FYI.

This story is over 5 years old.

Hijo de la ira

La Golden, el Santo Grial de la mariguana

Su rastro en la cultura popular y mañas de alquimista para obtenerla.
25.3.16

Uno de los principales atractivos de Acapulco es también su más grande misterio. No está en ningún folleto, no aparece en ningún anuncio. No lo verás en un solo comercial de televisión, radio o internet. Sin embargo, medio mundo la menciona (aunque más de medio mundo no sabe qué es exactamente), multitudes la ansían y pocos saben que hasta podría ser más famosa que La Quebrada.

Me refiero a la mariguana Acapulco gold.

Publicidad

He fumado yerba desde los 15 años. He probado de muchísimos tipos, en una gran variedad de formas y nunca he conseguido la Acapulco gold. Tampoco conozco a un fumador que la haya calado. Estamos ante algo así como el Santo Grial de la cultura pacheca.

A pesar de eso, el mito de la Golden (como también se le llama entre las charlas macizas) existe: se le considera una variedad autóctona (que durante los años sesenta fue llevada y mezclada en otros criaderos) de la cannabis sativa, caracterizada por un ligero color marrón en las puntas de sus hojas. Se le atribuye una potencia interestelar, sabor manso y aroma flexible. Actualmente es imposible conseguirla en México. Los distribuidores que aseguran poseerla están en Estados Unidos y Europa.

En un boletín de 1965, el Diccionario de Inglés Oxford menciona una utilización de la expresión Acapulco gold, para referirse a una especie de mois que sólo crecía en esta zona del estado. Esta publicación lingüística aclara que el adjetivo "gold" describe el "tono dorado de las hojas en la planta". Incluso considera que "Acapulco" por sí mismo puede ser utilizado como un sinónimo de mariguana.

***

La década de los cincuenta fue la época dorada de Acapulco. Su mezcla de sol, playa y naturaleza exuberante, lo puso de moda entre los millonarios y estrellas de Hollywood. Elizabeth Taylor, Frank Sinatra, John Wayne, Eddie Fisher, Orson Welles, Marilyn Monroe, John F. Kennedy y Brigitte Bardot eran asiduos visitantes.

Con esta gente llegaron los empresarios y con ellos, las carretadas de gente que convirtieron este "confín remoto y salvajemente hermoso" —como lo definiera D. H. Lawrence— en el basurero que es hoy.

Publicidad

A Acapulco llegan infinidad de especies de mariguana, casi tantas como el número de clientes que arriban con la esperanza de encontrar el churro de sus vidas. Pero desde la clandestinidad es difícil hacer un registro sobre la coloración, textura y por supuesto, de la potencia. He conocido gente que durante algunos meses vendió mariguana fabulosa, pero a la siguiente remesa, casi se la aventamos en la cara de lo mala que era. Es el precio de la ilegalidad, pero también, del descontrol que existe en ese mercado.

Fumar no es muy distinto a cualquier actividad recreativa como leer, viajar o correr. Al respecto, el astrónomo Carl Sagan dijo: "La ilegalidad de la mariguana es horrible, un impedimento a la completa utilización de una droga que ayuda a producir la serenidad y revelación, sensibilidad y camaradería que necesitamos tan desesperadamente en este mundo cada vez más loco y peligroso". La mariguana es como un deporte mental. Una intensa carrera de pensamientos, sueños, ideas y risas.

Me gusta fumar por las noches. Sentir como el humo araña mis pulmones en un fallido intento por escapar. Poner en marcha La máquina del tiempo, como la describiera Rodrigo González. En su libro Los paraísos artificiales, Baudelaire describió sobre los efectos de la mostaza: "se apodera de mí cierta hilaridad absurda e irresistible". A su vez, Stephen Hawking sentenció: "Un churro al día mantiene al médico lejos".

Publicidad

Me gusta acompañar el toque con un vaso de leche fría. El calcio y el magnesio de la lactosa ayudan al funcionamiento del sistema nervioso central, por tanto, clarifica las sensaciones. Me gusta ver películas totalmente empastelado. Es como verlas al revés.

***

Detrás de las postales, de la belleza que suelen vender los turisteros, de la puesta del sol promovida hasta la náusea y de la avenida Costera, pervive una ciudad mal planeada y sucia. Hasta el observador menos experimentado notará que la falta de servicios básicos irá en aumento, conforme se aleje de la playa. Entre más lejos esté del mar, más apremiantes serán las necesidades de alumbrado público, agua, seguridad pública, recolección de basura, escuelas, calles o drenaje. Uno solo o todos juntos.

La moneda diaria es el contraste. Aquí hay mansiones cuyo costo no lo juntarían diez generaciones de un mexicano común, pero en contraparte, en Acapulco es la ciudad con más población en extrema pobreza de todo el país.

De acuerdo con datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política Social (Coneval), que provienen del censo 2005 y que son las últimas actualizaciones sobre pobreza a nivel municipal, en el caso de vivienda, a los acapulqueños en situación de pobreza les falta un sesenta por ciento para que tengan los niveles mínimos de vivienda digna. Viven en hacinamiento y en sus casas las paredes y los techos están hechos con materiales de desperdicio.

Publicidad

Además, de los 789 mil habitantes, 197 mil carecen de recursos suficientes para acceder a los alimentos, es decir: en la ciudad del ceviche y caldo de camarón, uno de cada cuatro no tiene dinero para comer.

Por si eso fuera poco, Acapulco ocupa el tercer lugar de las cincuenta ciudades más peligrosas del mundo. Tal vez por eso resulta relativamente sencillo conseguir mariguana. En 2008, la Policía Federal calculó unos seis mil expendios de droga sólo en el puerto. Un negocio de ese tamaño sólo es posible con un buen proveedor. Y en Guerrero, en 73 de los 81 municipios de Guerrero se siembra yerba. Por cada metro cuadrado de mariguana se obtienen unos mil 500 pesos de ganancia. Nada mal cuando la barriga está vacía.

***

Durante interminables conversaciones con amigos fumadores, hemos coincidido en que la Golden no existe. Algunos sustentan su hipótesis en el uso indiscriminado de químicos para su cultivo, en el calentamiento global, en la mezcla de especies y sobre todo, en su creciente demanda.

Por tanto, la Golden resulta tan frecuente como los buenos gobiernos, sean del partido que sean. Ahora mal, el narcotráfico, como todo negocio ilícito, evade también toda norma de sanidad y calidad. De modo que es muy común encontrar tierra, varas o hasta orégano en el guato adquirido, con tal de ganar peso y pesos. Eso sin contar el poco cuidado de la planta, su insalubre tratamiento y traslado, así como la envoltura, que a veces no suele pasar de un envoltorio de papel periódico.

Publicidad

No obstante, la fama de la Golden está ahí. En una versión en vivo del tema Over the Hills and far Away, Robert Plant la menciona. En el álbum Valentine (1974), el británico Roy Harper incluyó una canción titulada "Acapulco Gold". Asimismo, en el corte A Passage to Bangkok, la banda de rock alternativo Rush evoca "las noches de Acapulco Gold". Quicksilver Messenger Service, banda de culto de la psicodelia de los sesenta, en su álbum Lost Gold and Silver, incluyen un tema llamado "Acapulco Gold & Silver". Bourbon Family, grabaron en 1971 un pegajoso tema llamado "Acapulco Gold". El recién fallecido Gustavo Cerati, en su tema "Planta", también se refiere a ella: "Sabia savia por mi cuerpo/ como oro de Acapulco". En el plano nacional, los tamaulipecos del Grupo Ciruela, unos tipos que tocaban rock progresivo y que casi nadie conoce, grabaron un disco llamado Regreso al origen, en el cual incluyen un corte llamado "Acapulco dorado". Lost Acapulco tienen una memorable canción llamada así: "Acapulco Golden". En la cultura reggae, decenas de bandas la citan. Incluso, actualmente, existe una banda de dub llamada La Golden Acapulco, la cual, extrañamente, no es acapulqueña, sino oriunda de la hermana y lejana república de Chile.

Por el lado literario la cosa no es menor, Acapulco Gold es una novela casi de culto, escrita por Edwin Corley, que gira en torno a una posible marca de cigarrillos de mariguana. Acapulco Golden, también es el poemario con el que poeta tabasqueño Jeremías Marquines obtuvo en 2012 el Premio Nacional de Poesía Aguascalientes. En Se está haciendo tarde (final en laguna), José Agustín menciona a esta yerba hasta mitificarla. En Los detectives salvajes, de Roberto Bolaño, los personajes Arturo Belano y Ulises Lima venden mariguana Acapulco Gold en la ciudad de México.

Publicidad

***

Alexander von Humboldt apuntó que en Acapulco la temperatura media anual es de 26.8 grados. Francisco Tario, a su vez, explica: "puede usted desnudarse cómodamente en la primera madrugada del primer día de año, acomodarse inefablemente a la sombra de una ceiba y permanecer allí, sin estornudos, hasta la primera madrugada del siguiente año".

Es el clima idóneo para cultivar mariguana. En condiciones óptimas y un meticuloso cuidado, la Golden debería estar hasta en las jardineras públicas. Pero no aparece por ningún lado.

Algunas recetas para "fabricar" Golden me parecen una broma: unos afirman que basta con curar la yerba con 7up (sí, el refresco); otros juran que el proceso se lleva a cabo con orines matinales. Algunos, los más sensatos, recomiendan comprar por internet semilla certificada y elaborada en Canadá, cultivarla en casa; dependiendo su sexo, conseguir la planta macho (tal vez, comprada en Holanda), para luego cruzarlas y quizá, obtener Golden.

En Acapulco le he comprado mariguana a ancianos, mujeres, niños, empleados de gobierno y gays. La he adquirido en la playa, en la Costera, dentro de un centro comercial, en una casa vigilada por gente armada y a taxistas. Los usos son múltiples: fiestas, remedios, insomnio, depresión, cáncer, reumas, reflexión y así hasta el infinito. Pero jamás he visto la Golden. Posiblemente sea un mito, una utopía o una obsesión. Para Acapulco da lo mismo: exista o no, de cualquier modo seguirá siendo un buen motivo para venir a buscar oro en Acapulco.

Sigue a Paul Medrado en Twitter:

@balapodrida