El director de 'Leaving Neverland' sale a defender su documental

'Leaving Neverland' se estrenó en Sundance esta semana y detalla nuevas acusaciones de abuso sexual contra Michael Jackson. La familia del cantante lo califica de difamación.
KC
Queens, US
Madalena Maltez
traducido por Madalena Maltez
MS
traducido por Marina Schnoor
29.1.19
Michael Jackson
Foto de Phil Dent/Redferns vía Getty Images

El 25 de enero pasado, el festival de cine de EEUU Sundance fue sede de una proyección de Leaving Neverland, un documental de cuatro horas que detalla las acusaciones de agresión sexual que han rodeado a Michael Jackson desde los años 90. Dirigido por Dan Reed, el documental cuenta la historia de James Safechuck y Wade Robson, dos hombres que afirman haber sido abusados sexualmente por el cantante cuando eran niños.

Publicidad

En una declaración obtenida por The Hollywood Reporter el mismo día de la proyección, los herederos y la familia de Michael Jackson denunciaron la película, calificándola de "difamación de tabloide" y "linchamiento público del legado de la cantante", al tiempo que alegaban que los acusadores eran "embusteros".

Ayer, en una nueva entrevista con The Hollywood Reporter Reed defendió la representación de la circunstancia en general que plantea la película. "No caractericé a Jackson en absoluto en la película. Creo que si lo ves te darás cuenta que es una historia sobre dos familias y que Jackson es solo un elemento de esa historia", dijo Reed. "Pero no busco caracterizarlo en absoluto. No hablo sobre Jackson. […] La película es una descripción del abuso sexual, cómo ocurre el abuso sexual y cómo se desarrollan las consecuencias más adelante en la vida".

En Leaving Neverland, Robson alega que fue abusado sexualmente por el cantante desde que tenía 7 hasta los 14 años. Safechuck, quien protagonizó un anuncio de Pepsi con Jackson cuando era un niño, alega que también fue abusado por el cantante, a partir de los 10 años.

Cuando Jackson aún vivía, tanto Robson como Safechuck afirmaron bajo juramento, en diferentes ocasiones, que su relación con el cantante nunca fue de naturaleza sexual. En 1993, Safechuck fue uno de los testigo en el juicio de demanda civil contra Jackson, después de que un niño de 14 años no identificado lo acusara de abuso sexual. Robson también declaró como testigo en la investigación criminal de Jackson en 2005 por abuso sexual de menores. Ambos hombres se retractaron de sus declaraciones años después de la muerte del cantante, y nuevamente para las cámaras de Leaving Neverland. Desde la muerte de Jackson en 2009, tanto Robson como Safechuck presentaron demandas por estrés y trauma y ambas fueron rechazadas por un juez. Ahora, los dos están en el proceso de apelar esas sentencias.

Publicidad

En la proyección que hubo en Sundance de las primeras dos horas del documental, expertos en salud mental estuvieron presentes en el lugar para ayudar a la multitud a procesarlo. La reseña que hizo la revista digital Slate de la película echa un poco de luz sobre algunos de sus contenidos:

En las primeras dos horas del documental de Dan Reed, Wade Robson y James Safechuck relatan con gran detalle cómo Michael Jackson los abusó sexualmente cuando eran niños: cómo, dijeron, los preparó a ellos ya sus padres hasta que a los niños les permitieron dormir en la habitación del cantante; cómo comenzó tocándoles el muslo y luego pasó a la entrepierna, metiendo la mano en sus pijamas para acariciar sus genitales y diciéndoles que siguieran su ejemplo en su propio cuerpo; cómo les ordenó que extendieran sus nalgas para poder ver sus anos mientras se masturbaba hasta el final.

Leaving Neverland se estrena en primavera a través de HBO.

Este artículo apareció originalmente en Noisey US.

Conéctate con Noisey en Instagram.