Mientras más fijo miro a internet, más veo al mundo transformarse en un basurero
Snoopy. Image:  Google Maps

FYI.

This story is over 5 years old.

Mientras más fijo miro a internet, más veo al mundo transformarse en un basurero

Tenemos una extraña y triste forma de olvidar las cosas.
09 Octubre 2014, 4:10pm

Tenemos una extraña y triste manera de olvidar las cosas. No las cosas regulares como los notebooks o los aparatos obsoletos o lo que sea, pero sí las cosas que son realmente antiguas.

Los aviones dados de baja, los centros de la NSA que ya no se utilizan, la infraestructura olvidada en general. Son marcas en la recolección de recursos, es la acumulación de herramientas utilizadas durante tiempos de guerra. Todo es basura.

Estas grandes estructuras abandonadas son difíciles de pasar por alto. Están esparcidas a través del espectro de "viejo" y en varios estados de abandono, decaimiento y desuso; hay suficientes y siempre ponen algo más sobre el montón.

No importa que vivamos en la fiebre de archivar las cosas, estas reliquias y sobras son recuerdos físicos que somos y siempre hemos sido una cultura del abandono. Y si hay algo que cambió fundamentalmente la forma en que vemos estas grandes estructuras abandonadas es la web.

El ciberespacio se ha transformado en parte de la geografía de caza

Desde cementerios de aviones en el desierto de Mojave, hasta abortos de autopista en la jungla brasileña o las minas a tajo abierto de los tiempo de la guerra fría y actual Rusia. Son los restos de la industria, de los conflictos armados y toda esta infraestructura está ahí para que cualquiera con conexión a internet pueda verlo (y no olvidemos que la mitad del mundo aun no puede conectarse).

Existe placer al mirar la Tierra desde el cielo, seguro, pero si miras y ves estructuras laboriosamente ordenadas para transformarse en basura ¿De qué placer estamos hablando?

Bienvenidos al nuevo-pero-viejo medio donde los fantasmas acechan hasta el último centímetro de tu experiencia digital. Como escribe el historiador y folclorista Owen s en 'The Haunted': "el ciberespacio se ha transformado en parte de la geografía de caza".

Los aviones abandonados son los más idealizados de estas grandes estructuras abandonadas. Están en todos lados cómo sucede con Snoopy, la variante del bombardero experimental que está al comienzo de este post. Una especie de avión icono a la hora de ser destruido lento pero seguro por el látigo del clima desértico. Eso o ser desmantelado por los recolectores ambulantes de chatarra. Ahí está Snoopy, al sur de la base aérea Edwards, maltratado. Transformándose en basura.

Hay muchos cementerios de aviones como el de Tucson, Arizona y que se ve abajo (la foto muestra sólo una parte). Al final del camino está el aeropuerto Pinal, otro lugar de descanso de variados aviones en retiro, incluido el cementerio de los aviones secretos de la CIA:

Hablando de cosas abandonadas por el gobierno de Estados Unidos, al otro lado del mundo están los esqueletos de un grupo de domos. Algunas vez fueron usados para interceptar señales radiales, ahora son basura sobre el antiguo puesto de espionaje de la NSA en Teufelsberg, Berlin.

No es necesario que te pares en la punta de un cerro para ver el deterioro. Puedes estar a miles de kilómetros de distancia pero gracias a las imágenes satelitales y Google Maps estas ahí, a los pies de este monumento con forma de domo, y juras que puedes escuchar el eco de alguna antigua discusión secreta sobre estrategias nucleares.

Un fantasma. Eso es lo que estamos enfrentando aquí ¿No? Fantasmas en la máquina del antropoceno, la época geológica que empieza cuando los hombres comenzaron a hacer importantes y hasta irreversibles efectos en el ecosistema de nuestro planeta.

"Internet tiene una multitud de fantasmas" escribió Philip Ball en un ensayo reciente publicado en Nautilus. "Aquí también hay trazos simulados de muertos que persisten indefinidamente. Aquí también las identidades forjadas con seudónimos van a hablar desde el más allá. Más que la televisión o el teléfono, Internet es un balbuceo invisible de voces que parece diseñado para albergar espíritus igual de etéreos que nuestro ciberespacio".

Internet tiene una multitud de fantasmas

Y así es cómo tenemos grandes estructuras sin uso como este puente fantasma. Estás viendo el viaducto Petrobras, un pedazo de carretera de 300 metros que fue abandonado en la jungla brasileña:

O esta pista de aterrizaje fantasma que corta un campo olvidado por dios:

O lo que queda de la mina Mir en Rusia. Esto dejará una marca por largo tiempo, probablemente para siempre.

También esta mina a tajo abierto en Rusia. Sigue activa:

Lo que nos trae de vuelta al antropoceno, esta nueva fase en el tiempo geológico marcada por las cicatrices imborrables de la acción humana. Cuando tallamos, excavamos o taladramos un túnel en la corteza de la Tierra estamos creando nada más que espacio muerto.

Investigadores tras un paper publicado en el periódico Antropoceno en julio, tienen un termino para esta intromisión subterránea: antroturbación, una versión de la bioturbación o cuando la flora y fauna dejó sus huellas en el sedimento y sobre la tierra.

"Ninguna otra especie ha penetrado tanto en la corteza o ha producidos cambios tan profundos y subterráneos" escriben los autores, "Fuera de la vista y fuera de la mente. Es un reino cuyo rango de acceso o experimentación directa va desde difícil a imposible".

Difícil quizás, pero no imposible.

Previamente:

Mientras más fijo miro a Internet, más rojos y dolorosos están mis ojos (español).

Mientras más fijo miro a Internet, más caras veo (inglés).