FYI.

This story is over 5 years old.

Didier Drogba

El fichaje de Drogba devuelve la euforia a Montreal | ES | Translation

Drogba ayudará a vender camisetas y boletos en Montreal. ¿Pero que clase de impacto tendrá en la cancha? Con 37 años, podría funcionar de distintas formas.
29.7.15
Photo by Dylan Martinez-Reuters

Este artículo fue publicado originalmente en VICE Sports Canadá.

El pasado febrero, Joey Saputo —el voluble dueño del Montreal Impact— lamentó que el fervor de su franquicia de la Major League Soccer se haya esfumado. Después de todo, es lo que sucede cuando quedas en último lugar.

Después, el lunes, Saputo hizo algo que, apenas hace unos años atrás, habría parecido imposible de hacer: Fichó a Didier Drogba. Sí, el mismísimo Drogba.

Publicidad

LEER MÁS: Toronto, la MLS necesita reconocer cuán especial es Sebastian Giovinco

El hombre que llevó al Chelsea a la gloria de la Premier League y la Liga de Campeones, el hombre que ayudó a transformar a Costa de Marfil en un gigante del futbol africano. Demonios, él es el hombre a quien se le acredita haber terminado una guerra civil por sí solo —y ahora, una estrella global de habla francesa que cambiará de aires para jugar en la belle province.

Sí, es seguro decir que el alboroto está de regreso.

Sin embargo, más allá de Montreal el ambiente no ha sido necesariamente tan eufórico.

Para los detractores de la liga, el fichaje de Drogba —el más reciente de una serie de llegadas de alto perfil— es otra señal de que la MLS es solo un destino para las estrellas veteranas que buscan hacer dominadas con un último cheque.

Hasta el momento en esta temporada, hemos visto a Kaká llegar a Orlando, a Steven Gerrard caer en Los Ángeles, y al combinado de New York City FC armar un cancerbero conformado por David Villa, Frank Lampard y Andrea Pirlo. A pesar de sus intachables CVs, todos están más allá de los 30; Drogba es el más viejo al cumplir 37 años en marzo.

Llegan a la liga bajo la regla del jugador franquicia, una regla introducida en 2007 para permitirle a David Beckam firmar un acuerdo por cinco años con el L.A. Galaxy. A Beckam le siguieron Thierry Henry y Robbie Keane, quienes crearon el estereotipo de que dichos acuerdos eran solo para los treintones con gran atracción de marca global.

Publicidad

La verdad es que más de 100 jugadores han firmado acuerdos de jugador franquicia en los últimos 8 años, con diferentes niveles de éxito. Recientemente, la MLS ha volteado la mirada hacia las estrellas en su apogeo (Sebastian Giovinco y Michael Bradley de Toronto) y jóvenes promesa (Fabián Castillo de Dallas y Octavio Rivero de Vancouver).

Recordemos también que Henry y Keane, quienes llegaron en sus 30, apenas tomaron su ocupación en la MLS como vacaciones. Henry se discutió cinco años en Nueva York, mientras que Keane está actualmente es su quinta temporada productiva en L.A.

Es verdad que los dos vendieron una buena cantidad de camisetas y boletos tan solo con el valor de sus nombres, pero también ayudaron a sus respectivos equipos a ser exitosos y ganar preseas.

Regresemos al caso Drogba. No hay duda que venderá camisetas y boletos. Pero ¿qué estará dispuesto a llevar y hacer en el campo de juego?

Por supuesto, eso depende de él. Pero si estás asumiendo que simplemente irá por la vida en Montreal como si no pasara nada, después de coronar su extraordinaria carrera con un título más de la Premier League en Chelsea, entonces considera el caso de Marco di Vaio.

En 2011, di Vaio —un delantero con una larga y establecida carrera con varios clubs italianos— declaró su deseo de retirarse en el Bologna, su equipo en ese entonces. Para el verano de 2012, di Vaio terminó con Bologna y puedo haber cumplido su sueño.

Publicidad

En su lugar, Saputo persuadió al entonces jugador de 36 años para que fichara como el primer jugador franquicia de Montreal. Jugó las siguientes dos temporadas y media con vigor y pasión, anotando 34 goles en la liga y se retiró de Montreal como un héroe.

De nuevo, no hay garantía sobre lo que Drogba hará. Aunque apenas unos meses atrás, Drogba formó parte del once ideal de la Premier League. Al menos que una calamidad física haya caído sobre él desde entonces, es seguro decir que todavía le queda gasolina en el tanque.

Si está motivado para dar lo mejor de sí —de seguro las ovaciones masivas de la grada local proveerán dicha motivación— definitivamente podría ayudar al Impact a regresar de su desastrosa campaña en 2014 y colarse a los playoffs de la MLS.

La vibra positiva de este fichaje no durará para siempre. El pase solo pagará los dividendos a largo plazo para Saputo y para la compañía si este alboroto renovado puede llevar al equipo al éxito en el campo y en la taquilla.

Por supuesto, lo mismo aplica para Kaká en Orlando, Gerrard en L.A. y los grandes nombres en el Bronx. Aún es demasiado temprano para sacar conclusiones sobre los posibles efectos que estos jugadores tendrán en sus respectivos equipos.

Pero cualquier cosa que signifique o no este fichaje en particular en la fascinante y actual evolución de la MLS, seamos lo suficientemente honestos para admitir una cosa: Didier Drogba jugando para cualquier equipo canadiense, a cualquier edad, es un panorama maravilloso.