FYI.

This story is over 5 years old.

El Gobierno chino afirma que el futuro está en la producción de patatas

Para hacer frente a las agudas crisis ambientales y alimentar a una población en auge, el gobierno central está promoviendo la expansión del cultivo de la patata, que requieren menos agua y produce mayores rendimientos.
Imagen vía AP/Geng guoqing

China es el mayor productor de patata fresca del mundo, con una producción de más de 80 millones de toneladas de estos tubérculos comestibles cada año. Aunque en la actualidad no se considera aún como un elemento básico de la dieta china, basada principalmente en productos hechos de arroz, trigo y maíz.

El gobierno chino está tratando de cambiar esto. El país se enfrenta a múltiples amenazas a su seguridad alimentaria, entre ellas el agua contaminada que está dejando inutilizables las tierras de cultivo para su uso agrícola, y una población en auge que se estima va a necesitar 77 millones de toneladas adicionales de alimentos para el año 2020. El aumento de la producción de la patata, que requiere menos agua para su crecimiento que el arroz y el trigo, y produce más alimentos por hectárea, podría ayudar a aliviar algunas de esas amenazas.

Publicidad

En relación a esta situación, Orville Schell, director del Centro de Relaciones entre Estados Unidos y China de la organización Asia Society de Nueva York dijo a VICE News que "están en graves apuros" debido a que "los ríos se están secando, los acuíferos se están hundiendo, y cada vez hay más gente y mayor demanda de agua."

China Podría Estar Matando a los Pikachus sin Razón Alguna.  Leer más aquí.

El viceministro de Agricultura China, Yu Xinrong, anunció la semana pasada que planea doblar la superficie utilizada para el cultivo de patatas, de unos 5 millones a 19 millones de hectáreas, sin quitar tierras de cultivo para la producción de trigo, arroz y maíz. También anunció planes para aumentar los rendimientos de la patata en más de 6 toneladas por hectárea, de las 4 actuales — significativamente mayor que las semillas de cereales.

El río Yangtze, que separa la húmeda región del sur de China de la seca y más árida región del norte, es uno de los ríos más contaminados del mundo, con 25 millones de toneladas de aguas residuales y desechos industriales desembocando en él cada año. Esto ha dejado muy poca agua en buen estado para el riego de cultivos; el agua utilizada por lo general deja las tierras contaminadas.

La situación es tan grave que China ha decidido invertir en un enorme proyecto de ingeniería pública para trasvasar el agua del Sur al Norte del país. Dejando de lado el arroz y el trigo, cuyos cultivos dependen intensamente del agua, las patatas podrían reducir en parte esta presión: un estudio ha demostrado que las patatas requieren para su adecuado crecimiento unos 213 cm cúbicos de agua al año, lo cual equivale prácticamente al volumen de precipitaciones anuales en el Norte. En comparación, el arroz necesita alrededor de 327 cm³al año y el trigo unos 295.

Publicidad

El hecho de que la patata requiera mucha menos agua para ser cultivada, la hace un cultivo ideal para los agricultores en el Norte y el Oeste del país, donde se encuentran las regiones más áridas.

China ha estado alentando desde 2010 el crecimiento de estos tubérculos mediante la subvención de la producción de semillas y la formación de los agricultores con el fin de aumentar el rendimiento de los cultivos. También abrió el Centro Internacional de la Patata en Pekín, con el objetivo de llevar a cabo la investigación de este tubérculo.

Pero a pesar del potencial de este tubérculo, el país podría encontrarse con la oposición de los consumidores chinos, quienes han crecido acostumbrados a dietas más basadas en carne y poco abiertas a la influencia del gobierno.

"Las dietas están cambiando radicalmente en la actualidad debido a que la gente es rica, hay mucha más proteína animal y mucha más comida basura", dijo Schell a VICE News. "Así que creo que va a ser realmente difícil llevar a cabo una campaña significativa para conseguir introducir la patata como alimento básico en la vida de las personas".

Infraestructuras, Energía e Inmuebles: ¿Hay que Temer la Creciente Inversión China en Sectores Estratégicos en España?.  Leer más aquí.

No sería la primera vez que el Estado ha impulsado el consumo de patatas. Durante épocas de hambruna, en concreto la hambruna de tres años a finales de la década de los 50, China presionó a sus ciudadanos hambrientos para que comieran más patatas, especialmente patatas dulces.

Publicidad

Este tipo de tubérculos todavía se consumen debido a su bajo coste, dijo Schell, pero lleva consigo el estigma de "comida campesina" que será difícil de superar.

Algunos fracasos de pasadas campañas gubernamentales, como por ejemplo los esfuerzos en los años 50 para destruir a la población de gorriones será difícil de olvidar.

"Ha habido muchas de estas campañas que han venido impuestas desde arriba, y esto se puede hacer en un estado autoritario, no obstante, por lo general no han tenido un gran éxito", puntualizó Schell a VICE News. "Siempre ha habido una fuerte resistencia, sobre todo en lo que se refiere a la alimentación. "

China Desterrará a los Artistas al Campo para que se Inspiren.  Leer más aquí.

Sigue a Laura Dattaro en Twitter: @ldattaro