FYI.

This story is over 5 years old.

Del .mp3 a La Vida de Pablo: Cambio y Revolución en la Industria Musical

Es innegable que en el siglo XXI, el objeto-musical ha cambiado; en algunos casos, radicalmente.
10.3.16

*Esta nota originalmente se publicó en Noisey.

Con la irrupción del mp3 en nuestra vida diaria, el objeto-musical, antes encarnado en el vinilo, el casete o el CD, ha experimentado una revolución. Ahora la 'música' como comodidad puede adoptar numerosas formas nunca antes vistas: desde USBs como el release de Gatekeeper Young Chronos, a tarjetas SD como Deceptionista de ADR, pasando por pulseras (Hiperasia, El Guincho) o un archivo .m4a de la tienda de iTunes.

Publicidad

Es innegable que en el siglo XXI, el objeto-musical ha cambiado; en algunos casos, radicalmente. Eso nos lleva a la siguiente pregunta: ¿Ha cambiado de igual manera su modo de producción? y sobretodo: ¿Qué tiene que ver Kanye West en todo esto?

Kanye ya experimentó ligeramente con las convenciones y expectativas del ciclo mecánico de la industria musical cuando sacó Yeezus por sorpresa, pero no ha sido hasta The Life of Pablo cuando esta experimentación ha llegado a cotas inéditas.

Yeezus salió sin previo aviso. Tan sólo un twit un mes antes de su lanzamiento anunciaba una fecha en concreto, sin explicar cuál era el evento (aunque tampoco hay que ser ingeniero espacial para intuir que sería un nuevo disco).

Los rumores de junio de 2013 indicaban que Kanye todavía estaba trabajando en su disco, días antes de su lanzamiento oficial. La campaña de marketing fue mínima, críptica y ambiciosa.

A pesar de ello, el disco fue nº1 en Estados Unidos Reino Unido y otros 29 países. Esta estrategia sería subsecuentemente imitada por Beyoncé a finales del mismo año, y por su marido Jay Z, que anunció Magna Carta Holy Grail con menos de un mes de antelación.

Pero Yeezus solo fue un ligero adelanto de lo que ha supuesto The Life of Pablo en la experimentación de Kanye con los modos de producción de la nueva industria musical. El proceso de creación de The Life of Pablo ha sido un ejercicio público y visible.

Publicidad

La composición, grabación y distribución de un álbum es un proceso a menudo opaco, privado y hermético; como tantos de los bienes que compramos en nuestro día a día, estamos acostumbrados a ver el producto musical (el CD brillante en la FNAC) desligado de su modo de producción (horas en el estudio, reuniones con los productores, la cadena de montaje de alguna fábrica asiática).

Pero Kanye ha experimentado, y subvertido hasta cierto punto, este proceso en su último álbum.

En el 2014 se anunció públicamente que Kanye estaba trabajando en su séptimo LP y el último día de ese año, publicó una nueva canción, "Only One" con Paul McCartney. A ese single le siguieron otros dos, "FourFiveSeconds" y "All Day", ofreciendo una errática visión del que sería su siguiente álbum. No quedaba del todo claro si esos singles estarían en un nuevo disco o si simplemente eran canciones que sacaba independientemente.

El ciclo tradicional de la industria exige que el single esté relacionado directamente o venga acompañado por el anuncio de nuevo material.

Pero lo que vino a continuación te volará la mente.

Mientras sacaba sus singles con Paul McCartney, Kanye anunció que el nuevo disco se llamaría "So Help Me God" y publicó una portada. Ese dibujo luego sería la carátula del single "All Day", y "So Help Me God" pasaría a llamarse "SWISH", después de que Kanye twittease unos desnudos de su mujer.

De ahí pasó a "Waves", publicó una lista manuscrita de canciones y se peleó con Wiz Khalifa. Pocos días después, la lista amplió el número de canciones y el título cambió por última vez: "The Life of Pablo".

Pero ahí no queda el nuevo proceso productivo de Kanye.

El disco salió a la venta exclusivamente vía Tidal y en formato digital, el 14 de febrero. No obstante esta versión, con el doble de canciones de las esperadas según su anuncio en el Madison Square Garden, tampoco sería la definitiva: la descarga tenía una canción duplicada y aunque el error fue corregido, lo retiraron en horas. Tidal a día de hoy tiene una versión descrita como "parcial", disponible únicamente para streamear.

Publicidad

Como parte de su ejercicio de alumbrar el proceso creativo-industrial detrás de su obra, Kanye anunció que la versión disponible de "Wolves" no le satisfacía y que volvía al estudio a re-hacer la canción.

Como destaca Jon Caramanica en el NY Times, "Wolves" es un buen caso de estudio porque hace exactamente un año debutaba en uno de sus shows de moda como una colaboración con Vic Mensa y Sia. La versión que salió este año featurea a Frank Ocean y Caroline Shaw.

En esta exploración y búsqueda de nuevos modos de producción que correspondan con nuevos objetos-musicales, The Life of Pablo puede ser un hito; puede significar la primera vez que un álbum no fue un objeto puntual, sino un proceso temporal. Quién sabe si el The Life of Pablo que escuchamos en febrero de 2016 será igual al que tendremos en marzo o en el 2017.

A priori parece un híbrido del experimento de John Cage de hacer una canción que dura(rá) 600 años con el ciclo comercial tradicional de sellar y sacar un álbum.

Quién sabe; es posible que dentro de cien años, cuando todos hayamos muerto y el cotilleo sobre su mujer y su familia o sus peleas con otras celebridades se haya disipado, el Kanye que permanecerá será una figura de estudio político y económico.