Por qué las abejas mueren cerca de los campos de maíz

Una ley compensará a los apicultores por daños causados por neonicotinoides, la clase de insecticida que mata a las abejas.
30.3.16

Los apicultores han dicho que los pesticidas están matando las colonias de abejas en números sin precedentes. Ahora, por primera vez, una ley histórica aprobada en Minnesota, en 2014, compensará a dos apicultores por daños causados por neonicotinoides, el insecticida más usadao en el mundo. El Departamento de Agricultura del Estado de Minnesota encontró que el polvo tóxico, que flota desde los campos de maíz colindantes, llegó hasta las colonias de abejas y resultó en la muerte de multitud de abejas.

Publicidad

La ley inusual de Minnesota permite la compensación del estado a los apicultores cuyas abejas sufren "envenenamiento agudo por pesticida". La ley requiere una "investigación de asesinato de abejas", en la cual un equipo de investigadores reúnen muestras de abejas muertas que son analizadas para ver si contienen un nivel significante de pesticida. Sigue una evaluación escrita. Si se descubre que la colonia fue envenenada, se exige que el estado compense al apicultor por la colonia afectada con un valor de mercado equitativo.

LEE MÁS: La miel producida por indígenas mexicanos se enfrenta a un mejor futuro.

Hasta ahora, no ha sido fácil probar que los pesticidas matan a las abejas; éste es el primer premio exitoso de los apicultores bajo la ley de 2014. John Peckham, supervisor del programa en el departamento de agricultura estatal, le dijo al Star Tribune: "Estos son los casos más complejos con los que hemos lidiado".

El Senador del Estado Rick Hanson, quien promocionó la ley, dijo: "Ésta es la primera acción de cualquier estado, un descubrimiento de hecho, de que los neonicotinoides son dañinos para las abejas. Cuando tenemos un estado que compensa a las personas por su pérdida, es real".

El insecticida implicado es la clotianidina, usado en los campos de maíz y de soya. El insecticida protege los viveros de los insectos de la tierra al crecer junto con la planta y hacer venenosa toda la planta contra las pestes. Intentamos contactar a Bayer CropScience, la empresa que hace los insecticidas, en busca de un comentario, pero no nos respondió antes de la publicación de este artículo.

Está siendo estudiado exactamente qué tan tóxicos son estos insecticidas tanto por el Departamento de Agricultura de Minnesota como por la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos. Los desprendimientos flotantes de las semillas en la plantación parecen ser especialmente tóxicos, de acuerdo a apicultores que hablaron con el Star Tribune.

LEE MÁS: Cómo cultivar abejas en el lugar más seco del planeta

Los dos apicultores que recibirán los beneficios del estado son Pam Arnold, quien maneja cinco colmenas en una granja orgánica cerca de Scandia, Minnesota; y Kristy Allen, fundadora de Beez Kneez, una compañía mielera de Minneapolis. Como lo señala Allen, el uso de los pesticidas no es una violación a las leyes federales o estatales. El recubrimiento de semillas no es considerado una "aplicación de pesticida" semejante a la fumigación, porque los granjeros compran las semillas cubiertas y luego las siembran. El pesticida se aplica a las semillas en una planta de distribución y proceso.

Como los nuevos casos lo demuestran, lo que desprende la plantación de estas semillas cubiertas puede matar abejas. Allen dice: "El hecho de que (Minnesota) me compense por algo que no es ilegal es una locura para mí. Significa que algo no está funcionando".