FYI.

This story is over 5 years old.

Highlights

Deron Williams hace lo que siempre hemos soñado en el último segundo de partido

Los Dallas Mavericks vencieron a los Sacramento Kings tras dos prórrogas con un triplazo en el último segundo de Deron Williams. La definición de "buzzer-beater".
7.1.16

Sigue a VICE Sports en Facebook para descubrir qué hay más allá del juego:

¿Os habéis preguntado qué haríais en la vida si solo os quedara un segundo? Probablemente, el 99,9% de la población no alcanzaría a lograr nada en absoluto.

Por fortuna, existen tipos como Deron Williams, jugador de baloncesto de los Dallas Mavericks, capaces de cambiar la historia de un partido cuando el cronómetro marca unos escasos 1,3 segundos.

Los Mavs perdían 116-114 contra los Sacramento Kings en la segunda prórroga. Solo un milagro, a través de una jugada ultra rápida, podía cambiarlo todo: quizá empatar el partido mediante una canasta de dos, o bien aventurarse a tirar de a tres para ganar el partido y volver loca a la afición.

Y así fue. Deron Williams corrió, resbaló, se desmarcó, recibió la pelota… y con apenas un segundo, se quitó al rival de encima con una finta y lanzó una parábola mientras sonaba la bocina del final. La pelota besó la red al entrar por el aro. Tres puntos, triunfo y la afición de su equipo vuelta completamente loca. Vaya manera de ganar.

Los Mavericks se impusieron por 117 a 116 a los Kings en el que fue sin duda el partido más espectacular y reñido de la jornada.