Fotos

Así viven algunos colombianos que volvieron deportados de Venezuela el año pasado

Viven de la caridad, en carpas prestadas, amontonados al lado del canal Bogotá, en Cúcuta, que además usan como baño. Así es la vida a la intemperie de los colombianos retornados de Venezuela que no han sido reubicados.
12.3.16

El 21 de agosto de 2015 el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, decretó el cierre de la frontera con Colombia, ordenando, a su vez, que miles de colombianos fueran deportados desde allá. La intención de Maduro ––eso decía, al menos–– era acabar con "los mil demonios" que llegaban a Venezuela desde Colombia, refiriéndose a grupos paramilitares y contrabandistas. Por el contrario, como vimos en muchos de los testimonios que la prensa recopiló, la mayoría de los deportados eran víctimas de la violencia colombiana: personas que se habían fugado de aquí para allá.

Publicidad

Según cifras de la Cancillería colombiana, el total de daminificados ––registrados a partir del 8 de septiembre del año pasado–– alcanzó un total de 17.027 personas. El país quedó conmovido. El gobierno, por su parte, comprometido a darles un subsidio de arrendamiento de 250.000 mil pesos durante tres meses, mientras iban siendo reubicados en sus ciudades de origen.

Algunos fueron hospedados en hoteles, otros en carpas que hicieron las veces de albergues temporales. Diecisiete entidades del Estado se apersonaron del tema. Para enero de este año, ya se había solucionado la situación de la mayoría, y las ayudas fueron suspendidas. Pero no todos lo lograron.

El pasado mes de febrero, el fotógrafo César Cesilio se fue a Cúcuta y encontró 18 familias que todavía están viviendo en carpas, amontonados al lado del canal Bogotá, una de las zonas más peligrosas de Cúcuta.

Por ahora, viven de la caridad y de trabajos precarios, como la recolección de chatarra y las ventas en los semáforos. La vida no es fácil cuando se vive en una carpa y mucho menos cuando se carga con el prejuicio de haber sido retornados o deportados de Venezuela. Muchos de los que hoy están de vuelta en Colombia habían salido, en un principio, desplazados por los paramilitares, y volvieron otra vez desplazados.

Para saber un poco del porvenir de estos campistas obligados intentamos comunicarnos con la Cancillería, Gestión de Riesgo, Migración Colombia, Protección Social y otra institución más, pero ninguno respondió a nuestros llamados.

Publicidad

Acá van las fotos.

Todas las fotos de César Cesilio.