FYI.

This story is over 5 years old.

Cultura

Comic-con es realmente una machera

El Comic-Con de San Diego está repleto de nerds, pero los nerds son geniales.
30.7.14

Ilustración por EpicFaceFist. Fotos de Julia Prescott.

Cuando alguien ha tomado la decisión de llevarle la contraria a casi todo lo que se considera normal e interesante, el Comic-Con de San Diego a veces parece un blanco fácil. Está repleto, contaminado por vendedores corporativos muy agresivos, es costoso, falso y todo el mundo es muy raro. Esto es cierto, no puedo negarlo, pero el Comic-Con es genial.

La exclusividad mantiene lejos a la chusma                         

He estado yendo al SDCC por seis años consecutivos como profesional en algo. Dave Schilling está en lo cierto al señalar, en su cínica diatriba, contra todo lo que es divertido, que el proceso para obtener un pase general por parte de EPIC Registration es definitivamente complicado. Sin embargo este es un proceso necesario para mantener a los nerds casuales lejos de arruinarle el evento a los nerds de verdad.

Los pases profesionales son lo que buscamos, y la definición aceptada de lo que constituye o no lo profesional en el SDCC es bastante flexible. ¿Vino en disfraz?, eres un profesional. ¿Boceteas personajes y los pones en Instagram? profesional. ¿Tienes un blog?, ¿Canal de YouTube? Profesionales.

Es claramente una molestia tener que pasar entre aros para probar credibilidad y tener siquiera la oportunidad de comprar un pase. Pero piensa en esto, cuando un evento es tan sobrepoblado como este, es preciso separar a las personas que solo llegan porque está de moda. SDCC está lo suficientemente lleno sin un par de pendejos en scooters colándose en la fila y tomándose el espacio público porque oyeron que el elenco que The Bing Bang Theory iba a estar ahí.

Ni siquiera es tan costoso

SDCC es, en este punto, un evento industrial tal y como lo son el E3 (Electronic Entertainment Expo, un evento anual de videojuegos en Los Ángeles) o el CES (Consumer Electronic Show, una expo para que los geeks compren sus gadgets). Si tienes algún negocio en Comic-Con, en primer lugar, tú compañía está pagando por tus pases, hotel, viaje y entretenimiento, dándote libertad de gastar todo su dinero en comics de edición limitada, muñecos de vinilo y accesorios. Pero digamos que eres del tipo de persona que quiere gastar su propio dinero en Comic Con, de cualquier manera como se hagan los cálculos, es todavía más económico que los pases a Coachella, Burning Man y FYF. Los mismo DJs de EDM que ponen música en emisoras tocan para fiestas privadas en el Comic Con y los asistentes no tienen que sufrir toda esa manada de actos noventeros. Una victoria por ambos lados.

Es bueno para la economía

Cada uno de esos mutantes que acampan afuera del salón H para ver un rato a Nathan Fillion (Capitán Malcolm Reynolds) o Joss Whedon (el guionista de Buffy la casa vampiros), que a duras penas pueden estar parados por la fiesta que se metieron la noche anterior (a la que claramente no te invitaron), ponen dinero en tus bolsillos. Asumo que muchos de los lectores deben trabajar en algún tipo de campo creativo, porque sino estarían leyendo sobre Comic Con en "People", viendo un reporte en E! o algo así. Pero no. Te beneficias directamente de los tontos que pasan 24 horas en un calor húmedo y agotador solo para ser los primeros en ver el trailer de la tercera parte de El Hobbit, 15 minutos antes de que el resto del mundo lo vea en YouTube. Esas son las razones por las que uno tiene trabajo como escritor, director creativo y diseñador gráfico y lo otro que sea que hagas. No te desesperes por el entusiasmo del campista urbano, porque ellos te seguirán dando empleo y estarás demasiado ocupado para considerar algo tan estúpido como acampar afuera del salón H.

San Diego es mejor que Las Vegas

San Diego es muy pequeña para alojar tanta gente, nadie está en contra de eso. Pero consideremos la alternativa. Las Vegas es el único lugar que sí es lo suficientemente grande, pero apesta, está lleno de presumidos en bares y restaurantes y todos los restaurantes son buffets, está en medio del puto desierto y solamente existe para exprimir a los turistas y solteros con vainas de mal gusto.

San Diego es soleado y templado, aparte hay docenas de restaurantes excelentes apenas caminando desde el centro de convenciones. Además, multiplicar las personas en el centro por cinco equivale a producir, para los negocios en el centro, cinco veces más dinero. Así que mover la convención de San Diego literalmente quitaría trabajos de gente decente y trabajadora, y se los daría a cualquier irresponsable dispuesto a vivir y trabajar en Las Vegas.

Hay sexo en todas partes

No creo que el cosplay no sea, en algún nivel, una cosa sexual. Hay quien lo admite, sí. Pero por alguna razón, los cosplays de superhéroes y videojuegos hacen creer que vestirse de Vampirella o Weapon X Wolverine, y correr por ahí en ropa interior y cinta para los pezones no es sexy. Pero pregúntense esto: ¿Cuál es la festividad más excitante de todo el año?, la respuesta obvia es Halloween. Para la gente del cosplay, Halloween es todo el año, y SDCC es como un clímax de cinco días cargado sexualmente, lleno de látex,  ebriedad, capas, sables de luz, corsés y body painting.

Además, una alarmante mayoría de nerds están metidos en crossfit, así que todo el mundo luce bien y quieren que notes su trabajo duro en el gimnasio así como en la máquina de coser. Solo en Tinder, por supuesto, ellos no pueden dejar que sus identidades secretas sean conocidas por el público general.

Pero más importante…

Comic Con es el epicentro vivo de un cambio cultural que puede validar el hecho de no crecer, quedarse con las figuras de acción, no leer cosas de eventos mundiales, ser políticamente activo, etc. Es un lugar para ser un niño por siempre, así que nos toca enfrentar los horrores de la adultez. Comic Con recompensa financieramente ser un experto en Doctor Who y Guardians of the Galaxy, también da una bebida gratis en cada esquina. Finalmente se levanta al lado tuyo en cualquier habitación de hotel, con guayabo, vistiendo solamente pintura facial y manos de Hulk, para luego mandarlo a uno a la casa y a la realidad como si nada hubiera pasado. ¿Suena eso como algo que vale la pena realmente?