FYI.

This story is over 5 years old.

Los océanos podrían ser tan antiguos como el planeta Tierra

Los científicos creían que la Tierra fue un planeta seco y muerto por cientos de millones de años.

Puede estar  subiendo, acidificandose y lleno de plástico, pero sabemos definitivamente que los océanos de la Tierra existen. Lo que no sabemos es cómo llegaron acá. Un nuevo estudio sugiere que pueden ser tan antiguos como la Tierra misma, lo que es es una totalmente nueva hipótesis.

La más popular de las conjeturas era que la Tierra probablemente existía ya por cientos de millones, o hasta billones de años, antes que unos meteoritos que contenían agua chocaran con nosotros y nos dieran los océanos líquidos.

Publicidad

Pero  un nuevo paper publicado hoy en Science y escrito por investigadores de la institución Woods Hole Oceonographics, sugiere que así no sucedió.

"Las implicancias son que la migración de agua dentro del sistema solar interior puede haber comenzando ocho o 20 años después que se formó el sistema solar, o que el agua siempre estuvo presente" escribieron Horst Marschall y el coautor. "Esta evidencia mueve hacía el pasado el primer momento en que se cree que hubo reservas de agua terrestres".

Ahora ¿Cómo demonios puedes probar cuando apareció el agua en la Tierra? Usando un poco de química para demostrar cuando hubo agua en un asteroide.

Una ilustración del primer sistema solar. Imagen: Woods Hole Oceanographic Institution

Marschall y su equipo investigaron la proporción de dos isótopos de hidrógeno en un asteroide conocido como 4-Vesta, el que se formó 14 millones de años después de nuestro sistema solar, de acuerdo a la NASA (4-Vesta es uno de los asteroides más grandes del cinturón y uno de los primero que fue descubierto, hace ya más de 200 años. La NASA está actualmente estudiando Vesta gracias a  una sonda espacial conocida como Dawn).

La proporción de estos isótopos resultó ser exactamente la misma que existe en una clase meteoritos encontrado en la Tierra, conocidos como  condritas carbonáceas, los que contienen gran cantidad de agua y se cree que fueron la fuente original de agua en el sistema solar interior.

Se cree que 4-Vesta se formó en la misma región del sistema solar donde se formó la Tierra, entonces la teoría es que estos meteoritos gigantes impactaron algún cuerpo del sistema solar interior (quizás la Tierra) y depositaron agua, o al menos hidrógeno, en varios planetas, lunas y asteroides como resultado de la colisión.

Publicidad

Los demás planetas también pueden haber tenido agua antes y la vida existió.

"El hecho que la Tierra y Vesta tengan la misma proporción de isótopos de hidrogeno sugiere que tienen la misma fuente de agua" escribió Marschall.

¿Qué significa esto? Es difícil decirlo, pero sugiere que la Tierra no era una roca roja y muerta al comienzo de su historia, como se ha dicho anteriormente. En una declaración, Marschall dijo que "el planeta se formó como un planeta con agua en su superficie". Esto significa que nuestros vecinos, que parecen estar muertos ahora, no estuvieron necesariamente así siempre.

"La implicancia es que la vida en nuestro planeta puede haber comenzado mucho antes" dice Sune Nielsen, uno de los coautores de Marschall. "Saber que el agua estuvo antes en nuestro sistema solar interior también significa que los demás planetas también pueden haber tenido agua antes y que la vida existió antes que se transformaran en los ambientes duros de hoy".

La próxima vez que visites la playa y pongas tus dedos dentro del agua, piensa que puedes estar bañandote en algo tan antiguo como la Tierra misma.