El cambio climático volvió más peligrosas las carreteras en México
Imagen vía cuartoscuro.com/Armando Monroy.
VICE News duplicate

El cambio climático volvió más peligrosas las carreteras en México

En 105 mil puntos hay riesgo de inundaciones por ríos, y en cuatro tramos de ciertas entidades es probable que haya derrumbes. Toma nota para tus vacaciones de Semana Santa.
28.3.18

Como si el cambio climático no repercutiera ya lo suficiente en el planeta, ahora un estudio ha revelado lo peligrosas que se están volviendo algunas carreteras en México.

Tomando en cuenta que estamos en plena Semana Santa, vale la pena ponerse a pensar hasta qué punto el daño que le hemos hecho a la Tierra pudiera incluso afectar nuestras vacaciones.

Prepárense para conocer lo que la ciencia tiene que decir al respecto.

Caminos cuarteados y por derrumbarse

Investigadores del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) y el Centro Mario Molina —especializado en fomentar el desarrollo sustentable— estudiaron durante el 2017 todo lo que en materia de caminos han provocado las últimas modificaciones del clima.

Sus hallazgos quedaron asentados en un valioso documento, llamado “Gestión de riesgo de la infraestructura carretera de México ante el cambio climático y los fenómenos hidrometeorológicos extremos”, al que tuvo acceso VICE News.

Publicidad

Se encontraron varios temas a los que hay que poner especial y urgente atención. Uno de ellos es que existen 105.000 puntos preocupantes en dichas carreteras por el riesgo de inundarse con un río cercano; de ellos, 200 son críticos y se encuentran principalmente en los estados de Veracruz, Tabasco, San Luis Potosí, Chiapas y Oaxaca.


Relacionado: Un terremoto deja 300 muertos y miles de heridos en Irak e Irán.


Otra situación preocupante es la del peligro por derrumbes relacionados con lluvias fuera de lo común. De acuerdo con el estudio hay cuatro carreteras especialmente prioritarias por su nivel de vulnerabilidad y se trata de la Portezuelo-Ciudad Valles, Pachuca-Tuxpan, Paso del Toro-Acayucan y Villahermosa-Escopetazo.

No obstante, las temperaturas extremas, que cada vez son más extremas justo por la evolución del cambio climático, también son otra amenaza. Está comprobado que su recrudecimiento predispone a la carpeta asfáltica —que se utiliza en el 99 por ciento de los caminos en el país— a fracturarse.

Esto ocurre con mayor frecuencia en territorios con climas más áridos y extremos, como los de Zacatecas, Durango, San Luis Potosí, o el norte de Yucatán, pues en algunos casos los procesos de congelación y descongelación constante hacen que se cuarteen, fisuren y fragmenten.

Alternativas al riesgo

Según los investigadores involucrados, uno de los grandes problemas para combatir este tipo de riesgos proviene del Estado, y tiene que ver con que se le da prioridad al resarcimiento de daños, y no a la prevención.

Una de las bondades del estudio es que no sólo visibiliza los problemas que existen, sino que también plantea soluciones concretas.

Publicidad

Entre ellas se cuenta, antes que cualquier otra, la de cambiar las normas para el mantenimiento y construcción de carreteras, atendiendo a una conciencia amplia de los efectos innegables del cambio climático.


Relacionado: Los daños del terremoto en la CDMX fueron causados por años de corrupción inmobiliaria.


No obstante, tanto el CAF como el Centro Mario Molina creen que hace falta una verdadera integración de las dependencias de gobierno involucradas en el sector carretero, así como crear programas para las zonas críticas del país donde se registran temperaturas así de fluctuantes.

La transición del uso de asfalto por concreto hidráulico en las carreteras identificadas como de más alto riesgo también es un tema que se pone sobre la mesa en el estudio. Según los expertos, inicialmente esta inversión sería especialmente cara. Pero a la larga resultaría más barato que gastar una y otra vez en reparaciones de gran magnitud.

Una última medida sugerida, quizá de las más importantes, es la de destinar más prepuesto gubernamental para poder generar información básica sobre el manejo del riesgo en las carreteras. Sin el dinero necesario, dicen, no se podría hacer lo que la grave situación amerita.

*

Independientemente de que el objetivo principal de este estudio sea salvar vidas humanas, los expertos participantes aseguran que también serviría para conservar el flujo constante de las vialidades mexicanas, así como para que, con el tiempo, esto se viera reflejado en ahorros importantes para sanear de alguna forma las finanzas del país.

Lo cual, está por demás decirlo, es muy necesario.

Sigue a Ollin Velasco en Twitter: @ollinvelasco

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs