THC_@pacobullicio_1920x1080px
@pacobuullicio
Drogas

El CBD: magia atrapada entre mercado, tabú y jurisprudencia

Lo utilizan las Kardashians y la gente del común para aliviar dolores musculares y también los menstruales; sin embargo, más allá de la evidencia pop y científica el CBD sigue estando en el limbo.
15.4.21

Desde hace un par de años numerosas marcas de cosmética, firmas orientadas a la salud e incluso la industria de la moda han comenzado a utilizar un mismo ingrediente o como algunos lo llaman “el activo del futuro”: CBD o cannabidiol.

En el sector de la cosmética, por ejemplo, están usando el cáñamo –  una variedad de Cannabis sativa– que contiene poca concentración de tetrahydrocannabinol (THC), la sustancia que produce el famoso “colocón”, y que en cambio puede ser rica en CBD, un compuesto que permite nutrir con propiedades medicinales diversos productos.

Publicidad

 En palabras de la OMS, la eficacia del CBD está demostrada en tratamientos para la epilepsia y en pruebas preliminares clínicas que pueden ayudar en el alzhéimer, cáncer, psicosis, párkinson y juega un papel importante como neuroprotector, ansiolítico y antiinflamatorio.

 En la industria de la belleza está introducido como un compuesto más y según Carmen, periodista de belleza y moda, “el CBD contiene 14 veces más ácidos grasos que el aceite de coco”. Los ácidos grasos ofrecen beneficios para la piel o el cabello como puede ser la construcción de células de la piel, fortalece las capas del pelo o la reducción de los daños producidos por rayos UV en la piel.

Carmen afirma que es una fiel consumidora de productos con CBD. “Yo pensaba que nunca compraría nada con este compuesto por tabú, pero al descubrir la luz que me aporta en la piel y en el cabello, estoy explorando un nuevo mundo”, especifica.

Otras mujeres están comprando productos de CBD para aliviar sus dolores durante la regla. En Canadá o Estados Unidos ya tienen incluido, en su rutina diaria, el CBD para eliminar y en algunos casos reducir de una manera natural los síntomas de la menstruación.

“Cuando empecé a escuchar que el CBD me podía ayudar con mis dolores menstruales, tenía sentimientos en contra porque no sabía qué efectos podría tener”, afirma Lucia de 22 años y me cuenta que tuvo que acudir a muchos expertos para conocer mejor cómo tenía que usarlo y qué beneficios tendría, “desde que uso un aceite con CBD, ya no tengo dolores musculares, puedo dormir bien y no tengo que sufrir los pinchazos cada mes. Antes no me podía levantar de la cama”, sentencia.

Publicidad

Al igual que Lucia, Ana de 37 años, farmacéutica y experta en endometriosis, ya no usa Ibuprofeno y siempre que va alguien a su farmacia, aconseja el uso de CBD. Y la recomendación no es descabellada cuando según estudios realizados por el Centro Nacional para la Información Biotecnológica de Estados Unidos el CBD “ayuda a regular el sistema endocrino, no afecta a las hormonas, además ayuda a la liberación del cortisol y deja que la anandamida (compuesto químico que ejerce un efecto de relajación en el cuerpo) se descomponga rápidamente”.

“desde que uso un aceite con CBD, ya no tengo dolores musculares, puedo dormir bien y no tengo que sufrir los pinchazos cada mes. Antes no me podía levantar de la cama”,

Los miedos o tabúes, como que el CBD puede generar pérdida de memoria y problemas respiratorios están relacionados con la marihuana y con la falta de distinción entre esta, el cáñamo y las distintas concentraciones de THC que pueden tener diversas variedades de Cannabis sativa; sin embargo, dichas percepciones se han ido transformado no tanto gracias a los estudios científicos, sino a la influencia de entes más pop como las redes sociales, y al uso de estos productos por famosas como las hermanas Kardashian. El actor Tom Hanks afirmó que usa CBD para aliviar la ansiedad, Jennifer Aniston contó que se siente más proactiva en su día a día al utilizarlo y Olivia Wilde usa una crema corporal a base de CBD para aliviar el dolor muscular.

 Sin embargo, cabe preguntar si esta popularización ¿permitirán la apertura del debate de la legalización de la marihuana? 

Publicidad

El capitalismo tiene sus propios argumentos a favor: según el estudio de Brightfield Group, una consultora de data especialista en la industria cannábica, el mercado europeo del CBD crecerá en poco tiempo. En el 2018 este estudio estimó el valor del mercado en 287 millones de euros y espera que en el 2023 su crecimiento sea del 400%.

Por su parte, el informe anual The State of Legal Cannabis Markets determinó que el mercado total de cannabinoides aumentó en todas sus ventas; productos derivados de la marihuana rica en cannabidiol o CBD; y los productos farmacéuticos a base de CBD aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos.  

Manuel Guzmán, catedrático de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad Complutense de Madrid, lleva más de dos décadas investigando sobre cannabinoides. Una de sus principales cuestiones es el “por qué en países como Canadá o Alemania, han decidido regular el uso terapéutico del cannabis teniendo evidencias científicas, y en España, en cambio, entienden que no las hay”.

 Guzmán tiene en claro que en “ España no vale la evidencia internacional, pero los ensayos clínicos que se hacen aquí sirven para todo mundo”¨. El informe realizado por el Ministerio de Sanidad de Canadá y la Academia Nacional de Ciencias en EEUU en 2018 confirmó que, “¨El cannabinoides es efectivo en el tratamiento crónico en adultos y hay mejoras en los síntomas de espasticidad muscular de la esclerosis múltiple”.

Publicidad

 Elena consumidora de productos con CBD tanto de cosmética, aceites  ingeridos para la relajación o pomadas para dolores musculares me argumenta en relación a la cuestión de la legalización que “la popularización del CBD puede ser una de las maneras de introducir los beneficios de este compuesto para gestionar su legalización”.

“ España no vale la evidencia internacional, pero los ensayos clínicos que se hacen aquí sirven para todo mundo”

En España, el CBD no está registrado como un complemento alimenticio, tal y como está establecido en la ley española. “La EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria) informó a todos los países miembros de la Unión Europea de la inmovilización de todos los productos calificados como suplementos alimentarios que contengan CBD”, especifica José Luis Parra, abogado de THC Abogados, grupo de abogados expertos en cannabis ubicados en Madrid.

“Hay que tener claro que el CBD no es ilegal, pero no se puede vender para el consumo humano”, enfatiza Parra y aclara que por ese motivo estamos viendo en los medios de comunicación “tantos anuncios sobre productos con CBD, eso sí, todos son para el cabello o son aceites. No hay nada para el consumo humano”.

Jesús Duarte, integrante del equipo Sativida, empresa fundada en 2018 cuyos fines es la distribución de complementos con Cannabidiol, explica que “los clientes están teniendo menos tabús, pero es verdad que todavía hay mucha gente que no confía en los productos de CBD”. Sativida ofrece aceites de CBD orientado para la diabetes o el cáncer de mama. Duarte argumenta que los clientes buscan alternativas al cannabis medicinal, “en mi experiencia puedo comentar que el interés por el CBD está creciendo día a día y son cada vez más, las personas que lo prueban”.

Publicidad

La principal diferencia entre el cáñamo y la marihuana proviene del ¨Cannabis Sativa¨, describe Hana Gabrielová, miembro activo de ONG Konopa (organización para educar al público y a los profesionales en el uso del cáñamo) e investigadora en el Instituto Internacional de Cannabis y Cannabinoides (ICCI).

“Hay que tener claro que el CBD no es ilegal, pero no se puede vender para el consumo humano”

En palabras de Gabrielová “las diferencias que se encuentran están situadas en el terreno legal. La lista de variedades de cáñamo europeas aprobadas “no ascienden a más de 50. Ninguna contiene ni una cepa cultivada para CBD“.

Por su parte María de 63 años usa CBD : “Uso un aceite con CBD para mis problemas de ansiedad causados por la pandemia y el confinamiento”, “lo estoy recomendando a muchas amigas. Este virus nos da terror, no podemos hacer nuestra vida y hasta que nos llamen para la vacuna, tenemos que seguir haciendo nuestras rutinas y ser felices”.

Durante el confinamiento el Observatorio Español de las Drogas y las Adicciones llegó a la conclusión, después de varias investigaciones, que el 71,9% de los consumidores de sustancias ilegales han cesado o reducido en su consumo, y solo un 11% aumentó su frecuencia. La única sustancia que se mantiene es el consumo de cannabis y en algunos casos, ha aumentado

“Creo que independientemente del consumo propio, de la marihuana, se debería legalizar para acabar con el narcotráfico relacionado, la planta en sí tiene muchas propiedades que aún no se conocen abiertamente por el estigma asociado a la droga”, opina Elena, usuaria, al igual que Carmen, de aceites con CBD concentrado;  “sería un paso, pero es necesaria una mayor redacción de artículos o estudios sobre los beneficios del CBD, debido a que está más extendido y normalizado en España que se trata ‘drogas’”.

Duarte, por su parte, reclama que no hay una buena información “no existe la suficiente y la que se puede encontrar como consumidor no tiene una garantía de veracidad ya que por Internet se pueden encontrar muchas cosas, pero no están respaldadas por estudios o investigaciones certificadas”.

A la pregunta de la legalización de la marihuana, Duarte piensa que por el momento “no se está planteando la legalización de la marihuana con uso recreativo con altas concentraciones de THC, debido a que no son válidos en España los ensayos clínicos que se han realizado. En un futuro podría ser”.

Tenía mucha curiosidad de saber qué pensaba María sobre la legalización y me contestó “ me parece una idea estupenda, aunque fuera solo el debate”, y acentúa que lo más importante es conocer los motivos de esa legalización y saber que el CBD está ayudando mucho a gente con problemas de depresión como es su caso. “Tenemos que abrir la mente” finaliza.