FYI.

This story is over 5 years old.

Actualidad

Me censuraron por enseñar a utilizar un preservativo

La sexóloga Nayara Malnero ha visto cómo YouTube calificaba para mayores de 18 años un vídeo en el que aparece poniendo un condón a un plátano sonriente.
11.2.15

Hace un par de meses, pedimos a Nayara Malnero que nos hablara de libros pornográficos y otros asuntos menos literarios. Entonces descubrimos lo que lleva haciendo en internet desde hace tres años: vídeos didácticos sobre educación sexual y 'tutoriales' muy útiles y prácticos. Una labor de divulgación que ahora se ha topado con lo que ella califica censura por parte de Youtube.

Un vídeo en el que explica cómo utilizar un preservativo fue calificado como no apto para menores de 18 años cuando parece que por debajo de esta edad puede estar parte del público objetivo del documento. Esto fue en 2011. Dos años más tarde, decidió volver a la carga, y esta vez aparecía acompañada por un plátano sonriente que le servía como sustituto del pene de látex. Mismo resultado. Aunque los dos vídeos son un auténtico éxito, con casi 10 millones de visitas entre ambos.

Publicidad

Ahora ha decidido plantar cara a estas restricciones a través de una petición en Change.org. Su particular cruzada a comenzado y ella nos lo explica.

Vice: Cuéntanos, ¿cómo te enteras de la censura de los vídeos?

Nayara Malnero: Mi primera censura fue toda una anécdota, al despertar un día cualquiera vi como mi correo estaba hasta arriba de e-mails de asociaciones argentinas. Me preguntaban si era yo la persona que salía en los periódicos y me mostraban su apoyo. Un director de Instituto había sido expulsado 90 días de su puesto de trabajo por proyectar mi primer vídeo "Cómo colocar un preservativo". Hacía tan solo 3 meses que se permitía la educación sexual en las aulas, en esa en concreto tres niñas de 14 años estaban embarazadas y la comunidad eclesiástica de la zona contaba con un gran poder.

¿Qué explicaciones te dieron?

Youtube se puso en contacto conmigo para decirme que, si bien el vídeo parecía cumplir todas las condiciones legales, había recibido demasiadas denuncias y ellos entonces alegarían un "semidesnudo público" por el pene de plástico que utilizaba.

Cuéntanos la diferencia entre ambos. ¿Por qué uno fue censurado y otro no?

El segundo vídeo sobre cómo se coloca un preservativo trató de burlar esa condición utilizando un plátano simpático con una carita sonriente. Aquí no recibí notificación alguna, sencillamente un día descubrí que las visitas habían mermado y me dí cuenta de que estaba de nuevo censurado, solo para adultos.

Publicidad

¿Crees que hay algo en tus vídeos que era censurable? ¿Te arrepientes?

Todo lo contrario, tal y como manifestó el Ministerio de Educación argentino en su día, mi vídeo cumple con los mínimos educativos exigibles. Cumple una función social y vela por el derecho universal de la educación sexual. Es YouTube quien está violando derechos fundamentales en este caso. Grabaría mil vídeos más así, de hecho, mi canal ya cuenta con 150 vídeos, 42.000 suscriptores y 17 millones de visitas. ¿Será por algo?

¿Qué hiciste entonces?

Pedí explicaciones, me quejé en mi web, volví a grabar un vídeo mucho más profesional y aun así nada cambiaba. Así ha sido hasta mi última actuación, una campaña en Change.org que ya cuenta con 42.000 firmas, el apoyo que estoy recibiendo es enorme, vosotros también podéis aportar vuestro granito de arena sin ningún compromiso en Change.org.

Y la reacción entre la comunidad de sexólogos…

La reacción de la comunidad sexológica ha sido la misma que la mía, nos sentimos ofendidos por este tipo de vetos a nuestra profesión. Estoy muy agradecida por el gran apoyo y difusión por parte de mis compañeros. Yo también haría lo mismo por defenderles, debemos de estar todos a una frente al mismo objetivo.

Tienes bastantes seguidores, ¿qué te han dicho?

Mis seguidores han mostrado su enfado. Han apoyado mi petición, compartido en sus redes sociales… Y solo hace falta ver los comentarios que han dejado en mi vídeo en el que explico mi petición en Change.org.

¿Sigue habiendo tabúes en torno a la educación sexual de los adolescentes?

¿Cómo no va a haber tabúes y desinformación si la información rigurosa y científica es censurada? ¿Cómo no van a seguir asumiéndose riesgos sexuales si se sigue pensando que informar es lo mismo que animar? Estamos frente a un verdadero problema, como explico siempre "si nadie me informa de que al cruzar la calle puede atropellarme un coche seguiré dando los mismos paseos, pero las probabilidades de que me arrolle un coche son mucho mayores".