Vino mexicano

Por qué las vendimias son tan divertidas

¿Por qué ir a las vendimias de Guanajuato? Porque los vinos guanajuatenses son cada vez mejores, y porque pisar uvas es un placer pegosteoso, pero divertido.

por Pablo Mata Olay
16 Agosto 2016, 11:00pm

Las palabras 'vino', 'vendimia' y 'Guanajuato' no suelen oírse juntas muy a menudo. Los vinos guanajuatenses no son tan conocidos como los de Ensenada o Coahuila, en México. Sin embargo, Guanajuato es el cuarto productor de vinos a nivel nacional y cada año —desde hace cuatro— las vendimias comienzan a principios de agosto en Caminos D'Vinos, un conjunto enoturístico ubicado en la comunidad de Sangre de Cristo, justo sobre las faldas del Cerro del Cubilete.

vendimia-guanajuato-3

El viñedo de Caminos D'Vinos. Todas las fotos son del autor.

Los viñedos en Guanajuato son jóvenes, pero sus vinos están a la altura de estándares internacionales. El viñedo de Camino D'Vinos, de 9 hectáreas, es el más alto de México, a 2, 400 metros a nivel del mar. Se construyó en una hacienda minera, por lo que, además, tiene paisajes como éste:

vendimia-guanajuato-2

Desde la Hacienda Minera.

Como los viñedos guanajuatenses están tan altos, tienen un clima templado que asegura una maduración más lenta y armónica que en Baja California. En los últimos cuatro años la industria del vino en este estado ha crecido muchísimo y ahora podemos escoger entre muy buenas botellas, como Cuna de Tierra, sobre todo el Syrah, añejado durante doce meses en barricas americanas, francesas y húngaras. Ha ganado medallas en España y Bruselas. También el Mar de Nexus de Vinícola Toyán (que no Tonayan, eh), de uva Cabernet Sauvignon, añejado 19 meses en barrica de roble francés.

Y lo más importante: las fiestas de las vendimias son cada vez más divertidas.

vendimia-guanajuato-10

Las uvas se vacían en enormes barriles de madera, donde serán pisadas.

En cualquier viñedo que se respete, la vendimia significa bailotear sobre las uvas con los pies descalzos. Esta tradición se remonta a la era dorada de Egipto y se ha conservado no tanto como técnica de vinificación, sino como costumbre simbólica y divertida.

LEE MÁS: La revolución del vino desnudo en México

Pisar uvas siempre me remitió a esta escena de Fantasía en la que Dionisio toma vino mientras suena la Sinfonía Pastoral: una actividad etérea, mágica y sobre todo, muy europea. Obviamente estaba yo muy menso, sobre todo porque fueron los egipcios los primeros que pisaron las uvas.

También imaginaba que sólo las mujeres y los niños tenían "el derecho" a meterse al barril lleno de uvas (#ropasucia), pero esta actividad es bastante democrática.

vendimia-guanajuato-7

Uvas listas para ser pisadas.
vendimia-guanajuato-8 Cualquier persona puede participar en la Pisa de uvas.

Ahora, lo que nunca hubiera imaginado es la sensación una vez que estás adentro. Las uvas son más pequeñas que las uvas de mesa y sueltan un jugo muy frío, como si hubieran estado en refrigeradores. El olor que comienza a desprenderse es entre dulce y ácido, y casi de inmediato se antoja un vinito, quizás un pan recién horneado, un queso maduro…

Después de la pisada es un poco difícil quitarse los restos del jugo (por eso se recomienda ir a las vendimias en sandalias), nada que un poco de agua no pueda resolver. Es un placer pegosteoso y frío, pero cada temporada de vendimias miles de personas en el Mediterráneo, en Sudamérica, en Australia, en los valles de Napa y Guadalupe, y ahora en el centro de México, buscan hacer esta actividad, y yo me cuento entre ellas.

LEE MÁS: El vino no solo se marida con comida, también con perfume

Por lo general la pisa de uvas comienza con un espectáculo:

vendimia-guanajuato-11

vendimia-guanajuato-9 Pisar las uvas es un placer pegosteoso y frío.

Y después viene la acción:

Las actividades de vendimia varían por cada viñedo, pero siempre hay catas, brindis y mucha comida. El vino es protagonista, pero no el único actor. También hay mezcales y cervezas artesanales del orgullo del estado para acompañar los quesos, las carnes frías y demás productos locales. Cada vinícola tiene su fiesta de vendimia; algunos incluso tienen casas club para el hospedaje y chefs encargados del festín de la propiedad. Algunas fiestas incluyen conciertos, distintos shows, cenas especiales y demás actividades que intentan llenar cada segundo del fin de semana.

vendimia-guanajuato-12

Salones para las catas durante la vendimia.

Con cerca de 350 hectáreas de vid plantadas, sobre todo de Cabernet Sauvignon, Tempranillo, Merlot, Petite Sirah y Semillón, Guanajuato destaca en importancia como región vinícola emergente de México.

Conoce los vinos y, si puedes, lánzate a pisar uvas a Guanajuato, a San Miguel de Allende y a Dolores Hidalgo, donde habrá fiestas de vendimia —abiertas al público— hasta que termine agosto.

vendimia-guanajuato-5