Una charla de 30 años con El Thrasher de A//Toxico

FYI.

This story is over 5 years old.

Una charla de 30 años con El Thrasher de A//Toxico

Un vistazo al pasado a través de las palabras de esta institución mexicana.

Al grupo A//Toxico (Atoxxxico) podría definirlo simplemente como historia. El punk mexicano –específicamente el de la Ciudad de México y sus periferias– se refleja en esta banda de la vieja escuela, formada durante la década de los ochenta. En 1987 gritaron –con conciencia– PUNKS DE MIERDA en once temas de verdadero hardcore chilango, para después continuar editando material hasta mediados de los noventa y con el mismo espíritu que incluso se hace sentir hasta el día de hoy.

Publicidad

Con el paso de los años sus integrantes ejecutaban los instrumentos con mayor precisión y técnica, a un ritmo que comenzó a ampliar el panorama de la escena punk en el centro del país –junto a otras bandas y colectivos– en plena decadencia, inseguridad, fascismo y entre cientos de chicos banda –los punx de México– que solían hacer el slam y cantar canciones como "Divisiones absurdas", "Chilango" "Adivina quién", "De rodillas", "Puerco policía" y más. Muchos saben que Warpig (baterista de Lost Acapulco y locutor de Reactor 105) es el baterista fundador, como también que Café Tacvba los mencionó en "Chica banda". Sin embargo, esta banda con una trayectoria de treinta años no solamente es eso, sino que bastantes integrantes como Rolo, Anti, Pañal, Iván (DEP), Toño, Chakal (DEP), Edson y otros más; o bandas como Solución Mortal, Tortura Auditiva, Disolución Social y otras; han mantenido en los escenarios el proyecto. Por ello hablamos con Thrasher de su larga trayectoria, quien desde que inició el grupo ha estado siempre presente tocando su bajo.

Atoxxxico en la grabación de Punks de mierda EP, Estudios Area en 1987

Noisey: Lo primero que llama mi atención y me gustaría saber es ¿por qué ahora son A//toxico y no se mantuvo con las tres equis como desde un principio?
Thrasher: El nombre de Atoxxxico se tomó a base de que Warpig y yo, los miembros fundadores, simpatizábamos con el movimiento straight edge de los ochenta. En ese entonces ser SXE únicamente significaba no fumar, no drogarse y no consumir alcohol. No estaba involucrado con los hare krishna o los veganos como sucede ahora. Estábamos identificados con esa ideología igual que el Colectivo Cambio Radical Fuerza Positiva, intentando darle otra imagen al punk, el cual solamente consistía en ponerse hasta la madre de borracho e ir a las tocadas a drogarse. Por eso utilizamos las tres equis. Sin embargo creo que, como tal, no éramos una banda straight edge, ya que tampoco nos gustó la dirección que fue tomando el SXE con el paso del tiempo. Fue así que comenzamos a poner nuestro nombre con una o dos equis nada más en los flyers de los toquines. Realmente la pronunciación es la misma, sólo es una variación en la forma de escribirlo. Por ejemplo a mí me gusta mucho cómo se ve ahora con las dos diagonales y tampoco significa algo. Muchos piensan que el cambio tiene que ver con los derechos de autor y esos pedos. Pero no, nada que ver.

Publicidad

Me parece que A//toxico (Atoxxxico) resurgió por el contacto que hubo entre ex miembros. ¿Qué pasó con los demás integrantes? Sé que algunos incluso ya fallecieron pero ¿has conversado con otros o ya no existe nada de comunicación?
En 1995 tanto Paulino como yo salimos de Atoxxxico. Con el tiempo la gente nos pedía que volviéramos a tocar, sólo que Warpig creo ya no tenía las ganas suficientes. Tuvimos algunos reencuentros, algunas tocadas esporádicas como Toxico-A, pero prácticamente yo quise retomar la banda ya en mayor forma con otra alineación, incluso con colaboraciones tanto de Paulino, Rolo y Edson, que en algún momento han formado parte del grupo.
Sé que entre varios miembros sí hay comunicación. Yo que sigo activo y he estado todo el tiempo en la banda, siendo parte de la escena haciendo fanzines, programas de radio, tocadas, puedo decir que sigo en contacto con casi todos; no somos los grandes amigos pero sí estamos en contacto. A veces nos encontramos en conciertos, ya no es necesario ir al Chopo como antes, cuando era el punto de encuentro. Otros van y vienen de un Estado del país a otro, se casaron, trabajan, etcétera. Es complicado mencionar algo así en una trayectoria de treinta años. Igual muchos se aferran a pensar que la alineación sigue siendo la misma de siempre, por eso decidí poner una breve explicación de las diferentes alineaciones que ha tenido el grupo.

Publicidad

¿Recordarás cómo fue que comenzaron a ensayar en 1987?
Conocí al Warpig gracias a la revista Rock Pop Metal mientras hacíamos intercambios de casetes o fanzines a través del correo ordinario. Di con la dirección del Warpig porque decía que tenía una colección de bastante buen material. Le escribí, me pasó su teléfono y rápido nos pusimos en contacto. Yo ya tocaba con Histeria. Warpig acudía mucho a nuestras tocadas y ensayos. Pero cuando se desintegró Histeria yo me enfermé de hepatitis. Después de recuperarme ya estaba ensayando el proyecto que se convirtió en Massacre 68, sólo que Warpig y yo también ya teníamos las ganas de hacer una banda más crossover, más hardcorera, ya que veníamos con una influencia metalera para hacer un nuevo proyecto.

Entonces por los fanzines fue que descubrieron el hardcore en aquel entonces… Ustedes comenzaron a tocar más rápido y con letras más sociales y/o políticas.
Sí, en gran parte fue gracias a los fanzines que se movían mucho entre la banda, sobretodo en el Chopo, donde también acostumbrábamos hacer el intercambio de casetes.

¿Editabas alguno fanzine?
Sí, uno que se llamaba Furia y Mensaje. Tenía bastante correspondencia con gente de todo el mundo. Con ese fanzine compartíamos material, información sobre dónde contactarnos, incluso hasta les grabábamos cintas a nuestros cuates, intentando que no existiera una especie de monopolio musical. Para esa época mucha gente era egoísta. El material que llegaba era muy escaso y gracias a los fanzines intentábamos socializar más. Por los intercambios que hacíamos por el correo ordinal fue lógico que conocimos mucha gente y bandas de diferentes países. Creo que ser bilingüe en los ochenta era raro, por ese lado también comenzamos a colaborar con otros fanzines para que la información llegará a todos, traduciendo fanzines gringos y también compartiendo otros de España o Sudamérica. La idea principal era compartir y socializar. Recuerdo que los fanzines que llegaban eran más sociales y políticos. Aquí todo era musical. Más ¡chingue a su madre la policía! Más ¡chingue a su madre el gobierno! Esas cosas. Comenzamos a conocer los colectivos, los sellos independientes, el movimiento Hazlo Tú Mismo (HTM), el anarquismo, el vegetarianismo. Ayudó mucho para abrir los ojos y tomar todo eso también.

Publicidad

Atoxxxico tocando en la Prepa 7.

Durante todo lo que ha existido la banda ¿a qué crees que se deba tanta rotación en los integrantes? ¿Fue por la misma época donde todos estaban haciendo muchas cosas?
Desde un principio todos ya teníamos bastante tiempo tocando con otras bandas. Cuando formé Atoxxxico también estaba con Massacre 68. Toño estaba con Pactum. No había ningún conflicto. Incluso me sucede hoy en día, a veces en una tocada me subo al escenario tres veces, con tres grupos distintos.

Entonces la escena de los ochenta podría decirse que era bastante unida…
Pues sólo era cuestión de agendarnos con tiempo. Éramos un poco más organizados para no tener que cancelar alguna fecha porque hubiera preferencia por alguna banda en especial. Obvio que sí hubo problemas, como en todo. Pero había muchos shows y tocábamos muy seguido entre todos los grupos.
La gente tiene una idea equivocada de lo que es una banda hardcore punk. Formar parte de una banda así va más allá de ser amateur o profesional, puedes ser ambas cosas y ninguna de las dos a la vez. Muchos piensan que hay un líder, por eso hay conflictos. Pero hay gente más creativa, gente con más tiempo libre, etcétera. Uno no puede pensar que jamás habrá rotación. No sé puede, hay muchos factores.

Sé que uno de los ex integrantes de A//Toxico (Atoxxxico) es Alejandro Echeverría "El Mosh", ex miembro del Consejo General de Huelga de la UNAM (CGH). Si no me equivoco tocaron en apoyo al CGH. ¿Qué tal esa experiencia de formar parte de un evento tan importante como lo fue ese movimiento en la Ciudad de México?
El Consejo General de Huelga me parece que eran todos los involucrados en el movimiento. Que El Mosh se haya puesto en los reflectores a dar entrevistas es diferente. Nosotros participamos para apoyar a los presos de esta huelga, no sólo porque estuviera El Mosh. Era una coincidencia que él estaba ahí. Si él no hubiera estado igualmente participábamos. Tenía otros amigos que también estaban presos.
El evento se organizó bien y estuvo muy chido, incluso el Foro Alicia ayudó con el equipo PA. Me acuerdo que hasta participaron bandas que estaban en boga en ese entonces como Salón Victoria y Panteón Rococó. Nosotros solamente nos reformamos para tocar en esa ocasión. Recuerdo que Paulino no llegó porque se le hizo tarde y Rolo se tuvo que subir a echar el palomazo. Warpig creo que ya no estaba en condiciones para tocar las canciones un poquito rápidas. Fue una experiencia fugaz. Había mucha gente, mucho orden en apoyo para ver que todos estaban con los presos en el Reclusorio Norte.

Publicidad

Alineación de Atoxxxico con Thrasher, Edson, El Mosh y Warpig.

En retrospectiva ¿qué se siente ser parte de una de las bandas más representativas en todo el mundo de la escena hardcore punk en México?
No sé. No sabría qué comentar al respecto. No sentimos que seamos los más representativos. Hay otras bandas. Sí tuvimos nuestro auge y nuestro declive. La idea no era ser perseverantes ni trascender, sólo hacíamos lo que nos gustaba, nunca supimos qué iba a pasar.
También es un sentimiento encontrado. Mucha gente piensa que seguimos tocando por nostalgia. Pero nadie puede impedir que toquemos las rolas que son de mi autoría. No estamos en esto por profesionales ni vivimos de glorias pasadas. Me gusta tocar, viajar, conocer gente. Uno sigue aprendiendo experiencias nuevas y compartiendo experiencias propias.

¿Qué es lo que más recuerdas de su paso por Norteamérica a principios de los noventa?
Recuerdo que cruzamos la frontera el 30 de diciembre de 1992 el Pupis (roadie de Atoxxxico en aquel entonces) y yo. Éramos los únicos que no teníamos papeles. Nos estábamos quedando con Luis Guereña (integrante fallecido de Tijuana No). Hasta estaba Manu Chao ahí con él, en la misma casa; fue una época muy cagada. Pasamos con un pollero y nos agarraron los famosos "dedos", que son latinos que te echan a la migra. Como que creían que tanto el Pupis como yo, que en ese entonces traíamos el pelo largo, éramos árabes o un pedo así. Nos esposaron y toda la cosa. Nos agarraron en la noche y el camión te regresa a la línea a eso de las once de la noche, porque si no te tienes que esperar ahí hasta el otro día. Lo bueno era que Luis vivía bien en corto, en la Coahuila. Llegamos a bañarnos, a dormir y rápido ya teníamos un pollero que nos cruzó. Recuerdo que estaba lloviendo mucho y el agua incluso nos llegó hasta la cintura, parecía pantano. El pollero nos dijo que para que no tuviéramos pedos nos quitáramos los pantalones y zapatos para no enlodarnos. Me acuerdo que el Pupis no usaba calzones y yo iba atrás de él viéndole la cola. Estuvo bien cagado. Al final estuvimos unas semanas en Reseda, California y tocamos en el 924 Gilman Street de San Francisco.

Publicidad

Esta es una pregunta que no la puedo evitar. ¿Qué opinión tuvieron de haber sido nombrados por Café Tacvba en su canción "Chica banda"? ¿Rubén Albarrán y compañía iban a los toquines de A//Toxico (Atoxxxico) en aquel entonces?
Realmente sí nos sorprendió un poco. Yo creo que tenía que mencionar bandas de punk locales, fue algo muy de ellos. Sí me tocó verlos en un par de tocadas de Atoxxxico en el Lucc o Tutti. Sí me acuerdo de ellos. No podían pasar desapercibidos, andaban muy de moda en aquel entonces. Igual nos daba un poco de publicidad. Nos invitaron al video pero yo no quise ir, por eso sólo aparece el nombre de Atoxxxico.
Incluso creo que al Warpig le llegó la invitación para audisionar como baterista con Café Tacuba. Hasta la fecha mis amigos me siguen bromeando con esto de la Chica banda. Piensan que eran mis cuates, pero en esos tiempos conocimos a muchas bandas contemporáneas, a quienes nos encontrábamos en fiestas como a los Caifanes o Santa Sabina.

Ahora, sobre la escena actual de punk en México ¿qué bandas te gustan?
Pues no estoy muy clavado en el punk ahora. Ando más en el grindcore o el crust. Me quedé clavado en los ochenta y noventa.

Lo pregunto porque siempre existirán las comparaciones entre lo antes y lo de ahora. Sé que ustedes dejaron una escuela pero ¿qué diferencias encontrarías entre ambas épocas?
Creo que la diferencia es abismal, en cuanto a la actitud y todo. Por ejemplo nosotros fuimos abriendo brecha, adaptándonos, improvisando, creando. Eso pienso que nos hizo más creativos. Ahora las nuevas generaciones tienen que hacer algo diferente o que sobresalga, cuando ya tienen todo a la mano como el Internet, las tiendas de instrumentos, los métodos para grabar, etcétera. El reto ahora me parece que es crear algo original.

La alineación actual de Atoxxxico echando palomazo con Rolo, ex vocalista.

¿Cómo se dio el cambio a Cáustico, que si no me equivoco es el antecesor de AK-47 con Paulino en la voz? ¿Fue una especie de evolución?
Ya en 1995 Warpig estaba muy clavado en el garage y el surf. Paulino se inclinaba más en el hardcore noventero de New York. Yo me fui más con el grind y crust. Atoxxxico era eso, una amalgama de estilos musicales. Creo que nunca dijimos que éramos sólo hardcore punk. Nos identificaban así pero no era toda la idea. Teníamos distintos gustos en una sola banda. No creo que haya sido una evolución. Sólo pasó que Paulino ya tenía baterista y entró un bajista que tocaba grind, y entonces eso fue cambiando el sonido. Siempre ha sido la idea hacer una banda diferente en todos mis proyectos. Sí evolucionamos musicalmente y técnicamente. Porque al principio, en los ochenta, estaba muy cabrón grabar, todo era más rudimentario por el equipo que había, etcétera. Siempre va influir que el sonido cambie cuando la alineación es distinta.

Y por último… ¿Qué sentimiento existe hoy en día al seguir tocando las canciones de A//Toxico (Atoxxxico) cuando han pasado treinta años?
No sé. Yo creo que el tiempo libre. Ahorita estoy involucrado en ocho bandas al mismo tiempo. Atoxxxico cumple treinta años y realmente es el gusto de tocar las rolas. ¿No puedes tocar tus rolas? ¿Tienen tiempo de caducidad? Es un gusto. La gente malinterpreta lo que es tener una banda. Piensan que vivimos de esto. Una cosa es ser famoso y otra reconocido. Hoy en día ya nadie compra discos. Muy a güevo se venden playeras. Los conciertos los organizamos nosotros y apenas sale para el equipo. La mayoría de las presentaciones de este año son en solidaridad de otras causas. Es lo que nos gusta. Hasta que el cuerpo aguante. Hasta que la lana y el tiempo lo permitan. A veces es desgastante y la gente no lo ve, piensan que nos pagan. Tienes que comprar tus cuerdas, arreglar tu equipo, gastar en cuartos de ensayo, los transportes. Has las cuentas durante años y es una lana.

(Fotos cortesía de El Thrasher y vía).