Publicidad
Este artículo se publicó hace más de cinco años.
Tech by VICE

Haz Seguimiento al Intercambio Mundial de Armas con este Sitio de Rastreo

Una organización financiada por la U.E. recopila datos sobre armas utilizadas en diversos conflictos y luego proyecta la información en un mapa de acceso público.

por Joseph Cox
21 Agosto 2014, 9:07pm

Captura de Pantalla de iTrace: Conflict Armament Research

Un nuevo sitio web tiene como objetivo hacer accesible al público el rastreo de armas y municiones, esto con la intención de facilitar el trabajo de los gobiernos, organizaciones no gubernamentales y periodistas. iTrace, financiado por la Unión Europea, toma los datos recogidos por las investigaciones en terreno y lo asigna a una interfaz instantáneamente, al estilo de Google Earth.

"Es un sistema monitoreo mundial de armas," me dijo James Bevan, director de Conflict Armament Research, la compañía detrás del proyecto. La página web actual de iTrace (que cambiará una vez que la herramienta entre en funcionamiento el 27 de septiembre) describe el proyecto como "la más poderosa base de datos pública para el rastreo de armas del mundo." La tecnología se basa en Dfuze, una herramienta de inteligencia utilizada por los gobiernos para compartir datos sobre los movimientos de los fabricantes de bombas, entre otras cosas.

La mayor parte de los datos de iTrace han sido obtenidos de África subsahariana, con países como Somalia, la República Centroafricana, la República Democrática del Congo, Malí, Sudán del Sur, y otros. Los investigadores fueron recientemente a Siria y al norte de Irak con planes para abarcar más territorio de Medio Oriente.

Captura de Pantalla de iTrace: Conflict Armament Research

Los datos pueden ser organizados por país o por región para examinar conflictos locales. De manera alternativa podrás poner el numero serial de un arma, o incluso una parte del numero, y luego ver en qué parte del mundo están siendo utilizadas las armas de ese cargamento en particular (asumiendo que la base de datos tenga información sobre esa serie en especifico). Otras maneras de navegar la base de datos incluyen la navegación por categorías y listas prediseñadas.

Bevan me dio un ejemplo hipotético: Después de hacer click en cierto país, se podrán encontrar estadísticas como por ejemplo que el 80 por ciento del comercio de las armas en movimiento fueron hechas en cierto país, 70 por ciento fueron fabricadas en los últimos 5 años, y 30 por ciento fueron introducidas por un gobierno hacia un actor no estatal, haciendo relucir un panorama general del estado del comercio de armas. "Estas tendencias son bastante localizadas y complejas," dijo Bevan—por lo que es útil contar con datos fácilmente navegables.

Según Bevan, el enfoque tradicional de las ONGs de monitorear el movimiento de armas ha sido observar a distancia en vez de involucrarse de manera directa. Esto ha tenido un efecto en la calidad de los datos recibidos. "Desde la distancia tienes una idea bastante difusa de lo que está sucediendo en el conflicto" dijo.

En cambio, Conflict Armament Research envía pequeños equipos hacia un conflicto especifico a recolectar datos en el terreno, incluyendo a veces inspectores de armas de las Naciones Unidas. Recolectan datos de varias maneras, incluyendo tanto el trabajo con grupos rebeldes como la observación de armas que han sido interceptadas por las fuerzas de seguridad.

Captura de Pantalla de iTrace: Conflict Armament Research

"Tenemos una red local de contactos en terreno que constantemente nos informa de las dinámicas del conflicto, o si ha habido alguna incautación de armas," dijo Bevan. "Tomamos cada artículo como un caso individual, lo investigamos bien, y a continuación, lo agregamos a un conjunto global de datos, el cual entonces se vuelve muy poderoso."

Cuando los gobiernos y las organizaciones hablan sobre los problemas asociados con el intercambio de armas, a menudo lo atribuyen a temas más generales como el reciclaje de armas de otro conflicto, o el trafico ilegal de armas. Pero cuando miras más de cerca, algunas de estas afirmaciones son muy generales. "De hecho, cuando pones pies en el terreno y conduces una investigación para cada caso, muchos de estos mitos no son verdad," dijo Bevan.

El proyecto ha estado en desarrollo desde septiembre del 2011. Ha tomado 3 años en llegar a esta etapa puesto a que toda la información a sido compilada por ellos mismos por motivos de precisión y verificación.

Eso, y el hecho de que puede costar convencer a un gobierno para que brinde acceso a sus armas. "La mayor parte de nuestro tiempo se va en preparar la conducción de investigaciones, más que conducir las investigaciones como tal," subrayó Bevan.

DESDE LA DISTANCIA TIENES UNA IDEA BASTANTE DIFUSA DE LO QUE ESTÁ SUCEDIENDO EN EL CONFLICTO

Pero iTrace puede ser beneficioso para quienes dejan entrar a los investigadores. Con los datos recopilados, dice Bevan, la gente puede saber "exactamente las rutas por las que van estas armas y quien es el responsable." Armados con esta información, los países pueden introducir políticas basadas en evidencia dura y ejecutarlas con propósitos específicos.

La idea de la responsabilidad es importante. Con armas pasando por diferentes manos, y dinero intercambiándose en diferentes puntos, puede ser difícil determinar cual es el rol de cada uno en el conflicto.

También existe un aspecto regional. "Muchas veces la transferencia de armas se origina uno o dos países más allá." Eso significa que mientras los datos son recolectados en un país, podría ayudar a otros a identificar tráfico ilícito en su propio territorio. "Les da capacidad efectiva de realizar investigación regional."

Un grupo que quizás quiera utilizar iTrace — es accesible para todos — son los creadores de políticas internacionales que están trabajando en los problemas con el control de armas. Podrían utilizarlo para ayudar a monitorear la efectividad de su trabajo, y analizar si es que necesitan o no una nueva estrategia, y/o ayudarlos en la toma de decisiones para la evaluación de tratados de armas internacionales, o los tratados regionales entre países. Por supuesto, también será de interés para los periodistas investigadores, quienes quizás querrán tener un registro de los movimientos de cargamentos de armas.

Como es gratis, cualquiera puede ingresar y navegar por los datos. Esta clase de fuente abierta de compartición resuena con el trabajo existente del periodista ciudadano Brown Moses, quien se hizo un nombre analizando las armas en Siria. "Son enfoques complementarios," dijo Bevan sobre estos esfuerzos. "Nosotros lo llevamos un paso más allá."