FYI.

This story is over 5 years old.

Noticias

El día más frío de los últimos 20 años en EU pudo haber sido causado por el hombre

Todo sigue siendo culpa del calentamiento global.

Chiberia, vía Edward Stojakovic/Flickr.

Gracias al fascinante vórtice polar, ayer se vivió el día más frío en Estados Unidos en los últimos 20 años. En Chicago, las temperaturas llegaron a los 26 grados centígrados bajo cero. En Nueva York la temperatura bajó casi 30 grados en cuestión de horas, para convertirse en el 7 de enero más frío desde 1896. Cuando salí a pedir un taxi, fue como si me apuñalaran un millón de pequeñas estalactitas furiosas.

Publicidad

Nuestras personalidades mediatizadas que no son capaces de llevar a cabo un buen pensamiento abstracto han usado el frío para descartar la existencia del calentamiento global: hace frío, lo contrario de calor, por ende, al carajo con la ciencia. Pero aquí les tengo algo: el frío intenso pudo haber sido causado por el calentamiento global. En algún lugar del mundo, la cabeza de Donald Trump está a punto de explotar.

La noción de que el cambio climático esté causando las heladas —el aire caliente es más húmedo, lo que causa más heladas— causa una pequeña contradicción de términos demasiado complejos para que muchos (personalidades mediáticas oportunistas) puedan entenderlas. Pero resulta que en este caso es el calentamiento de nuestro planeta lo que produce fríos más violentos en nuevos lugares.

Varios científicos proponen que un inusual vórtice polar pudo haber sido sacado de su hogar en el Ártico por el calentamiento del hielo polar. El vórtice es un remolino que va de oeste a este con vientos de más de 150 kilómetros por hora que usualmente se queda parado en algún punto sobre Canadá. Pero cuando los vientos se hacen menos fuertes, como Bryan Walsh señala en TIME, este sistema puede ser expulsado de su base.

¿Por qué? Andrei Kucharavy, un estudiante de doctorado en ciencias de la vida, publicó una explicación en Quora, para hacer notar que "el aire frío del Polo Norte está cayendo a territorios de Canadá y Estados Unidos, lo que causa bajas temperaturas en EU, pero un aumento de temperaturas en Europa/Noruega/Siberia, pero especialmente en el Polo Norte".

Publicidad

El efecto Coriolis, como lo llaman, generalmente atrapa al aire frío en un lugar. Así que algo lo tiene que empujar fuera de ahí, "una fuerza convectiva" que sube del agua caliente. Es como lo que ocurre con los huracanes.

¿Pero por qué ocurre este año?

“Por lo general, esta fuerza convectiva no existe en el Polo Norte, porque una enorme capa de hielo protege el aire frío del agua caliente para evitar la convección. Pero con el calentamiento global, esto se vuelve cada vez menos cierto. Esto fue particularmente falso este año: de acuerdo con la NASA, en el 2013 el Océano Ártico llegó a su sexta cifra más baja de hielo registrada. Si a esto se le suman las corrientes del Golfo que llevan agua caliente desde el ecuador, se forma una enorme célula de convección sobre el Ártico, lo que causa que el aire frío se caliente sobre el hielo (relativamente) delgado y tibio para empujar las masas de aire frío a regiones en donde ese calentamiento no ocurre, como Canadá, EU y Siberia”.

Kucharavy concluye que "el frío de enero de 2014 es una consecuencia directa del calentamiento global, debido en su mayoría a que la capa de hielo en el Polo Norte se está derritiendo". Dice que seguiremos viendo eventos causados por el calentamiento global. Ahora bien, él no es un científico del clima, pero los climatólogos están de acuerdo con la premisa general. Como Rick Grow para el Washinton Post:

“Las grandes olas atmosféricas se mueven desde la tropósfera —donde la mayoría de los sucesos climatológicos ocurren— hacia la estratósfera, que es la capa sobre la tropósfera. Estas olas, llamadas olas Rossby, transportan energía y movimiento de la tropósfera a la estratósfera. Esta transferencia de energía y movimiento genera una circulación en la estratósfera, que incluye aire que baja en las latitudes polares y aire que sube en las latitudes inferiores. El aire se calienta mientras baja. Si el aire estratosférico se calienta rápido en el Ártico, saca de balance esta circulación. Esto puede causar un mayor disturbio en el vórtice polar, estirándolo y, algunas veces, partiéndolo en dos”.

Vale la pena notar que mientras en EU hace un frío de los mil demonios, en cualquier otro lado hace más calor, como casi siempre ocurre. En todo el mundo, incluso en este momento, hace más calor del promedio. Esta es una nueva ciencia —después de todo, el Ártico no se ha estado derritiendo tanto tiempo desde que lo hemos estudiado— pero presagia un futuro oscuro. Bienvenido al valiente y extraño y nuevo mundo del planeta climáticamente cambiado; el peor frío que he sentido en toda mi vida pudo haber sido provocado por el hombre.