¿y si te sale un ryan leaf?

El primero en el tiempo... ¿es el primero en el juego?

¿Elegir primero es positivo?
8.5.16
Foto: NFL

Por @omarrgc

El primer gran momento no sólo de cualquier leyenda, sino de cualquier jugador de NFL. Aquí la reverencia que tuvo como jugador universitario se convierte en la interrogación que divide al bueno del grande. El teatro de la liga deportiva más rentable del mundo pone en el reclutamiento colegial (Draft) una de las pocas pausas a la temporada baja y arranca las ilusiones de 32 franquicias que esperan que su elección haya sido correcta.

Por apenas cuarta vez en la historia (todas desde 1990), la primer selección colegial fue canjeada y la privilegiada posición de poder escoger sin restricción alguna pasó de los Titans de Tennessee a los Rams, de vuelta en Los Ángeles, manteniendo al último hijo pródigo, Jared Goff, mariscal de campo de California, en casa.

Publicidad

Pero la historia arrojó un dato adicional que incluyó otro canje para la segunda elección en un hecho inédito, donde Cleveland entregó su oportunidad a los Eagles de Filadelfia quienes se cargaron por Carson Wentz, también Quarterback, aunque proveniente de North Dakota State. ¿Estás detrás de esto, Kevin Costner?

Con el primer par de selecciones, se marcó la octava vez en que se seleccionaron dos mariscales de campo, siendo, además, el segundo reclutamiento consecutivo, aunque este sin el morbo que produjeron Jameis Winston y Marcus Mariota el año pasado.

Ahora, la historia ha marcado la rivalidad del #1 y del #2, siempre atados a las comparaciones, a los logros del otro mariscal. Y también son los registros los que muestran que la primer selección global llegará al estatus de grande y posteriormente de leyenda, mientras el otro estará destinado a ser marco de referencia para estas ocasiones. Dicho en otras palabras: por cada Peyton Manning hay un Ryan Leaf.

Sin embargo, aunque los números colegiales avalen las decisiones de la gerencia general, al final, todo se reduce a las estadísticas en el profesionalismo. Entonces, la pregunta se profundiza y se convierte en: ¿qué tan segura es la apuesta por un mariscal de campo en la primera selección?

El mito del quarterback y la dependencia que existe sobre él, se ven supraditados al hecho de que el 64% (37) de los Jugadores Más Valiosos de la temporada regular han sido de esta posición, junto a los 27 mariscales que se han llevado el Premio Pete Rozelle tras el súper domingo. Y en cuanto al primer seleccionado, un tercio (33.33%) de estos MVP's fueron el primer nombre mencionado en el Draft.

Por lo mismo, desde el inicio de la era de Super Bowls, la posición del quarterback se ha convertido en una necesidad y quizás, en un cliché. Un 45% de las selecciones desde 1966 han sido mariscales de campo, duplicando a la segunda posición más requerida (ala defensiva) con 19%, aunque dicho número ha ido en aumento: en las últimas diez selecciones, siete han iniciado con uno.

Mientras el deporte de las tacleadas se va televisando, el protagonista de "la serie" cada vez se concentra más en el quarterback. Después de todo, ¿no es el American Dream?