temporada nfl

Los Texans aguantaron oficiales y láser en la Ciudad de México

Los Texans dejaron el Estadio Azteca después de perder ante los Raiders de Oakland, pero su molestia fue más allá del resultado.
22.11.16
When the calls don't go your way but the laser beams do. Photo by Kirby Lee-USA TODAY Sports

Los Texans de Houston jugaron futbol americano en una sede poco usual: el Estadio Azteca en la Ciudad de México (el último juego en el Coloso de Santa Úrsula sucedió en 2005). Dejaron el estadio con una derrota de 27-20 ante los Raiders de Oakland, y la raíz de su molestia no sólo fue por la derrota, sino por los árbitros incompetentes y los láser que apuntaron los fans a la cara de los jugadores.

Primero tuvimos la controversial decisión con respecto al wide receiver DeAndre Hopkins, cuando le fue declarado un out of bounds en lo que primero pareció ser una carrera de touchdown de 60 yardas. El entrenador de Bill O'Brien no pudo discutir la jugada porque los árbitros la marcaron de inmediato:

Publicidad

"Si quieres hablar sobre retos, regresemos a ese", dijo O'Brien. "¿Te pareció un out of bounds? Tenía la bandera pero me dijeron que no podía debatir la decisión".

Dean Blandino después publicó un video con la explicación, agregándole uno de los términos favoritos de la liga: "no definitivo".

Explanation on out of bounds play from earlier in game tonight — Dean Blandino (@DeanBlandino)November 22, 2016

El desastre más grande llegó en el último cuarto, mientras los árbitros marcaron una decisión que O'Brien debatió sin éxito.

"Pude haber debatido ambas decisiones", dijo O'Brien después. "No me quedaré aquí para que me multen. Apenas tengo tres años como entrenador. Pero con todas las cámaras y esas cosas, y aun así no podemos hacer nada, ¿verdad?".

Las dos decisiones fueron bastante atroces, pero los árbitros de la NFL siempre serán así. Esas cosas suceden, lo que no sucede a menudo es que los fans apunten lásers a la cara de los mariscales de campo. Bienvenido al Azteca, Brock Osweiler:

Biggest laser pointer I've ever seen on — Charles Robinson (@CharlesRobinson)November 22, 2016

El mariscal de campo de los Texans mencionó los lásers en su conferencia posterior al partido.

"Hubo un par de veces en los que me dio en los ojos. Y se notaba mucho".

"No quiero decir que es algo que marca la diferencia, pero de verdad, tener un láser apuntándote en los ojos definitivamente afecta cómo juegas".

Si te hace sentir mejor, Osweiler, no eres el primer atleta en sufrir la ira del láser en el Azteca:

Green Laser pointers are nothing new at Azteca — Renato Mazariegos (@RPMSports18)November 22, 2016

¿Fans actuando fuera de lugar? ¿Entrenadores intentando no recibir una sanción por atacar a los árbitros? ¿La NFL pareciendo incompetente al tratar con sus oficiales y controlando a los fans? Eso me suena como un juego de futbol normal.

[Houston Chronicle]