Irving Huerta.

Primera Emisión, el popular programa de Aristegui que llenaba un espacio matinal de cuatro horas, ya contaba con nuevo presentador la mañana del lunes.

En medio de una multitud de defensoresy oyentes protestando fuera de los estudios de MVS en Ciudad de México, Aristegui dijo que batallaría contra la decisión de su despido, que tachó de ataque "injustificado" a la libertad de expresión.

La periodista declaró que su destitución había sido planificada con bastante anticipación. "Un pais que esta viendo un vendaval autoritario", señaló Aristegui el lunes

Carmen Aristegui habla con el grupo de apoyo fuera de los estudios de MVS el lunes.

El uso de la expresión "vendaval autoritario" no ha sido bien recibido en México.

El Partido Revolucionario Institucional, o PRI, gobernó el país sin interrupción durante más de 70 años, con una mezcla de represión, clientelismo y un excesivo control de los medios — una época que siguió a la Revolución Mexicana, comúnmente conocida como un período autoritario en la historia del país .

La elección del presidente Peña Nieto en 2012 marcó la vuelta al poder del PRI, después de dos mandatos presidenciales bajo gobiernos de centro-derecha que tuvieron su inicio en 2000.

Peña Nieto prometió que el PRI gobernaría México con un rostro nuevo y más democrático bajo su mandato. No obstante, los críticos por su parte sugieren que se está volviendo a los "viejos y malos tiempos" del gobierno hegemónico del PRI, apuntando al estallido de los recientes escándalos y fracasos del gobierno — entre ellos el despido de Aristegui y la desaparición de 43 estudiantes universitarios en Guerrero.

"Es exactamente el mismo viejo México, el que dejé atrás en la década de 1980", dijo Jorge Ramos, presentador del gigante mediático estadounidense en español, Univision, en una entrevista con NPR el pasado martes. "No puedo creer que todavía exista censura en México".

Daniel Lizárraga, uno de los reporteros despedidos junto con Carmen Aristegui, en una captura de pantalla de un vídeo de YouTube, presentando a Mexicoleaks. 

Al ser contactados por VICE News, representantes de prensa en la oficina del presidente y en el Ministerio del Interior se negaron a comentar nada directamente respecto al despido de Aristegui. Pero el presidente Peña Nieto hizo declaraciones alusivas a la libertad de expresión.

Peña Nieto se dirigió el pasado viernes a un grupo de estudiantes en la universidad México City College, diciéndoles que México ahora es "mucho más plural de lo que era hace veinte años» — haciendo alusión velada a la era PRI de finales de siglo del siglo XX.

El Ministerio del Interior siguió el martes con una breve declaración, definiendo la disputa como un "desacuerdo" entre Aristegui y su empresa.

"Es deseable que este conflicto entre particulares se resuelva, para que la empresa de comunicación y la periodista sigan aportando contenidos de valor a la sociedad mexicana", decía el comunicado. "El Gobierno de la República ha respetado y valorado permanentemente el ejercicio crítico y profesional del periodismo, y seguirá haciéndolo".

Aristegui es conocida por desafiar a sus superiores, y de hecho, no era la primera vez que MVS la despedía.

En 2011, el grupo MVS rescindió el contrato de Aristegui por lo que calificó como una violación del código ético, después de que la periodista dijera que el entonces presidente, Felipe Calderón, debería abordar las acusaciones planteadas por los legisladores de la oposición que sobre su supuesto problema con la bebida.

Dos semanas más tarde Aristegui volvía a estar 'en el aire'.

Presentación de Mexicoleaks.

El despido de Aristegui desencadenó innumerables críticas en las redes sociales, por parte de importantes intelectuales liberales, e incluso por parte de personalidades que habían llegado a enfrentarse con la presentadora en el pasado.

"Carmen Aristegui es una voz indispensable en nuestra vida pública", dijo el líder y conservador historiador Enrique Krauze en un tuit. "Su salida de MVS es un duro golpe para la libertad de expresión en México."

"Despedir a Carmen Aristegui para proteger al grupo significa que no entienden al cliente... a menos que el cliente viva en Los Pinos", tuiteó el periodista mexicano Enrique Acevedo, refiriéndose a la residencia presidencial oficial de México.

Despedir a — Enrique Acevedo (@Enrique_Acevedo)March 16, 2015

Incluso el defensor del pueblo de MVS Radio hizo comentarios a favor de los periodistas.

El ombudsman de MVS Radio, Gabriel Sosa Plata, dijo en una entrevista con VICE News que la afiliación no autorizada Mexicoleaks fue "solo un pretexto" para los líderes de MVS para romper lazos con Aristegui y su equipo.

"Creo que sí existe un tipo de presión política o económica para que MVS termine con la relación laboral así", declaró Sosa. "O es un capricho personal muy fuerte o a una presión política igual de fuerte".

Poco después de que se publicara la investigación "Casa Blanca", Huerta, uno de los reporteros de investigación despedidos, dijo a VICE News que en ese momento ya había tensiones en su relación con los directivos. El reportaje fue inicialmente publicado en la página de noticias de la presentadora, Aristegui Noticias, antes de que MVS publicara sus propias versiones en sus correspondientes plataformas.

"Hubo discrepancias entre los directivos de MVS y el equipo de Carmen sobre si publicar o no" el reportaje sobre la mansión presidencial, aseguró Huertas a VICE News.

Como consecuencia de la tensión entre MVS y Aristegui, el grupo de medios ha emitido un nuevo código de conducta interno para sus corresponsales y periodistas, muchos de los cuales participaron en la protesta del lunes fuera de los estudios de MVS.

'Su ausencia en las ondas es una pérdida para la libertad de prensa'

Defensores de la libertad de prensa expresaron su preocupación por el despido de Aristegui.

La investigadora asociada del Comité para la protección de Periodistas de Nueva York, Sara Rafsky, dijo que los recientes asesinatos de periodistas y los atentados a las redacciones en México muestran que la libertad de prensa en el país se encuentra en graves apuros.

"En este contexto, alguien como Carmen Aristegui, que ha hecho atrevidos y detallados reportajes sobre las personalidades más poderosas, y con una audiencia y un impacto en la opinión pública casi sin precedentes en México, es una voz vital", declaró Rafsky en una entrevista con VICE News.

'Su ausencia en las ondas es una pérdida para la libertad de prensa, una pérdida para la transparencia, una pérdida para la democracia en México", sentenció Rafsky.

Melissa del Pozo, Laura Woldenberg, y Andrea Noel han contribuido a este reportaje. Sigue a Daniel Hernandez en Twitter @longdrivesouth__.