FYI.

This story is over 5 years old.

arte

Mathu Andersen es el icono de los travestis en Instagram

El peluquero y maquillador se pasa a la otra parte de la cámara.
5.11.15

A photo posted by Mathu Andersen (@mathuism) on Nov 1, 2014 at 8:35pm PDT

Algunos artistas logran adelantarse a su tiempo, mientras que muchos más bien ven cómo el tiempo les atrapa. El maquillador, fotógrafo y estrella de Instagram Mathu Andersen ha pasado la mayor parte de su carrera sin explorar más allá de la estética popular y la expresión de género. El año pasado presentó sus autorretratos en una exposición en una galería y fue nominado a un Emmy por su trabajo como gurú del maquillaje y pelo de RuPaul en “RuPaul’s Drag Race”. Parece que Andersen se está aproximando al terreno mainstream, o mejor dicho, el mainstream se le está aproximado a él.

El travesti australiano ha trabajado durante décadas prácticamente sin salir de bastidores, pero le bastó con un solo selfie para pasar a situarse con firmeza bajo el foco de la atención. Con sus pómulos afilados y barba gris bajo una de las pelucas RuPaul, la foto era realmente llamativa y Andersen recibió todo un reguero de “likes”. Ahora, sus seguidores de Instagram sobrepasan los 120.000, y aunque todavía publica selfies con el pelo de RuPaul, Andersen también crea retratos que además de mostrar su maestría en el campo de la peluquería, maquillaje y Photoshop, están llenos de simbolismo y significado.

A photo posted by Mathu Andersen (@mathuism) on Feb 4, 2014 at 4:00am PST

La convergencia de dos fenómenos sociales prepararó el terreno en el que ahora se mueve Andersen. En primer lugar, la sensibilización sobre los diferentes géneros que se encuentran entre los polos binarios ha despejado el camino para un artista como Andersen, que es reticente a “trabajar siguiendo las etiquetas” en lo referente al sexo y la sexualidad. “La gente dice: ‘Vale, eres gay’, explica, "Y yo pienso: ‘Bueno, sí tú lo dices’”. Su reticencia a trabajar dentro de los binarios tradicionalmente propuestos por los travestis se representa perfectamente en su pelo facial bien peinado, presente en todos sus retratos en lugar de ofrecer ilusiones de una feminidad idealizada. La segunda revolución que facilitó la fama actual de Andersen no podría ser otra que la plataforma de redes sociales que le conecta con sus cientos de fans. El trabajo de Andersen y el reciente empujón de su carrera son claros fenómenos del siglo XXI.

Aún así, muchos de sus retratos invocan el tema más imperecedero del arte occidental: el cristianismo. “Mi religión se basa en la escuela dominical”, explica. “Me educaron con un Jesús que era bueno y bondadoso y amaba a los niños… no puedo ir a por Jesús”. En sus retratos religiosos más populares le vemos caracterizado como un cruce entre Jesús y la Virgen María, completamente desnudo salvo por unas cubiertas para pezones en forma de cruz.

Su obra une lo contemporáneo con antiguas tradiciones y, aunque las redes sociales sean el principal vehículo para presentar su trabajo, asegura que hay que ir con cuidado pues están llenas de lo que él llama “fanfarrones”.

A photo posted by Mathu Andersen (@mathuism) on Apr 20, 2014 at 11:57am PDT

A photo posted by Mathu Andersen (@mathuism) on Nov 22, 2013 at 12:58am PST

A photo posted by Mathu Andersen (@mathuism) on Nov 16, 2013 at 2:16pm PST

A photo posted by Mathu Andersen (@mathuism) on Feb 21, 2014 at 12:24am PST

Aquí encontrarás otros selfies de Mathu Andersen.

Traducción de Rosa Gregori.

Artículos relacionados:

Este “idiota” lleva 16 años haciéndose un selfie al día

Edu Monteiro se autorretrata escondiéndose tras máscaras muy peculiares

Retrato de una artista al desnudo