FYI.

This story is over 5 years old.

Por qué eres más atractivo cuando estás un poco ebrio

No completamente ebrio, sólo un poco. Después de unos cuantos tragos llegas a tu mejor versión estética personal. Los científicos nos dijeron por qué.
1.12.15

Los lentes de cerveza, como todos sabemos, son algo real. Bajo el manto de la noche y la influencia de un montón de Gin Tonics generosamente servidos, tu compañero de besos de la noche es tan guapo(a) como un(a) modelo. No podías creer tu buena suerte. Eso, claro, hasta que los viste a plena luz de la sobriedad (y del día) y viste a un ogro en lugar de un Adonis o una Atenea. Aunque probablemente ellos también te estaban viendo a través de lentes de color tequila cuando intentaban reproducirse contigo en medio de un bar concurrido.

Publicidad

Al parecer, estas cosas van en ambos sentidos: tu ser sobrio tampoco es realmente la versión más brillante de ti. Hay un punto medio, y es justo cuando tus piernas empiezan a sentir un hormigueo. Un estudio reciente sugiere que tu mejor versión estética personal es después de esa primera copa de vino, pinta de cerveza, o Gin Tonic bien servido.

LEE: Este profesor inventó una píldora que elimina la resaca.

La investigación fue publicada en la revista Alcohol and Alcoholism y se llevó a cabo por la University of Bristol. Cuarenta estudiantes aceptaron ser fotografiados tres veces: una vez completamente sobrios, una vez después de una primera bebida equivalente a una copa de vino, y una última vez después de una segunda porción de alcohol. Luego, un grupo separado de compañeros heterosexuales se encargó de evaluar sus fotos de rostro en comparaciones lado a lado, seleccionando la foto más atractiva del estudiante. El grupo evaluador elegía entre una foto de la persona sobria junto a una foto de ellos después de una bebida o una foto de la persona sobria yuxtapuesta con su imagen después de dos bebidas.

Curiosamente, las fotos tomadas después de una bebida fueron consideradas más atractivas que las sobrias, pero, después de dos copas, se volvieron menos atractivas. Este portal mágico a un atractivo ligeramente mayor aparentemente pende precariamente tan pronto como te tomas el último sorbo de tu margarita de jalapeño.

Ahora bien, ¿por qué diablos está pasando esto? ¿Los lentes de cerveza son… contagiosos? (Respuesta corta: Sí. Si bebes con más amigos, beberás más, pero esa no necesariamente es la razón por la que eres más lindo después de un cóctel, en este caso.).

Publicidad

El investigador principal Marcus Munafò, profesor de psicología biológica en la universidad, sospecha que tu cara se suelta un poco después de un poco de licor. El alcohol puede hacer que tus pupilas se dilaten (lo que aumenta el atractivo percibido) y tus músculos se relajan, lo que potencialmente te da una sonrisa más amplia y una mirada más amable. Los investigadores también citaron el efecto del alcohol de hacer las mejillas color de rosa, una cualidad que las parejas potenciales inconscientemente asocian con buena salud.

Pero el equipo se apresura a señalar que solo porque tengas un aspecto ligeramente más saludable momentáneamente no significa que el alcohol en realidad le esté haciendo bien a tu cuerpo (a menos que estés bebiendo vino tinto, el cual podría estar quemando tu grasa y mejorando tu salud mental). Pero el alcohol, nuestro gran amigo, podría estar "secuestrando el mecanismo" que te hace ver más saludable, en palabras de Munafò.

Pero toma en cuenta la conclusión del estudio, que advierte que "además de percibir a los demás como más atractivos, un consumidor medianamente intoxicado de alcohol también puede ser percibido como más atractivo por otros. Esto a su vez puede tener un papel en la relación entre el consumo de alcohol y el comportamiento sexual riesgoso".

En términos no científicos: lentes de cerveza x lentes de cerveza= problemas. ¡Diversión lamentable!

Pero no olvides que las crudas son feas. Nadie se siente perfecto cuando están caídos en la cama usando la ropa de la noche anterior, un chorro fino de baba en la esquina de su boca y el cabello parecido a un nido de pájaros.

Y peor aún, puedes voltearte para encontrar a otra persona igualmente rara a tu lado.