¿Te pueden detener por usar email encriptado?

Once anarquistas detenidos por la policía en Barcelona podrían haber sido arrestados en parte por usar Riseup.net un software de comunicación encriptado.

|
ene. 13 2015, 9:05am

Imagen: ​Eric Burniche/Flickr

Los once anarquistas detenidos por la policía a mediados de diciembre en Barcelona podrían haber sido arrestados en parte por usar un software de comunicación encriptado conocido como Riseup.net. A día de hoy, siete de ellos siguen a la espera de juicio y, además, los delitos de los que se les acusa aún no han sido comunicados de manera oficial.

Las primeras informaciones indicaban que los activistas podrían haber sido detenidos por participar en la destrucción de varios cajeros de la ciudad entre 2012 y 2013, pero este punto no ha podido ser confirmado porque el juez que instruye el caso se ha negado a hacer público el informe policial. Sin embargo, el juez Gómez Bermúdez declaró la semana pasada que los acusados "usaban correos con medidas de seguridad extremas, como RISEUP.net". También se les acusa de estar en posesión de un libro titulado "Contra la democracia" y de "disponer de una organización interna y estructuras burocráticas".

Riseup.net es un sistema de email seguro muy usado en los círculos activistas que está gestionado por un colectivo sin ánimo de lucro de Seattle. La página web Security in a Box, que pertenece a una ONG de defensa de los derechos humanos y que evalúa sistemas de seguridad personal en la red y de encriptación, explica que los gestores de este servicio "son defensores de la privacidad y la seguridad en internet dignos de toda confianza". Añade, sin embargo, que usar una dirección de correo electrónico de RiseUp puede llamar la atención de las autoridades, lo cual es, precisamente, el punto principal del debate: "Un servicio de email poco común puede despertar suspicacias infundadas. En según qué situaciones, puede resultar más conveniente pasar desapercibido usando un servicio de email de los más populares".

Ese es, precisamente, el problema. En este caso, da la sensación de que el motivo de las detenciones fue que los acusados usaban sistemas de correo electrónico y de protocolo de chat de alta seguridad, según explican miembros del colectivo RiseUp. Es posible que las autoridades españolas dispongan de pruebas de que los detenidos son culpables de algún delito o bien estaban planificando cometer alguno, pero, si disponen de esa información, de momento no la han hecho pública. En su lugar, de la actuación policial se deduce que el uso de canales de comunicación encriptados está implícitamente relacionado con actividades delictivas.

"Rechazamos esta criminalización kafkiana de los movimientos sociales, y la absurda y extrema implicación de que proteger tu propia privacidad en internet es equivalente a terrorismo", ha declarado el colectivo Riseup.net a raíz de las detenciones en una nota colgada en su blog.

"Riseup, como cualquier proveedor de correo, tiene la obligación de proteger la privacidad de sus usuarios. Muchas de las 'medidas de seguridad extremas' usadas por Riseup son buenas prácticas comunes para la seguridad online y son usadas a su vez por proveedores como Hotmail, Gmail o Facebook", añade el colectivo. "Sin embargo, a diferencia de estos proveedores, Riseup no está dispuesto a permitir puertas traseras ilegales o vender los datos de sus usuarios a terceras personas".

Josh Levy, director de Access, un grupo de defensa de las libertades civiles con sede en Nueva York, me comentó que a pesar de que no se sabe si los acusados están implicados en algún tipo de actividad ilegal, resulta preocupante que las autoridades relacionen directamente el uso de criptografía con la comisión de un delito.

"Independientemente de si estaban implicados en alguna clase de actividad delictiva o no, el servicio de correo electrónico que usaran no debería ser un factor que influyera en su detención", opina Levy. "Dado que son muchos los activistas de todo el mundo que utilizan este servicio de email en concreto, no resulta descabellado afirmar que lo que esto demuestra es que las autoridades vigilan mucho más de cerca a las personas que deciden usar un servicio de correo seguro".

No hay duda de que pronto se conocerán más detalles, pero de momento las autoridades españolas no han hecho ningún tipo de declaración pública. Mientras tanto, los abogados de los detenidos defienden su inocencia. Desgraciadamente, vista la opacidad que rodea todo el proceso, da la sensación de que utilizar servicios de internet seguros puede convertirlo a uno en objetivo de las autoridades.

Más VICE
Canales de VICE