arte

Ciberpunk y pixeles en un intenso video musical [Estreno]

Iconografía popular se mezcla con geometría sagrada en las impresionantes ilustraciones generadas por el artista francés.
30.3.16
Imágenes cortesía del artista

Cuando los humanos pensamos en la inteligencia artificial del futuro no podemos evitar sentir una mezcla de miedo y fascinación. La investigación dentro de este campo ha causado cierta preocupación dentro de las comunidades de científicos y de la tecnología, y películas como Ex Machina de Alex Garland han escenificado este temor sobre la pantalla. En su nuevo album conceptual, The Uncanny Valley, el artista de música electrónica Perturbator explora un lado todavía más oscuro de la inteligencia artificial y la robótica, un mundo de la postguerra donde los humanos han luchado contra las máquinas hasta vencerlas. A diferencia de lo que ocurre en Matrix, las máquinas —entre las que se incluyen androides— sufren una persecución y eso es lo que vemos en el nuevo videoclip de arte pixelado para el tema “Sentient”.

Publicidad

En el universo de Perturbator, toda historia es la historia del espectador y en este vídeo, dirigido por el animador Valenberg, el espectador es un justiciero conocido como Night Driving Avenger que se desplaza en motocicleta. El vídeo recoge todo un amalgama de estilos, desde Blade Runner, hasta las películas de terror de Dario Argento y Drive de Nicolas Winding Refn, pero a pesar de estas claras influencias, el arte pixelado de Valenberg le da a “Sentient” un toque muy personal.

“Tu narrativa se entrelaza con la de una androide/asesina que lucha por la libertad e igualdad en un mundo cínico que intenta erradicar la existencia de las máquinas”, dice el coproductor del vídeo, Blood Music. “Juntos, intentáis desmantelar un bando underground que transmite su mensaje de odio a través de una falsa religión, utilizando como centro de reclutamiento la iglesia negra de la ciudad”.

El clímax de la historia llega cuando la androide entra en la iglesia por primera vez y lo que parece ser una emboscada del culto resulta acabar en una seducción y desprogramación sexual del androide. El Night Driving Avenger intenta ayudar a su compañera pero parece tenerlo bastante difícil.

Valenberg ilustró todas las escenas con Photoshop CS6 con una tableta Wacom Cintiq 24HD. En primer lugar hizo algunos “garabatos” digitales para establecer el tono, colores y ángulos de cada escena y luego empezó a construir la versión píxel de cada una de las escenas sobre un lienzo relativamente pequeño (320x120px), utilizandoprincipalmente la herramienta de lápiz (tamaño 1px).

“Partí de un esquema general para cada imagen y luego fui añadiendo detalles hasta completarlo”, dice Valenberg a The Creators Project. “Construí a propósito un montón de capas para poder tener el control total y poder editar el material de forma fácil”.

Después de diseñar cada escena, Valenberg amplió las imágenes al 600% (1920x1080), y luego las exportó como vídeo a Final Cut, donde creó todos los movimientos de cámara. Todo esto, en combinación con la animación fotograma a fotograma produce el “efecto de movimiento brusco”.

“El estilo de la ilustración también es importante”, dice Valenberg says, “creo que a la mayoría de treinteañeros este estilo les produce nostalgia a causa del estilo de los viejos videojuegos, les resulta familiar”.

“Pero la escena del píxel está bastante activa hoy en día, y me gusta cómo ha evolucionado”, añade. “Hoy, no tenemos las mismas restricciones, podemos elegir de una paleta de colores más amplia, añadir elementos no pixelados como gradientes, etc. Me gusta poner a prueba los limites de lo que podemos hacer con el arte pixelado experimentando con cosas que antes no podíamos hacer”.

The Uncanny Valley de Perturbator se publica el 6 de mayo en Blood Music. Lo puedes pedir aquí.

Aquí encontrarás otros trabajos de Valenberg.

Publicidad

Trad. Rosa Gregori.

Relacionados:

Encantadoras ilustraciones 3D se escapan del papel

Animales se fragmentan en cristales minimalistas de tinta

La ironía de las relaciones humanas en la era digital es ilustrada por Jean Jullien