Publicidad
Tech by VICE

Una artista crea máscaras a partir del ADN y teme que la policía haga lo mismo

Heather Dewey-Hagborg dice que los límites de los perfiles creados con fenotipos causa preocupación cuando es utilizado por las fuerzas de orden público.

por Kaleigh Rogers
30 Noviembre 2016, 10:26pm

Parte del trabajo de Dewey-Hagborg se estaba mostrando en la conferencia Biofabricate. Imagen: Evan Rodgers/Motherboard

Cuando la artista Heather Dewey-Hagborg lanzó su proyecto Stranger Visions el año 2012, ella tenía la idea que sólo era cosa de tiempo para que su visión se transformara en realidad. La artista coleccionaba residuos de ADN que desconocidos dejaron en público (mechones de pelo, colillas de cigarro con saliva), luego los analizaba y procedía a crear una máscara de proyección facial basada en la información que lograba recoger.

Para Dewey-Hagborg, esto era un proyecto artístico. Pero ahora, la misma tecnología es utilizada por docenas de agentes de las fuerzas de seguridad para poder sacar conclusiones sobre testigos, víctimas y sospechosos cuyo ADN fue encontrado en las escenas de crimen. Ella tiene cautela sobre lo que esto podría significar.

"Esto no significa que el ADN dice poco y tampoco significa que el ADN no se pueda utilizar para predecir ciertas cosas. Por supuesto que sí se puede", me dijo Dewey-Hagborg en la conferencia Biofrabricate en Nueva York, "lo que pasa es que sólo puede predecir un tercio de la imagen total. La pregunta es: ¿esto es suficiente?".

Una compañía que ella señala específicamente es Parabon NanoLabs, quienes se especializan en fenotipos de ADN, o el proceso de hacer hacer predicciones sobre un organismo basado en sus genes. Parabon, junto al Departamento de Defensa de Estados Unidos, crearon un software llamado Snapshot, el que permite que las fuerzas de seguridad accedan y lo utilicen cuando están investigando un crimen. Actualmente es utilizado por más de 80 agencias de seguridad pública, de acuerdo con Parabon.

Parabon comenzó con una base de datos de referencia, con sujetos que incluían su información genética y sus rasgos genéticos. Luego, el equipo de bioinformáticos aplicó ingeniería inversa a estos datos para averiguar qué genes estaban unidos con ciertos rasgos físicos, de acuerdo al CEO de Parabon, Steve Armentrout.

Parte del trabajo de Dewey-Hagborg se estaba mostrando en la conferencia Biofabricate. Imagen: Evan Rodgers/Motherboard

Parabon utilizó los supercomputadores de DoD para refinar su técnica y crear Snapshot, herramienta que permite que los policías envíen ADN y reciban de vuelta un perfil genético e incluso un bosquejo de cómo se ve la persona, todo esto basado en su ADN.

"Sirve para reducir las listas de sospechosos o para identificar restos humanos", me dijo Armentrout, "Su primera utilidad es darle una herramienta a los investigadores para que puedan excluir individuos a medida que la investigación toma curso".

Por supuesto que existen límites sobre lo que te puede decir el ADN de una persona. Si bien puede predecir con precisión algunas cosas como el color de los ojos, no sirve para el peso, la edad y, por supuesto, las apariencias como el pelo teñido o la barba. Esta es parte de la razón por la que la gente debería mirar esta tecnología críticamente, dice Dewey-Hagborg.

Ella está preocupa que si dependes demasiado del ADN, esto podría exacerbar problemas que ya existen en las fuerzas del orden, como la discriminación racial. El ADN nos puede dar información sobre los ancestros de una persona y también nos da una idea del color de su piel, pero no puede determinar conclusivamente algo como la raza.

"Los ancestros son una especie de atajo para la raza", me dijo Dewey-Hagborg, "Cuando una persona lee su propia información genética, va a fijarse en lo que saben sobre su historia personal. Pero cuándo esta información está en manos de la policía, no sirve de mucho porque no hay conocimiento previo sobre el sujeto".

Armentrout me dijo que han recibido este tipo de críticas desde el día uno, pero que nunca creyeron que Snapshot iba a ser una herramienta milagrosa, "no es diferente a un retrato hecho a partir de un testigo presencial o de una cámara de vigilancia. Es información que los investigadores de crímenes pueden utilizar", dijo Armentrout. "No es necesario decir que los investigadores aún deben investigar un caso de la misma manera que lo han investigado siempre".

Dewey-Hagborg también está preocupada que el software no está disponible para que el público general lo pruebe y, además, Parabon no ha publicado investigación sobre su tecnología, pero Armentrout me dijo que la compañía ha estado trabajando con investigadores externos para probar y publicar sus resultados.

Se espera que las nuevas tecnologías enfrenten el escrutinio público, especialmente por parte de una artista que pasa mucho tiempo pensando en los límites y las posibilidades del ADN. Armentrout me dijo que Parabon siempre ha tenido claro que Snapshot es sólo una herramienta que puede ser parte de una investigación, pero que no puede reemplazar el trabajo de la policía.

De todas maneras, este tipo de discusiones son un buen recordatorio sobre qué entendemos y qué no entendemos sobre nuestros genes.

"No existe ningún código de vida que te pueda decir quién eres", dijo Dewey-Hagborf, "Más importante aún, no existe ningún código de vida que te pueda decir quién es alguien".